Nacional > DESAPARECIDOS

Los restos hallados en el batallón 13 son de Eduardo Bleier

"Es algo muy sanador", dijo uno de los hijos de Bleier a El Observador 

Tiempo de lectura: -'

07 de octubre de 2019 a las 21:18

Los restos hallados en el predio del Batallón Nº 13 pertenecen al militante comunista Eduardo Bleier Horovitz, detenido en octubre de 1975 durante la dictadura uruguaya (1973-1985), según informó Subrayado y confirmó El Observador con la organización de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos. De acuerdo a la Secretaría de Derechos Humanos, Bleier fue visto por última vez en febrero de 1976, en el centro clandestino de detención conocido como "300 Carlos".  

Según consignó Subrayado, el presidente Tabaré Vázquez se comunicó con la familia del odontólogo, que desapareció cuando tenía 47 años. 

"Estamos procesando esto que es muy impactante", dijo Gerardo Bleier a El Observador, uno de los cuatro hijos del militante comunista. "Es algo muy sanador", agregó el escritor y periodista, que no quiso hacer más declaraciones. Gerardo fue uno de los familiares que ingresó al Batallón Nº13 el 27 de agosto, cuando se anunció el hallazgo. 

Elena Zaffaroni, integrante del grupo de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos, aseguró que el colectivo se enteró a través del coordinador del Grupo de Trabajo por Verdad y Justicia, Felipe Michelini. "La verdad que es una alegría que se pudiera identificar", agregó la activista. 

El grupo emitió un comunicado en el que recordó que hay "un grupo de criminales" que "sabiéndose impunes, niegan la verdad que saben". "Si desaparecer a nuestros familiares, torturarlos y eventualmente asesinarlos son actos de infinita crueldad, mantenerlos desaparecidos hasta hoy, es la continuación perversa del crimen, lo cual corrobora el carácter permanente de la desaparición forzada", escribieron. 

Además de expresar su solidaridad con la familia de Bleier, la organización también destacó que su único interés es "recuperar para la sociedad" a los familiares desaparecidos y "contribuir" a "potenciar la vigencia de los derechos humanos".

Los restos fueron hallados a fines de agosto y poco después se supo que pertenecían a un hombre. Los integrantes del Grupo de Investigación en Arqueología Forense (GIAF) extrajeron dos muestras genéticas de los restos. Una de ellas fue guardada como "testigo", mientras que la otra se envió a un laboratorio de Córdoba para cotejar con el banco de ADN de los familiares de detenidos y desaparecidos uruguayos.

En un informe publicado en 2003, la Comisión para la Paz detalló que Bleier habría muerto entre el 1 y el 5 de julio de 1976, a causa de torturas recibidas en el centro de detención clandestino "300 Carlos". El informe de las Fuerzas Armadas entregado al presidente en 2005 coincidió en la posible fecha de muerte. 

El militante comunista fue detenido en octubre de 1975 en la vía pública, según la ficha de la Secretaría de Derechos Humanos. Primero lo trasladaron al centro clandestino ubicado en la rambla República de México, a la altura de Punta Gorda, donde el Organismo Coordinador de Actividades Antisubversivas (OCOA) tenía una casa. Después, sin embargo, fue trasladado al "300 Carlos", también conocido como "Infierno Grande". 

Allí, donde se ubicaba el ex Batallón Nº13 en Instrucciones y Casavalle, desaparecieron entre noviembre de 1975 y enero de 1977 Bleier, así como Juan Manuel Brieba, Fernando Miranda, Carlos Arévalo, Julio Correa, Otermin Montes de Oca, Julio Escudero y Elena Quinteros.

El quinto en 15 años

Con la llegada del Frente Amplio (FA) al gobierno, en 2005, comenzaron las excavaciones en los predios militares y en diciembre de ese año se encontró el primer cuerpo, que pertenecía al escribano y militante comunista Fernando Miranda –padre del actual presidente de la coalición de izquierda–. Con el hallazgo de Bleir son cinco los desaparecidos encontrados e identificados en los últimos quince años: Ubagesner Chávez Sosa, Julio Castro, Ricardo Blanco, además del citado Miranda. En tanto, hay un sexto caso que es el de Roberto Gomensoro, que fue desaparecido en el río Negro y que se pudo identificar en 2002 gracias a la preservación del cráneo durante tres décadas por parte del médico forense. 

Los restos de Bleier fueron encontrados a 100 metros de donde estaba enterrado Miranda. El esqueleto estaba enterrado a 80 centímetros de profundidad y cubierto con cal. Según los antropólogos, el hallazgo del cuerpo de Bleier siguió con el patrón utilizado en otros casos de desaparecidos cuyos restos fueron encontrados en predios militares.

El último antecedente de restos de desaparecidos encontrados era de marzo de 2012. En ese entonces, los investigadores hallaron los restos de Blanco, enterrados en el predio del Batallón Nº14, cerca del lugar donde habían aparecido los restos de Castro, en octubre de 2011, durante el gobierno de José Mujica. 

Se estima que por el "300 Carlos" pasaron unos 600 detenidos y, según un informe de la Secretaría de Derechos Humanos, ese centro de detención clandestino se caracterizó por el "perfeccionamiento en los métodos de tortura utilizados", así como la "gran cantidad de personas recluidas al mismo tiempo". El informe también detalla que los detenidos tenían un número adjudicado, que colgaba de sus cuellos, por el cual eran convocados a sesiones de tortura. 

Bleier integró el grupo de militantes del Partido Comunista del Uruguay (PCU) detenidos en el marco de la Operación Morgan dirigida contra la estructura de esa agrupación política. Según los datos con los que se contaba, los restos de Bleier primero habían sido enterrados en el Batallón Nº14, en Toledo, después exhumados, incinerados y arrojados al río de la Plata. 

Reacciones
Varios dirigentes políticos se volcaron en Twitter para referirse a la confirmación de que los restos hallados eran de Bleier. El candidato del Frente Amplio (FA), Daniel Martínez, fue uno de ellos y pidió "no descansar en la lucha por la memoria, verdad y la justicia". Lo mismo hizo el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Álvaro García, quien se refirió a la "consigna irrenunciable" de la búsqueda de detenidos y desaparecidos. 
El diputado del Partido por la Victoria del Pueblo (PVP), Luis Puig, pidió que "nunca más" haya "terrorismo de Estado". 
Pablo Mieres, candidato a presidente por el Partido Independiente (PI), también se refirió a la identificación de los restos y llamó a "continuar la lucha por verdad y justicia". 
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...