Nacional > Emergencia sanitaria

Maestros advierten que vuelta a clases en escuelas rurales es una medida "contradictoria"

Consejeros de Primaria creen que faltan garantías para asegurar que la medida sea efectiva 

Tiempo de lectura: -'

09 de abril de 2020 a las 13:52

El anuncio del gobierno de que 973 escuelas rurales de todo el país –excepto las más de 90 de Canelones- retomarán las clases presenciales a partir del miércoles 22 de abril no fue bien recibido por los consejeros de Primaria ni tampoco por el gremio de maestros. En la Federación Uruguaya de Magisterio (FUM) consideran que se trata de una medida “incongruente” porque entienden que se contradice con el discurso de quedarse en casa en el que hace hincapié el Poder Ejecutivo.

“No estamos de acuerdo con medidas contradictorias y discursos que se contradicen. Hablan de un cuidado y aislamiento social y por otro lado se abren escuelas con una movilidad de personas. Son niños que pueden ser transmisores del virus, como también maestros y funcionarios”, dijo a El Observador la secretaria general del gremio de maestros, Elbia Pereira.  

“Se está habilitando la movilidad de más de 16 mil personas entre docentes, alumnos y funcionarios y es difícil imaginarse que sea voluntario. Profundiza las diferencias”, agregó Pereira.

La FUM está organizando la convocatoria a un secretariado ejecutivo por teleconferencia, que espera concretar este jueves, así como también comunicarse con las autoridades.

“Si el Sistema Nacional de Emergencia da cuenta de que no existen riesgos para la población ni para los trabajadores, somos contestes a estar donde tenemos que estar. Pero esto no se ha dicho. Que el SINAE de cuenta de que la situación ha cambiado”, afirmó.

En una línea similar, para el consejero de Primaria, Héctor Florit, “la medida depende de las garantías sanitarias que se den para las escuelas”. “Así como el Sistema Nacional de Emergencia definió la suspensión de clases por el covid-19, también debería ser el mismo SINAE el que defina la seguridad sanitaria en los centros educativos”, sostuvo al ser consultado por El Observador el jerarca que permanece en su cargo desde el gobierno del Frente Amplio y mientras la venía de su sucesor no sea votada en Parlamento.

Para Florit debería establecerse un protocolo para aquellos centros educativos rurales que retornen a clase, que sea elaborado por la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP). El consejero enumeró, por ejemplo, que se deberían incluir precauciones para el transporte de los docentes y estudiantes a los centros, si se deberá usar o no tapabocas, el número de alumnos máximo por grupo, criterios sobre el horario lectivo y sobre si se dará o no alimentación en la propia escuela.

A diferencia de Pereira, Florit consideró “acertada” la decisión de que la asistencia sea voluntaria, es decir que se justifiquen las inasistencias, y sostuvo que cree “razonable que por lo menos al inicio, la jornada sea acotada o con menos días de asistencia que una semana”.

El consejero afirmó que la detención de las clases presenciales por la emergencia sanitaria repercutirá positivamente en que habrá conocimientos que se desarrollarán más por los recursos digitales que se están utilizando, pero destacó que habrá “un impacto por el diferencial en niños que cuentan con apoyo de sus padres, rutinas, orden, acceso a diversos recursos” y aquellos que viven en contextos desfavorables y vulnerables, que no tienen ni los recursos ni la contención para poder estudiar a distancia.

También señaló que hay contenidos sobre los que habrá un cierto rezago porque “la presencia es definitoria”. Por ejemplo, la lectura y escritura en escolares de primer año requiere del maestro en el lugar, según dijo Florit, algo que la emergencia sanitaria no permite.

En tanto, el también consejero de Primaria Pablo Caggiani cuestionó en su cuenta de Twitter la medida anunciada por el gobierno por considerar que no están asegurados todos los requisitos para llevarla adelante.  “Todos los países del hemisferio sur estamos trabajando en escenarios para retomar cursos. Por zonas sin covid-19, con menos horas y días, con más cuidados. Siempre sometidos a consideraciones sanitarias generales que son las que determinaron la suspensión de clases presenciales”, escribió el representante de los docentes en el Consejo de Primaria. 

“Primaria mantiene un servicio de alimentación en más de 700 escuelas con muchas medidas de precaución, el vínculo pedagógico con los gurises ha sido un desafío. Retomar cursos requiere garantías para gurises, docentes y auxiliares. Además de criterios claros de los motivos. El anuncio de comienzo en escuelas rurales para el 22 de abril no parece cumpir con estos requisitos”, agregó.

Según Caggiani,  “si hay condiciones para las escuelas rurales también las hay para las urbanas. Son más de 16.000 niños y sus familias, sus docentes y auxiliares circulando”. “Faltan muchos días aún y hay que monitorear la situación sanitaria. En cualquier caso no hay antecedentes en el tema. Extremar los cuidados es clave. Llevar certezas también”, remató.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...