Cargando...
Michael Fontes y Nancy De León.

Agro > EXPOACTIVA NACIONAL

Los dinosaurios de la maquinaria agrícola y el sueño de un loco de Carmelo

Roberto Fonte, creador del Museo Agrícola, tenía todo listo para mostrar sus tesoros en la Expoactiva, pero la pandemia canceló la muestra; él falleció y el sueño lo cumplieron su familia y amigos

Tiempo de lectura: -'

21 de marzo de 2022 a las 05:00

Por Juan Samuelle, enviado a Mercedes, Soriano

En la Expoactiva Nacional, la muestra de tecnología innovadora para el agro organizada por la Asociación Rural de Soriano (ARS) que culminó este sábado 19 de marzo, sucedió un hecho contrastante: la presencia de un stand en el que el Museo Agrícola de Carmelo mostró su colección de tractores y herramientas que ayudaron a forjar la agricultura nacional durante el siglo pasado y, a solo 100 metros en el área activa de la exposición, tractores, equipos de siembra y cosecha y otras herramientas de última generación en una exhibición de empresas fabricantes o importadoras.

Ese museo lo creó Roberto Fonte, quien falleció en 2021. Su esposa, Nancy De León, y el hijo de ambos, Michael, son quienes hoy sostienen al museo, que carece de un espacio físico propio. Sus piezas estaban en un galpón en medio de la ciudad que hubo que devolver. De momento están en la casa de ellos, a la espera de que cristalice el sueño del predio con galpón propio.

Se exhibe una completa línea de tractores John Deere.

Nancy hace 25 años que es maestra rural. Trabaja en la escuela multigrado Nº 52, en colonia Belgrano Sur, donde junto a otra maestra y una auxiliar educan a 25 niños, de primero a sexto de escuela.

“Mi esposo decía que él era un loco soñador, un chapista y pintor y un enamorado de la maquinaria agrícola”, dijo Nancy a El Observador, apoyada en uno de los viejos tractores que se presentaron en el stand.

Añadió que se complementaban muy bien como pareja y que lo que los unió fue el campo. Ella es de Carmelo, con antepasados que vivían en el medio rural. Y eligió la docencia en el medio campero como profesión. Roberto, también de familia campera, era de la vecina Conchillas. La anécdota no es otra que una frecuente en el interior: se conocieron en una fiesta criolla, en el comercio Guillermo Rodríguez en la zona de Juan González, de esas que tienen jineteada, gastronomía criolla y cantores. “Estuvimos 30 años juntos”, mencionó, emocionada por los recuerdos.

Parte del equipo presente en el stand.

Un sueño concretado

En el otoño de 2020, cuando se suspendió la Expoactiva por el avance local de la pandemia por covid, estaba todo pronto para que la muestra de la ARS Roberto se presentará con su Museo Agrícola. No pudo ser. Tampoco un año después, cuando en abril de 2021 se volvió a suspender la exposición por el mismo motivo. El 22 de abril de ese año Fonte falleció.

“Estar acá es cumplirle ese sueño a ese loco soñador, él estaba muy ilusionado con traer a sus fierros viejos para que se vean junto con la última tecnología y puedan lucirse, era su sueño más grande cuando se enfermó”, comentó.

También hay vehículos clásicos.

Nancy mencionó que para el Museo Agrícola estar en la Expoactiva es como para un cabañero poder llevar a un toro o a una vaca al ruedo de la Expo Prado.

Fonte, agregó, le dejó a ella, a su hijo y a sus amigos del museo un triple legado: estar en la Expoactiva, conseguir un lugar definitivo para instalar el Museo Agrícola y seguir organizando la Fiesta de la Agricultura.

También se presentan las herramientas que se acoplaban a los tractores.

En marzo de 2020, El Observador visitó Carmelo para conocer a Roberto Fonte y su museo, elaborándose entonces el siguiente informe.

Fiesta de la Agricultura

La 5ª edición de la Fiesta de la Agricultura, otra creación de Fonte que se ganó su espacio entre las cosas que le dan orgullo a los de Carmelo, donde por supuesto presentaba a sus tractores y quienes sabían hacerlo podían darse el gusto de manejarlos, también fue suspendida por la pandemia.

La 5ª edición finalmente se realizará el 1° y 2 de octubre de este año, en Colonia Estrella, Carmelo, organizada por el Museo Agrícola. Habrá demostración de maquinaria agrícola, desfile y exposición, juegos criollos, pruebas de riendas y vehículos clásicos, con servicio de bar y comida criolla.

Aprovechando su presencia en la Expoactiva, desde la organización invitaron al presidente Luis Lacalle Pou. Y tienen grandes esperanzas sobre que pueda concurrir.

Nancy De León.

Su corazón en cada tractor

“Roberto no está, pero en cierto modo sigue estando en cada tractor, en cada herramienta, está presente también en las ganas que su hijo y sus amigos ponen para que su legado siga vivo”, dijo Nancy, quien explicó que la falta de su esposo ha sido especialmente difícil de sobrellevar para su hijo: “Michael perdió al padre, a su patrón porque trabajan juntos en el taller de chapa y pintura, perdió a un amigo, a su mentor y referente”.

Los tractores restaurados son de varias marcas.

Viejos, pero andando

El museo tiene, entre otras riquezas, 25 tractores, la gran mayoría restaurados y aptos para funcionar. De la línea John Deere están casi todos los modelos nombrados con letras (menos el G y el H) y los nombrados con números hasta el 830. También hay de otras marcas: Internacional, Allis Charmer, Fordson y Mc Cormick, por ejemplo. Cada tractor tiene su herramienta de acople, como arados y sembradoras. Hay mucha maquinaria que se usaba tirada por caballos, para siembra y para cosecha.

Él buscaba lo más difícil, lo más viejo, disfrutaba investigando, arreglándolos para su museo y queremos seguir haciendo eso… hay maquinaria que se está usando aún, como los 4010, que dentro de algunos años pueden ser parte de un museo que no tiene un límite”, puntualizó.

Uno de los tesoros del museo.

Remarcó que, por lo que su esposo había averiguado, el de Carmelo puede considerarse como el Museo Agrícola de su estilo más grande del país y uno de los más prestigiosos por su contenido de toda la región. “Tiene de todo, cosas que ni se puede imaginar la gente, muchos autos clásicos también”, apuntó.

Todo con base en un esfuerzo privado, de la familia y de los amigos. No hay apoyo por ejemplo de la intendencia departamental, de un ministerio, de nadie que no sea de la familia o de la barra de amigos de Roberto. ¿Cómo hacen para el mantenimiento de las decenas de piezas? Lo que se recauda en la Fiesta de la Agricultura, ayudas de amigos, el esfuerzo de la familia y donaciones.

Cuando faltó Roberto empezaron a llegar propuestas, pero nada se vende. Esto no lo hacemos por un afán de lucro, es un sueño que sigue vivo. Y nos costó mucho porque esto lo hicimos una maestra rural y un chapista y pintor, imaginate lo que nos costó juntar los US$ 6.500 que valió comprar uno de los tesoros del museo, el John Deere 830, un modelo que al país solo llegaron cuatro o cinco”, informó.

La mayoría de las unidades fueron restauradas y funcionan.

Las donaciones son clave. En los espacios del museo en Facebook e Instagram (Museo Agrícola Carmelo) están todos los datos. O se puede llamar al 099 895 684. “Roberto logró que el museo tenga un conocimiento a nivel de todo el país, lo hizo nacional, así fue que nos han donado una motoniveladora de Tacuarembó, una segadora de Canelones, una cosechadora de Kiyú, por poner algunos ejemplos”, agregó.

Ese reconocimiento no solo se ha dado dentro de fronteras. Hay una relación estrecha con el Grupo de Máquinas Antiguas de Argentina y con colegas de Brasil.

Subrayó, luego, que el museo es una propuesta que “merece estar en un lugar abierto a la gente, para que lo pueda conocer, por eso este sueño del galpón propio”, para albergar una propuesta multifacética, con atractivo por lo productivo, lo mecánico, lo cultural, lo social y hasta por el costado del turismo.

El museo se creó en Carmelo.

La presencia en la Expoactiva extiende la concreción de otro anhelo del creador del museo, permtir que las nuevas generaciones conozcan y valoren cómo trabajaban los antepasados, con tractores que demandaban además de conocimientos para usarlos y de mecánica para arreglarlos en medio del campo un enorme esfuerzo (no existía la dirección hidráulica, por ejemplo), algo a resaltar décadas después cuando es moneda corriente ver maquinaria que opera con pilotos automáticos y dando datos de labores agrícolas a los que se accede on line desde un celular.

La calidad de las piezas es óptima.

“La verdad, estamos ahora mucho más tranquilos todos, le cumplimos un sueño a Roberto y ahora nos queda seguir dando la batalla por otro, el de la casa propia para el museo; tenemos pocas armas, pero vamos a dar pelea hasta el final”, concluyó Nancy.

La presencia en la Expoactiva, un homenaje a Roberto Fonte.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...