Cargando...
“Si hay huelgas a gran escala en los próximos meses, el gobierno es el único culpable”, dijo una dirigente sindical británica

Mundo > Reino Unido

Los trabajadores de los servicios públicos británicos van al paro por motivos salariales

Las huelgas decididas por los gremios de servicios públicos, sociales, de transportes y de salud pública podrían significar importantes interrupciones en el funcionamiento de los servicios de Gran Bretaña.

Tiempo de lectura: -'

11 de noviembre de 2022 a las 14:27

Unos 100.000 afiliados al sindicato de Servicios Públicos y Comerciales (PCS) votaron a favor de una huelga por motivos salariales, que si se concreta se traduciría en interrupciones en los aeropuertos y puertos clave como Dover, atascos en la emisión de pasaportes y licencias de conducir, y posibles retrasos en los pagos de beneficios. La medida de fuerza incluye al personal del Departamento de pensiones (DWP) y el Departamento de Salud y Atención social (DHSC).

La decisión sindical se tomó el jueves y esta posible interrupción extraordinaria del funcionamiento de los servicios públicos se sumaría a la situación en torno al reciente rechazo por parte del Royal College of Nursing (Colegio Real de Enfermería, RCN, por sus siglas en inglés) de aumento salarial para los enfermeros.

El gobierno calificó de “irrazonable” el aumento del 17,6 % solicitado por ese sindicato que anunció este miércoles su primera huelga nacional en 106 años de historia.

El primer ministro Rishi Sunak ha sido advertido de un “invierno de caos huelguístico” y se le ha instado a intervenir y ordenar a sus ministros que negocien de inmediato salarios, condiciones y puestos de trabajo.

Por su parte, los laboristas le pidieron al gobierno que dejara de “huir” de las conversaciones con los jefes sindicales ante huelgas que ahora se avecinan en el Servicio Nacional de Salud (NHS), el servicio civil, el sector del transporte, las universidades y el Royal Mail (correos).

Los demócratas liberales dijeron que era hora de que Sunak convoque una "cumbre de huelga" especial con los jefes sindicales en la sede gubernamental de Downing Street 10, además de pedir a los ministros que desempeñen un papel más activo en la creación de acuerdos.

Christine Jardine, portavoz de la Oficina del Gabinete de los demócratas liberales, le dijo a The Independent: "Gran Bretaña parece estar tambaleándose de crisis en crisis, huelga tras huelga, porque hay un vacío de liderazgo en el gobierno".

La secretaria general de la Federación de Sindicatos de Gran Bretaña y Gales (TUC), Frances O'Grady, dijo que Sunak "debería sentarse a la mesa con los sindicatos para hacer frente a la emergencia del costo de vida en Gran Bretaña".

Los ministros han seguido señalando el papel de los organismos independientes de revisión de salarios al recomendar aumentos salariales, pero O ‘Grady afirmó que son los ministros quienes finalmente toman las decisiones para "mantener bajos los salarios" de millones de trabajadores del sector público.

“Si hay huelgas a gran escala en los próximos meses, el gobierno es el único culpable”, dijo la dirigente sindical.

El secretario general de los sindicatos públicos (PCS), Mark Serwotka, advirtió que las huelgas tendrían como objetivo ejercer “máxima presión” sobre el gobierno y que PCS también discutiría acciones coordinadas con otros sindicatos este invierno.

En medio de los temores de retrasos en los beneficios, dijo que el personal ya en huelga de DWP haría todo lo posible para evitar "interrumpir" los pagos. “Ciertamente no tenemos la intención de querer estar en una posición de perturbar a las personas que reciben asistencia social”, afirmó.

Pero advirtió que las huelgas entre el personal del Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (DEFRA) podrían interrumpir los pagos a los agricultores.

"La única forma en que esto puede resolverse es si se toman decisiones políticas para aflojar los hilos del presupuesto: tiene que haber una participación ministerial", le dijo Serwotka a The Independent.

El líder de PCS dijo también que algunos funcionarios con bajos salarios se vieron obligados a recurrir a la ayuda estatal para evitar el hambre, y reveló que se habían establecido bancos de alimentos en el Departamento de Energía Empresarial y Estrategia Industrial (BEIS), en el Departamento de Comunicaciones de Gobierno (GCHQ), una de las tres ramas de la inteligencia estatal, y en otras oficinas gubernamentales.

“La pobreza está en todas partes en el servicio civil. Los bancos de alimentos para funcionarios públicos nos dicen que el salario es crónicamente bajo y que se necesita una intervención urgente del gobierno”, agregó.

Al menos 177 organizaciones del Sistema Nacional de Salud (NHS) en Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte se verán afectadas cuando los enfermeros  las enfermeras participen en los piquetes luego de una votación sin precedentes sobre la acción para obtener más salarios.

Este jueves, el secretario de salud, Steve Barclay, sostuvo conversaciones “cordiales” con la secretaria general de RCN, Pat Cullen, pero se negó a negociar sobre el salario.

Cullen le dijo a The Independent: “Los políticos tienen el poder de detener esto ahora y en cualquier momento. El primer ministro debería alentar a los ministros a mantener discusiones detalladas: nuestra puerta está abierta”.

Sir Keir Starmer, el líder del partido Laborista dijo que era vital "poner al gobierno en la mesa de negociaciones" y que apoya el "derecho" de las enfermeras a la huelga, pero se negó a comprometerse con aumentos salariales por encima de la inflación “si estuviera en Downing Street 10”.

La Sociedad de Ingenieros de Locomotoras y Bomberos (ASLEF) anunció también este jueves que los conductores de trenes de 12 operadores ferroviarios harán una huelga el 26 de noviembre, lo que amenaza con más caos en los viajes en todo el país. El sindicato lo describió como un “último recurso” y dijo que aún espera una oferta salarial adecuada.

La medida de fuerza ferroviaria se produciría luego de que un paro por 24 horas de nueve de las 11 líneas de subtes produjera un caos entre los usuarios habituales de ese medio de transporte en Londres este jueves.

El ministro ferroviario, Huw Merriman, afirmó el que el gobierno de Sunak ha "cambiado el tono" en las huelgas de trenes que han diezmado los servicios en los últimos meses.

Cuando se le preguntó si planeaba dialogar con los líderes sindicales, Merriman dijo en una conferencia que aún quedaban negociaciones entre Network Rail, los operadores y los sindicatos, pero agregó: “Estamos dispuestos a ayudar de cualquier manera en particular”.

La huelga generalizada de trenes previstas para esta semana fue cancelada por el sindicato de trabajadores del transporte (RMT), que dijo que entraría en “negociaciones intensas” con Network Rail (el organismo público que gestiona y controla los ferrocarriles), pero advirtió que aún podría tomar más medidas en los próximos meses.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...