Nacional > Campamento en Punta Espinillo

Los detalles caso Andrés Pereira que llevaron a la cárcel a cuatro personas

Después de tres años encontraron los restos del joven

Tiempo de lectura: -'

02 de agosto de 2017 a las 18:13

Hace menos de una semana cuatro personas fueron procesadas con prisión por la muerte de Andrés Pereira, un joven de 16 años que participó de un campamento organizado por el Nuevo Partido Comunista en febrero de 2014 y estuvo desaparecido durante tres años. Según la jueza del caso, María Noel Odriozola, los hechos ocurrieron el día que debían volver de la actividad en Punta Espinillo.

Todos "se disponían a desarmar carpas y guardar cada una de sus pertenencias para el regreso" cuando un joven advirtió "que le faltaba el dinero que tenía para pagar el camión" que los buscaría para volver a sus casas, indica el auto de procesamiento.

Al enterarse de lo sucedido, Marcelo Sánchez, uno de los organizadores del campamento y el secretario del partido, solicitó "revisar las mochilas" por lo que Andrés Pereira se ofuscó y se fue "corriendo". Enseguida, el organizador y otro compañero empanzaron a perseguirlo.

Según indicó un testigo citado en el fallo judicial, Pereira tomó distancia, tomó su mochila, sacó algo que lo metió en su canguro. "Él apretaba la mochila, abre un cierre de la mochila y mete algo en el bolsillo del canguro, un compañero me dice 'ahí está la lata' y lo reafirmó la disparada tremenda que se pegó", indica el relato del testigo incluido en el fallo.

Un concesionario del parador que estaba en el lugar dijo que "en el trayecto antes de llegar a los baños el organizador del campamento le pegó "un golpe atrás de la cabeza" y enseguida llegaron al lugar otros participantes del encuentro.

Un joven, que fue procesado con prisión por violencia privada, se acercó a Pereira. También le sacó la plata. "Andrés me llevaba como 10 o 15 metros cuando hace un repecho donde había un tronco, él mete la mano en el bolso y como pensé que iba a sacar un cuchillo me asusté y le tiré una piña, la idea era pegarle en la cara pero al final no alcancé", dijo el individuo.

"Casi de forma inmediata que ellos salieran detrás de Andrés" y "le pegaron por todos lados", explicó otro de los testigos del caso.

Otra testigo que estaba en el campamento con su familia afirmó que comenzaron "a pegarle piñazos, patadas", que "el chico se cae o se tira para que no le peguen más y aun en el suelo le siguen pegando y pateando". "Yo tuve la sensación que lo iban a matar y es por eso que llamé al 911", dijo.

Por otra parte, una funcionaria policial que se encontraba cumpliendo servicio 222 en el camping fue notificada por el guardaparque "que se había armado una pelea" y se le pidió que llamara a la seccional 20.

Entre tanto, la mujer entró al baño y vio "a un menor que decía que lo culpaban de rastrillar pero que él no había tocado nada". Según el auto de procesamiento, la funcionaria dijo que solo le vio un "raspón debajo del ojo izquierdo" y que le pidió que esperara para corroborar las lesiones. Sin embargo, Pereira "hizo caso omiso" y se fue hacia el camino Tropero.

Entonces, la mujer avisó al chofer del ómnibus que estaba esperando a los pasajeros a la salida del camping que no debía subir a Pereira porque hubo un problema y "lo venía a buscar la policía de la seccional 20".

Al ver que el joven no aparecía, los organizadores de la actividad enviaron a dos personas para que fueran a entregarle la plata y que subiera al ómnibus, pero no lo encontraron.

Un hombre, que debía cuidar a Pereira a pedido de sus padres, no pudo permanecer todo el tiempo en el campamento, pero recibió una llamada ese domingo en el que le comunicaron que "había habido un problema con Andrés ya que este había hurtado un dinero y había insultado a la gente por lo que no lo iban a llevar en el ómnibus". También le pidieron que le avisara a la madre del joven.

Más tarde le comentaron que hubo "una situación de forcejeo y que el dinero se había caído".

Los padres de Andrés Pereira concurrieron a una seccional a hacer la denuncia el 20 de febrero de 2014. Desde entonces se hicieron rastrillajes pero no se obtuvieron resultados sobre su paradero.

Luego de su desaparición, hubo personas que afirmaron haberlo visto, algo que la jueza luego confirmó que era "mentira". Quien afirmó haberlo visto fue procesado por falso testimonio, al igual que otra mujer que testificó que había hablado con Andrés el 17 de febrero.

Los restos de Andrés Pereira fueron encontrado el 13 de junio por un hombre que estaba buscando piñas en el descampado. El médico forense señaló que no pudo determinar la causa de su muerte.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...