Cargando...
EO

Agro > TRIBUNA / LUIS ROMERO ÁLVAREZ

Los tratados de libre comercio: gobernar por el bien de todos

Luis Romero Álvarez: "La gente que sabe de economía ya no puede tener dudas razonables: tenemos que abrirnos al mundo rápido"

Tiempo de lectura: -'

13 de agosto de 2022 a las 05:00

Por Luis Romero Álvarez, especial para El Observador

Para un país como Uruguay, abrirse al mundo o no es equivalente a poder crecer bien o no. Pero alguno dirá: “¿No será que ya estamos bastante abiertos?”.

Bueno, para medir la apertura de una economía se usa una fórmula: suma de exportaciones más importaciones dividida por PBI. Cuanto más chico es el resultado de la división, más cerrada es esa economía (su comercio exterior pesa menos en su actividad económica).

La cuentita hace rato que se hizo para todos los países del mundo y la última vez que miré los países más cerrados eran Myanmar (dónde hasta hace poco no se podía entrar ni a pasear), Argentina, Brasil y Uruguay.

Mirando desde otro ángulo, el arancel promedio para entrar al mercado más grande del mundo (Estados Unidos) es 4% y para entrar al Mercosur era (antes de algunas rebajas recientes) 16%. Con esto dicho, es un hecho que estamos muy cerrados. Pero, ¿por qué conviene abrirse en vez de mantenerse cerrados?

La respuesta es la misma que mostró el disparate de la Teoría de la Sustitución de Importaciones de Cepal bajo la conducción del Dr. Raúl Prebish: por el tipo de cambio.

Una economía cerrada (donde se importa muy poco) lleva a un atraso cambiario estructural (¿les suena?).

Esto es así porque en una economía la demanda de dólares viene por los importadores que necesitan dólares para pagar sus importaciones.

Si se reducen las importaciones se reduce la demanda de dólares y cae su precio, como les pasa a las papas si se achica su demanda.

Un dólar más barato encarece al país en dólares y con eso se perjudica a los exportadores y al turismo.

Las empresas protegidas por el cierre de la economía que abastecen el mercado interno no crecen porque ya alcanzaron a abastecer el mercado protegido (y no pueden exportar porque no tienen escala, ni calidad, ni costos competitivos).

Y los exportadores que podrían hacer crecer al país para siempre no lo hacen porque los arruina el atraso cambiario. Resultado: estancamiento económico o crecimiento débil, lo que perjudica a todos.

Poco crecimiento implica poca recaudación de impuestos, menos fuerza en políticas sociales e inversiones del Estado, etcétera, lo que lleva a su vez a un círculo vicioso de menor crecimiento.

Atento a lo anterior, la gente que sabe de economía ya no puede tener dudas razonables: tenemos que abrirnos al mundo rápido.

Lo ideal sería una negociación de todos los países con todos los países a la vez. Eso se llama multilateralismo y la última vez que funcionó bien fue con la Ronda Uruguay del GATT (hoy OMC). Luego la Ronda de Doha fracasó y el multilateralismo fue guardado en un cajón.

Ahora para abrirse hay dos caminos: unilateral (uno baja sus aranceles a cualquiera sin pedir nada a cambio) o con TLC (pico a pico y negociando concesiones recíprocas). Y esta vía es la que nuestro gobierno, acertadamente, ha decidido encarar. Es cierto que estos cambios traerán ganadores y perdedores, pero hay que entender que no hacer nada tiene el costo terrible de hacernos perder a todos.

Un par de puntos de crecimiento del PBI por año que pueden estar en juego entre una economía abierta y una cerrada, son impactos enormes para un país como Uruguay y sus generaciones futuras.

Entonces avancemos por el bien de todos en un TLC con China, con Reino Unido, con Turquía, ojalá con Estados Unidos, uniéndonos al Acuerdo Transpacífico y con otros países interesantes.

El proceso es arduo y las negociaciones difíciles, pero dan la oportunidad para generar tiempo y acciones compensatorias para las actividades y empresas que deberán reconvertirse.

El proceso se llama gobernar por el bien de todos y hay que encararlo ahora mismo, en vez de la alternativa de quedarse protegiendo los beneficios de algunos, a costa de un futuro más pobre para todos.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...