El ministro del petróleo, Pedro Tellechea (izq.) con el presidente de Chevron, Javier La Rosa.

Mundo > Venezuela

Maduro llega a acuerdos con petroleras internacionales tras el fin de las sanciones

Tras los acuerdos de Barbados con la oposicion, el gobierno venezolano anunció inversiones en el sector energético por parte de Repsol, Ecopetrol, China Petroleum e Indian Oil, entre otras
Tiempo de lectura: -'
28 de noviembre de 2023 a las 07:41

Los acuerdos de Barbados hicieron posible el fin de las sanciones que impedían a las petroleras invertir en Venezuela y comerciar sus productos. Eso le permitió al presidente Nicolás Maduro llevar adelante fructíferas conversaciones con media docena de multinacionales petroleras.

El gobierno y la oposición de Venezuela sellaron un acuerdo el pasado 17 de octubre en Bridgetown, Barbados, en el que las partes se comprometen a respetar los derechos políticos y las garantías electorales para las elecciones de 2024.

De inmediato, Washington levantó las sanciones contra el país que impedían las inversiones externas y la comercialización del crudo venezolano. El acuerdo incluye recuperar los activos de CITGO, la empresa venezolana de refinación y comercialización de combustible radicada en los Estados Unidos.

La suspensión de esas sanciones que pesaban sobre Venezuela ya se materializaron en el interés de compañías de distintos países. Sin embargo, para que las inversiones puedan plasmarse es necesario que las operaciones sean autorizadas por la OFAC (Oficina de Control de Activos Extranjeros, Office of Foreign Assets Control) de los Estados Unidos, el país que impuso las sanciones y que ahora las levanta.

El anuncio del Palacio de Miraflores, sede del gobierno venezolano, ocurre cuando el petróleo venezolano despierta interés en varios países, especialmente Estados Unidos, donde el aumento del precio de las naftas puede repercutir no solo en los bolsillos de los ciudadanos sino también en el mapa político electoral.

El fin de las sanciones debe tener como contraprestación del Gobierno de Maduro el compromiso de convocar a elecciones presidenciales libres y sin proscripciones para mediados de 2024.

El presidente de Petroleros de Venezuela, Pedro Tellechea, fue el encargado de dialogar con las empresas extranjeras. Además de la española Repsol y de la italiana Eni, que llevan tiempo con proyectos gasíferos, se suma la francesa Maurel & Prom que retomará sus operaciones en el Lago de Maracaibo.

China Petroleum e Indian Oil también están entre las empresas que sumarían operaciones en Venezuela. Mitsubishi quiere reasumir el proyecto petroquímico de Metanol de Oriente (Metor). Otra compañía que confirmó proyectos petroleros y gasíferos es la colombiana Ecopetrol. La brasileña Petrobras haría actividades conjuntas con la india Reliance.

Algunas compañías privadas venezolanas, como Suelopetrol, también invertirán en pozos y presentaron propuestas al Ejecutivo para aumentar la producción de crudos livianos.

Estos anuncios traerán alivio a Caracas, ya que la petrolera estatal PDVSA tiene deudas con algunas de estas compañías.

Además, regresan las operaciones de las contratistas internacionales Halliburton, Baker and Hughes y Schlumberger, que brindan servicios de ingeniería en los yacimientos. Como contrapeso a esta situación, desde Washington, Juan González, asesor especial para la región del Departamento de Estado, fustiga a Maduro aduciendo que no está cumpliendo con la liberación de más presos políticos y que persisten vetos sobre líderes políticos opositores de cara a las elecciones de 2024.

González añadió que el gobierno de Joe Biden esperará hasta el 30 de noviembre por algún gesto de Nicolás Maduro. De lo contrario, retomarán su política de sanciones. Sobre ese plazo perentorio, Jorge Rodríguez, diputado de la Asamblea Nacional y  jefe de la delegación chavista en Barbados, dijo que Venezuela “no acepta ningún ultimátum de nadie” y acusó tanto a la oposición venezolana como a Washington de ser ellos quienes no cumplen con lo firmado.

Lo cierto es que los anuncios de estas inversiones se hacen en un contexto de aumento del precio del barril y de riesgos de escasez de combustibles. Washington saca partido de esto y, a su vez, el fin de las sanciones permite al fisco venezolano evitar las pérdidas que suponen las triangulaciones para eludir las restricciones de Washington.

El país está muy lejos aún de los tres millones de barriles diarios de otros tiempos. Con la participación de Chevron, produce unos 800.000 barriles. Las inversiones permitirían en pocos meses aumentar un 50% esos números y, además, no perder el dinero de la triangulación. Venezuela tendría una verdadera oportunidad para expandir su economía luego del crack histórico de 2018.

Estados Unidos necesita incorporar crudo a sus mercados y aliviar la presión energética. Venezuela es una fuente importante para Washington. El diálogo entre Maduro y Biden es más energético que ideológico. Ambos enfrentan elecciones muy duras en 2024.

(Con información de agencias)

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...