Espectáculos y Cultura > GASTRONOMÍA

Lucía Soria en el dominio de una cocina sin cámaras

Desde Jacinto, su restaurante en Ciudad Vieja, la chef y jurado de MasterChef dialoga sobre el porvenir del negocio gastronómico y la influencia de la tele en su trabajo

Desde Jacinto, su restaurante en Ciudad Vieja, la chef y jurado de MasterChef dialoga sobre el porvenir del negocio gastronómico y la influencia de la tele en su trabajo
Lucía Soria supervisando la cocina de Jacinto.<br>

Tiempo de lectura: -'

24 de junio de 2017 a las 05:00

En el programa MasterChef, la cocinera argentina Lucía Soria se divierte. Su ingreso semanal a un sinfín de hogares uruguayos le resulta entretenido y planea hacerlo nuevamente en la segunda temporada. Sin embargo, asegura que es en Jacinto donde es feliz. La chef abrió el restaurante en 2012, luego de haberse probado como empresaria gastronómica en Lucifer, su emprendimiento en Pueblo Garzón. Cinco años después de la apertura de Jacinto, el establecimiento ya es una parada infaltable del circuito gastronómico de Ciudad Vieja, aunque Soria afirma que la comodidad no le sienta bien y ya piensa en el futuro. Dividiendo su atención entre los sonidos y olores de una cocina que prepara la bienvenida a sus comensales y el micrófono que se prepara para sus respuestas, Soria conversó con El Observador sobre su profesión al margen de la televisión.

Nació en Córdoba, vivió en Buenos Aires, y en Uruguay trabajó y vivió tanto en Garzón como en Montevideo. ¿Como cambiaron sus gustos como cocinera esos lugares?

Todos mis viajes y los lugares en los que fui viviendo antes de establecerme acá fueron sumando. No sé si voy a vivir siempre acá en Uruguay, en Montevideo o en Garzón. Cada lugar lo elijo en el momento en el que estoy. Hicieron un poquito más de mi identidad como cocinera. La sigo buscando también.

Lucía Soria

Lucía Soria en Jacinto, restaurante que abrió en 2012.

Lucía Soria en Jacinto, restaurante que abrió en 2012.

¿Y en qué momento está?

En uno lindo. Soy una persona que quiero más. Estoy con el proyecto MasterChef que me divierte hacerlo y hace tiempo quería estar en televisión. Lo intenté de muchas formas, haciendo recetas..., pero me di cuenta de que ese formato ya estaba muy gastado. Con respecto a Jacinto, estamos en el lugar que a mí me hace muy feliz. Establecidos. Logré confiar más en la gente que trabaja acá. Uno que es dueño de restaurante no se siente obligado o aprisionado. Muchas veces los cocineros o los que estamos en gastronomía terminamos siendo esclavos de nuestra propia realidad, y eso me da mucho miedo porque soy un ser más libre.

¿Cómo se acercó al circuito gastronómico de Ciudad Vieja?

Después de vivir en el (Palacio) Salvo, viví en el Centro y veía edificios. Con Jacinto la situación fue bien dirigida. Un día vi el local, que estaba vacío en ese momento, ya con una idea de hacer algo, no muy claro, porque tampoco tenía la posibilidad económica, pero sí tenía la voluntad y la idea de buscar posibilidades. Vino el marido de mi madre con ella y me preguntó: "¿Tenés ganas de hacer algo en Montevideo? Nosotros te podemos apoyar". Lo que yo necesitaba era esa fuerza de decir "sí, es por acá" y llegó.

¿Cómo surgió el nombre y qué idea tenía a la hora de abrir un restaurante y crear su identidad?

Me parece que a veces ponerle nombres a los restaurantes es muy difícil. Hay muchas variables. Hago siempre listas y Jacinto fue uno de los que primero surgió. Es una flor que acá se ve poquito, muy linda. Las primeras veces que la vi fue en Garzón. Crece salvaje y me gustó también tener esa parte de la historia dentro de lo nuevo. Todo lo que uno hace construye lo que va a hacer. Como concepto de restaurante, quiero dar una experiencia general a los comensales de Montevideo. Hay un triángulo en el cual deberíamos de movernos todos los gastronómicos, que es buen servicio, buena comida y un lindo lugar. Esas tres puntas hacen una experiencia y la gente no sale a comer para llenarse, sino para vivir una experiencia. A veces en Montevideo no lo tenemos bien en claro. De toda maneras, yo soy una ferviente positiva de que las cosas están cambiando.

Lucía Soria

Lucía Soria supervisando la cocina de Jacinto.

Lucía Soria supervisando la cocina de Jacinto.

En la evolución de cinco años de Jacinto encontraron la posibilidad de subir precios y ofrecer una carta que antes no brindaban. ¿Hubo un público que se alejó o venía al principio y después no?

Nunca fuimos baratos. No me interesa eso. Hay algo básico y es que cuando algo es demasiado barato hay que pensar por qué es tan barato en una sociedad donde nada lo es. Acá ofrecemos algo que en la gastronomía a la gente le cuesta ver. Hay ciertos detalles que el comensal, si no tiene una noción general de lo que está pasando, no ve. Esa gente por ahí dejó de venir o no viene tan seguido. También se suele pensar que tener un restaurante es muy fácil. Si querés hacer plata no es en un restaurante. Ponete un parking. Me gustaría que la gente tuviera una conciencia mayor de eso; no me gusta que me digan que somos caros sin entender el concepto.

¿Cuál es su rol específico en Jacinto?

Ni idea (risas). Me costó mucho entender eso. Soy cocinera. Me gusta cocinar pero también ya no puedo hacerlo, estar todos los días encargada de una plaza (un sector de la cocina de un restaurante). Mi función es de dirección. A veces hasta hoy me lo pregunto "¿Y qué hago yo en Jacinto?". Lo que hago es crear cosas. También hago una contención general. Tengo mucho que ver con el tema de los empleados, cosas administrativas, presupuestos... Este año con lo del programa me cuesta, porque hay dos días en la semana que no estoy en todo el día; entonces trato de ponerle más énfasis, pero también tengo otras cosas.

La panadería de Jacinto

La panadería de Jacinto

La panadería de Jacinto

¿Como influyó su participación en MasterChef en Jacinto?

El programa influyó. Hay gente que no conocía el restaurante y que está viniendo por eso. También con los clientes de siempre se da una relación más cercana. De a poquito se está conociendo más y eso hace que más gente quiera venir. Está bueno.

¿Cómo encuentra la gastronomía de Ciudad Vieja en 2017?

Mucho mejor. Me da alegría que haya otras propuestas y que se esté ampliando el camino y el mercado. Cuando abrimos, a esta calle no llegaba nadie. Hay opciones y lugar para gente. En Jacinto no somos recelosos. Está todo bien con la competencia mientras sea sana y original. Creo que hemos crecido. Montevideo en general ha crecido abismalmente en este triángulo del que hablamos: servicio, comida y lugar.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...