Tecnología > SEGURIDAD INFORMÁTICA

Los efectos de Meltdown y Spectre: ¿cómo sobrevivir?

Dos de las vulnerabilidades informáticas más graves de la historia han llevado a que las empresas tecnológicas lancen parches para tratar de combatirlas, pero sacrifican la velocidad de los equipos; ¿cómo mejorar los problemas de rendimiento?

Tiempo de lectura: -'

03 de febrero de 2018 a las 05:00

El 2018 comenzó con un terremoto en lo que refiere a seguridad informática, dándose a conocer dos de las mayores vulnerabilidades conocidas hasta la fecha en los procesadores de los terminales fabricados en los últimos 10 años.

Meltdown y Spectre son los nombres de estas dos fallas que, aunque funcionan de forma diferente, ambas afectan la memoria compartida de los chips y ponen en peligro la información de los usuarios.
Si bien los fabricantes de software han logrado hacerle frente a Meltdown, esta solución no ha llegado sin problemas, ya que se ha detectado un nivel de performance más lento (entre 5% y 30%) en los equipos que han recibido la actualización correspondiente. ¿A qué se debe esto y qué pueden hacer los usuarios para mejorar la velocidad?

El origen del problema

"Para que los procesadores sean más rápidos, lo que se hace es fabricarlos para que puedan hacer varias tareas en paralelo. Para esto, se implementan distintas técnicas, siendo una de ellas la memoria compartida, un espacio donde pueden ir guardando información cada uno de los procesos", explicó en entrevista con Cromo Cecilia Pastorino, especialista en seguridad informática de ESET Latinoamérica.

Según detalló Pastorino, la información que generan estos procesos se guarda bajo un sector de la memoria protegida para que otros programas no lo puedan ver.

Sin embargo, Meltdown y Spectre provocan que el aislamiento que existe entre distintos procesos en la memoria compartida se rompa, por lo que un programa o una aplicación sí podrían llegar a recuperar esta información.

En el caso de Meltdown, la vulnerabilidad afecta exclusivamente a los procesadores de Intel fabricados durante la última década. El fallo permite a un atacante robar información a nivel de memoria de kernel del sistema operativo, como por ejemplo, contraseñas.

Meltdown afecta también a servicios en la nube ofrecidos a empresas por Google, Amazon y Microsoft, ya que usan Linux para la gestión de sus servidores.

La segunda vulnerabilidad, Spectre, es más compleja y no es exclusiva de Intel. Afecta también a procesadores de AMD y AMR, ampliamente usados en smartphones y tabletas de todo el mundo.
"Meltdown afecta el aislamiento de las aplicaciones y el sistema operativo. La información interna del sistema operativo que debería estar guardada en espacios de memoria restringidos", dijo Pastorino. Y agregó: "Spectre funciona muy similar, pero rompe el aislamiento entre aplicaciones. Permite a una aplicación acceder a la información de otra".

La experta también aclaró que para que alguien pueda aprovecharse de estas vulnerabilidades, tendrá qué hacerlo a través de un exploit que vaya directamente a buscar la información. "Va a ser muy difícil que alguien explote un equipo solamente basándose en Meltdown. Generalmente se aprovechan otras vulnerabilidades y ese es el momento en el que es necesario tener todos los sistemas operativos, las aplicaciones y los navegadores actualizados para evitar que hayan otras vulnerabildiades en el equipo que puedan llevar a un ataque mayor", dijo.

spectre y meltdown.jpg

undefined



Solución con más problemas

Distintas firmas de software como Microsoft, Google y Apple, así como algunas empresas con servicios en la nube, han lanzado parches para mitigar los efectos de Meltdown, ya que se trata de un problema del sistema operativo.

El caso de Spectre parece ser más preocupante, ya que de momento no hay una solución conocida al problema y algunos especialistas en ciberseguridad aseguran que no hay forma de parchear o solucionar esta amenaza, siendo el cambio de diseño de los chips la única alternativa, lo que implicaría una gran reestructura de hardware con altos costos.

En las últimas semanas, se ha hablado mucho de la bajada de rendimiento de los ordenadores tras el descubrimiento de estas vulnerabilidades. Parece ser que los parches que buscan aplacar los efectos de Meltdown no han venido sin problemas, ya que causan un descenso en el nivel de performance de las computadoras.

Según un informe publicado por Phoronix, se estima que la solución de software para mitigar Meltdown trae consigo una penalización de rendimiento de entre el 5% al 30%, dependiendo del tipo de tareas que se esté ejecutando en cada momento. Esto se debe a que la forma de mitigar la vulnerabilidad tiene que ver con limitar o modificar la forma en que se trabaja en las operaciones que almacenan información en la memoria compartida.

"Operaciones que antes se realizaban en paralelo ya no se pueden realizar de esta forma o demoran más tiempo", explicó Pastorino. La experta aclaró que estos parches se hacen en base a "prueba y error", y se pueden ir ajustando en futuras actualizaciones para mejorar el rendimiento.

¿Información oculta?

Se ha dado a conocer que tanto Intel como el resto de las grandes firmas tecnológicas afectadas sabían sobre estas vulnerabilidades, incluso antes de que la información se hiciera pública. El hecho de que se tardaran meses en informar a los usuarios ha despertado críticas, aunque puede que su accionar no respondiera a motivos ocultos.

"Cuando vos haces pública una vulnerabilidad, se van a enterar tanto los usuarios como un montón de atacantes. El dar ese primer aviso hacia las empresas, los fabricantes, y las organizaciones que tienen que hacer los parches, es fundamental antes de que la información se haga pública para que puedan trabajar en la solución cuanto antes", explicó Pastorino.

Computadora

undefined


Ahora que sabe porqué su computadora puede funcionar más lenta, aprenda cómo mejorar la velocidad de su equipo con estos sencillos consejos.

Mejorar el arranque

Muchas veces cuando el usuario enciende su computadora, la máquina demora un tiempo excesivo en completar su "arranque". Este aspecto puede mejorarse. En la mayor parte de los casos, esta ralentización es causada por las aplicaciones que se inician al mismo tiempo que se enciende la computadora (por ejemplo, programas como Spotify). El ordenador inicia estos procesos junto al propio arranque del sistema y eso acaba por incidir de forma directa en el rendimiento.

¿Cómo se soluciona esto? Puede dirigirse a la configuración de cada uno de estos programas y desactivar su opción de iniciado automático. Si quiere realizar un borrado general de todos estos programas sin perder mucho tiempo, haga clic con el botón derecho del mouse en Inicio y diríjase al Administrador de tareas. Una vez allí, busque el apartado Inicio, haga clic en Más detalles y examine la lista de funciones que arrancan de forma simultánea con la computadora. Allí podrá quitarlas una a una pulsando con el botón derecho sobre ellas.

Aligere la carga

Para una computadora más rápida, elimine todo lo que no necesite, como navegadores que no use, videojuegos a los que ya nunca juega o archivos que no le interese conservar.

Puede incluso ayudarse usando alguna aplicación de limpieza como Wise Disk Cleaner que borran todo lo que el sistema no necesita, quitándole mucha carga a su ordenador.

También puede ayudarse borrando aplicaciones de peso excesivo, buscando a la vez otras opciones mucho más ligeras para mejorar el rendimiento de la PC. Por ejemplo, Microsoft Office consume una gran cantidad de recursos, mientras que alternativas con prestaciones similares como Google Drive exigen mucho menos de su computadora.

Mantener la computadora actualizada

Las actualizaciones muchas veces pueden parecerles molestas a los usuarios, quienes las posponen o simplemente las ignoran. Sin embargo, para tener un ordenador optimizado y seguro, es necesario prestarles atención, ya que se hace para mejorar y optimizar las distintas herramientas.

Para corroborar si tiene la última versión del sistema, vaya a Inicio y escriba "buscar actualizaciones". Al hacer clic en el primer resultado aparecerá una pestaña de Windows Update que le dará la información que busca.

Busque posibles virus en el sistema

Por supuesto que es algo básico, pero muchas veces los usuarios se olvidan de asegurarse de no tener ningún virus en el ordenador. Si nota que su computadora es muy lenta y no encuentra la explicación, es recomendable acudir a su antivirus para inspeccionar todo el sistema.

Si no quiere instalar ningún antivirus de terceros, siempre puedes utilizar Windows Defender, una solución básica pero efectiva.

Ajuste los efectos visuales

Los sistemas operativos incluyen cada vez más efectos visuales y, aunque pueden resultar atractivos al principio, perderán su novelería rápidamente y solo estarán ahí para bajar el rendimiento del sistema.

Para un ordenador más eficiente, ajuste estos efectos visuales.Diríjase a Inicio, escriba en el buscador "configuración avanzada del sistema" y acceda al resultado principal. Una vez allí, vaya a Rendimiento y luego a Configuración. Allí podrá ver todos los efectos visuales y podrás ir desactivándolos uno a uno, o también podrá elegir la opción "Ajustar para obtener el mejor rendimiento".

De ser necesario, maximice la potencia

Si en algún momento puntual necesita maximizar la potencia de su computadora, debe saber que su PC cuenta con un pequeño botón para hacerlo.

Para encontrar la opción de máxima potencia, diríjase al Panel de Control, luego a Sistema, Seguridad y finalmente Opciones de energía. Allí verá una serie de configuraciones, pero para encontrar el que necesita, en esta ocasión tendrá que hacer clic en la flecha que se encuentra en la parte inferior y a la derecha. Allí encontrará la opción Alto rendimiento. Para situaciones puntuales, esta opción mejora mucho la potencia. Eso sí, debe saber que este truco hará que su máquina consuma mucha batería.

Mejore el hardware

Si con las mejores en el software de su ordenador no es suficiente, siempre puede realizar cambios en el hardware. Se trata de opciones más costosas, pero puede añadirle una nueva memoria RAM o una unidad SSD a la PC y mejorar drásticamente su rendimiento.

Según los expertos, al día de hoy es recomendable como mínimo una memoria RAM de 4GB para que una PC pueda funcionar a un buen ritmo.

Una nueva unidad de estado sólido (SSD) también es una excelente forma de aumentar el rendimiento de los ordenadores.

Si quiere realizar alguno de estos cambios de hardware, lo más recomendable será llevar su PC a un profesional que le ayude en este cambio, aunque si prefiere hacerlo en su casa usted mismo, hay muchos tutoriales que le ayudarán a realizar esta modificación.


REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...