Nacional > PRIMARIA

Maestros comunitarios apoyarán atención a niños más vulnerables

El presidente Tabaré Vázquez exigió coordinar acciones entre organismos; los docentes trabajarán con Mides y MSP

Tiempo de lectura: -'

07 de junio de 2018 a las 05:00

Con el objeto de mejorar la atención de los niños de los contextos más pobres (quintil 1 y 2), Primaria reenfocará a los maestros comunitarios para que se concentren en trabajar en esa zona, otorgándole un papel de articulador en el trabajo coordinado que planea con el Ministerio de Salud Pública (MSP) y Ministerio de Desarrollo Social (Mides).

El maestro comunitario es un docente que tiene formación específica en la construcción de alianzas y la recomposición de vínculos. Trabaja en la escuela en coordinación con el resto del equipo docente, pero no tiene un grupo a cargo. Su función reside en trabajar directamente con los niños que presentan dificultades y sus familias. Los objetivos principales de su trabajo son: restituir el deseo de aprender de los niños y recomponer el vínculo de la familia y escuela.

Irupé Buzzetti, directora general del CEIP, dijo a El Observador que en el marco de este trabajo coordinado, el maestro comunitario pasará a ser la figura referente de cada escuela Aprender (aquellas que se encuentran en contexto crítico), a quien se le asignará –mediante georeferenciación- un referente del Mides y otro de salud para que trabajen en conjunto en el seguimiento de los alumnos con dificultades.

Explicó que de esta manera, el trabajo de los 570 maestros comunitarios con los que cuenta Primaria se enfocará por un lado en propiciar la relación con la familia del niño y, por otro, en mejorar los vínculos con los actores sociales de la zona.

"Cuando el maestro necesite sacar hora para que alguno de sus alumnos vaya al médico, deberá recurrir al referente que tenga en la salud, que lo encontrará en la policlínica. A su vez, deberá incentivar a los padres del niño para que concurran a la consulta. El maestro hay cosas que no puede hacer, que son propias de las familias", manifestó Buzzetti.

Lea también: Maestros amenazan con paro, aunque evalúan positivamente inicio de negociación colectiva

El trabajo coordinado entre Primaria, Mides y MSP surge a pedido expreso del presidente Tabaré Vázquez, quien acusó recibo al reclamo que le realizó la Federación Uruguaya de Magisterio (FUM), en las dos reuniones que mantuvo con sus dirigentes a principio de año.

En los encuentros, los maestros plantearon entre otros temas, las demoras en las prestaciones sociales para atender a los niños con dificultades de aprendizaje en los barrios más vulnerables. "A veces los maestros detectan que un niño tiene dificultades de aprendizaje, pero pasan meses para que sea atendido en los servicios de salud, entonces la escuela pierde mucho tiempo", dijo a El Observador la secretaria general de la FUM, Elbia Pereira.


Prioridades del maestro comunitario

La directora general de Primaria afirmó que las prioridades inmediatas del maestro comunitario en este trabajo coordinado serán: actualizar el carné de salud de todos aquellos niños que lo tengan vencido y realizar el seguimiento de los alumnos de primer año que presenten dificultades.

A través de la Evaluación Infantil Temprana que el CEIP realiza en educación inicial, este año hay 3.200 alumnos de primer año diagnosticados con dificultades de aprendizajes. De estos, 1.300 niños necesitarían algún tipo de apoyo social o de salud, más allá del pedagógico.

En este sentido, será el encargado de poner en práctica el Proyecto de Trabajo Personal (PTP) de los alumnos con dificultades, otra de las medidas que adoptó Primaria para mejorar la atención a los niños más pobres, tal como informó El Observador días atrás. El objeto del PTP es sistematizar y articular las estrategias utilizadas en la escuela con cada niño para darle una atención personalizada y continua desde los tres a los ocho años.

Actualmente si bien los maestros ya trabajan en el desarrollo de estrategias personalizadas, no existe ningún mecanismo que las sistematice de forma que los docentes puedan trabajar de forma coordinada a medida que el niño va avanzando en el trayecto escolar.

"Hoy en día las estrategias que utilizan los maestros de primero se cortan cuando el niño pasa a segundo y la nueva maestra comienza de cero. Si el niño repite, pasa lo mismo. Con el PTP garantizamos que haya un seguimiento exhaustivo del niño entre los tres y los ocho años", indicó Buzzetti.


Denuncian falta de pediatras

Entre otras acciones que se están coordinando, el Ministerio de Salud Pública analiza la posibilidad de incrementar la presencia de pediatras en las policlínicas de los barrios más carenciados. Sin embargo, días atrás la Sociedad Uruguaya de Pediatría (SUP) envió una carta al presidente de ASSE, Marcos Carámbula, en la que denuncia la carencia de pediatras en el organismo y que en forma frecuente se encuentran "descubiertas las guardias de pediatría en lugar como el Cerro, Piedras Blancas y otras áreas densamente pobladas, donde el único servicio de emergencia pertenece al sector público". Según la SUP, se ha constatado "una disminución progresiva" en la cantidad de estos profesionales que trabajan en el servicio de salud estatal.


Comentarios