Agro > LOMBRICULTURA

Lombrices: un tractor muy eficaz

Especialistas en humus, las lombrices rojas son obreras ideales para aprovechar los desechos domésticos 

Fernando Muñoz, se dedicó a la cría de lombrices rojas californianas hace siete años.

Tiempo de lectura: -'

10 de mayo de 2020 a las 05:00

En tiempos de confinamiento en Uruguay, cuando la gente permanece más dentro de sus casas por la presencia del covid-19, se ha visto un crecimiento en el interés por la lombricultura. Las lombrices rojas californianas han cobrado un protagonismo singular, dado que son económicas y prestan una gran contribución a la gestión de residuos y, por ende, a la preservación del medio ambiente.

Estas lombrices son especialistas en elaborar grandes cantidades de humus alimentándose con residuos orgánicos.

Hace siete años Fernando Muñoz dejó de dar clases de francés en la UTU para jubilarse y dedicarse a su jardín. Sin embargo, dado los suelos arenosos de Salinas –donde vive– era difícil que las plantas crecieran de la manera en la que él quería, por lo que investigó sobre las lombrices rojas.

Al tiempo se compró sus primeras 500 lombrices y comenzó a experimentar con ellas. Al cabo de cinco meses, abrió la cajonera –o lombricompostera– y descubrió que se habían reproducido de forma exponencial.

Esta caja es el pie o núcleo: se venden 250 lombrices por $ 350.

Por eso, el 24 de marzo de 2015 comenzó a venderlas por Mercado Libre. Hoy lleva comercializadas 306 mil, una cifra muy por encima de su primera expectativa, que era de solo 22 mil. El promedio mensual de ventas es de 15 mil lombrices, informó.

“Empecé haciendo humus en mi casa. Me funcionaron mejor las plantas, crecieron flores y salieron frutillas. Era todo chiquito, para jugar. Luego a la gente le gustó y me compró lombrices”, dijo.

Con el tiempo creó LombriPlus, una empresa familiar  con marca registrada dedicada a la cría de lombrices californianas  y a la obtención de fertilizantes naturales, mediante la mineralización de materia orgánica, utilizando lombrices. A partir de allí comenzó a jugar en grande.

Contó 1.000 en tres horas

El mayor pedido que tuvo fue de 22 mil lombrices que le vendió al dueño de Buquebus, Juan Carlos López Mena, para su huerta orgánica. Por cuestiones personales, Muñoz cuenta una por una las lombrices que le compran. Y su récord es contar 1.000 lombrices en tres horas.

La empresa vende el pie o núcleo que son 250 lombrices rojas. Las mismas son Epigeas, es decir, descomponedoras y detritívoras. Tienen un alto índice de reproducción y transforman el 90% de sus desechos orgánicos. La caja con esas lombrices tiene un costo de $ 350.

Luego ofrece el humus, un fertilizante 100% natural apto para todos los cultivos, con un alto contenido de macro y micro de nutrientes. El mismo es analizado por el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) y cuesta $ 120 por kilo.

También se dedica a elaborar humus líquido o lo que llama té de lombriz. Es un fertilizante líquido creado a base del humus de lombriz, también analizado por INIA. Tiene un precio de $ 290 por litro.

Estas spn las lombricomposteras en donde Fernando Muñoz cría a sus lombrices.

No se enferman

Según lo informado a El Observador por la bióloga Gabriella Jorge, las lombrices son sanitizadoras naturales, es decir, no contraen ni transmiten enfermedades. 

Si bien son popularmente conocidas como lombrices californianas, la especie proviene de Europa, aunque fue en California (Estados Unidos) donde se redescubrió su potencial para crear humus. Por eso, indicó Jorge, lleva el nombre de lombriz roja o lombriz de compost.

También dijo que los desechos domiciliarios son transformados en humus (es la materia fecal de la lombriz), “el fertilizante natural por excelencia”. Ese abono ayuda a la tierra desde el punto de vista físico, químico y biológico, pudiendo reemplazar a cualquier otro abono.

Son muy glotonas

Esta lombriz también se transforma en una gran regeneradora para reciclar los desechos de la casa. Les encanta comer y lo hacen todo el día, pero no comen cualquier cosa, solo lo que está  biodegradado, desechos que no han sido procesados. No se pueden utilizar las sobras del plato, porque no comen aceite, vinagre ni sal, por ejemplo. Los productos ácidos le hacen mal, como la cebolla, el ajo, los cítricos y tampoco pueden comer grasas.

Y hay que tener cuidado: “La lombriz es glotona. Se empacha, lo que se llama golpe proteico y revienta”, comentó Muñoz. 

La lombriz roja, es una especie hermafrodita insuficiente, esto quiere decir que posee ambos sexos, pero tiene la necesidad de aparearse. Lo hace cada cuatro días y pone una cápsula con huevos denominada cocón. Así es que en tres meses se duplica la población.

Viven cerca de cuatro años y su proceso productivo, que dura 90 días, es muy simple. Las lombrices rojas comen, trituran y digieren los residuos orgánicos hasta transformarlos en humus.

Equipo familiar: Fernando Muñoz junto a hija y yerno.

Estos ejemplares habitan en los primeros 50 centímetros del suelo y son muy susceptibles a cambios climáticos. Tienen un mecanismo de defensa natural, no le gusta enterrarse y no hacen galerías. “Es como un tractorcito: va comiendo hacia adelante. Hace sus necesidades, pone los cocones y se va”, dijo Muñoz.

En Uruguay hay 19 clases de lombrices reconocidas, pero en el mundo son cerca de 5.000. Hay algunas que hacen galerías verticales, otras horizontales y otras viven sobre la tierra y se alimentan de residuos orgánicos. Dentro de estas están las lombrices rojas productoras de humus.

Por último, Muñoz informó que se está por crear la Asociación de Lombricultores del Uruguay (ALU), como gremial de la Asociación Rural del Uruguay. Contará, en principio, con unos 50 integrantes. La institución va a tener fines relacionados con la producción, la asociación y lo científico. 

 
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...