Nacional > Biopsia al presidente

Mañana le harán biopsia al presidente Vázquez: ¿qué médicos lo tratarán y qué procedimientos aplicarán?

El oncólogo Álvaro Vázquez, uno de los hijos del presidente, será el encargado de coordinar el trabajo de los dos especialistas que lo tratarán 

Tiempo de lectura: -'

22 de agosto de 2019 a las 13:25

El presidente Tabaré Vázquez se internará este jueves en la Asociación Española, donde le harán una biopsia pulmonar que permitirá determinar si el nódulo alojado en su pulmón derecho es o no un indicio de cáncer.

En menos de 15 días se conocerán los resultados del estudio que le realizarán este viernes y si, como sospecha el mandatario, es un tumor maligno, dos médicos específicos definirán el tratamiento, explicó a El Observador el cardiólogo Mario Zelarayán, designado por Vázquez como el vocero oficial en lo que refiere a su estado de salud. 

El oncólogo Álvaro Vázquez, uno de los cuatro hijos del presidente, será el encargado de coordinar el trabajo de los dos especialistas que lo tratarán. Este equipo está formado por el oncólogo Mauricio Cuello y el cirujano de tórax Daniel Terra, según informó El País y confirmó Cuello a El Observador. Ambos médicos son profesores adjuntos en sus respectivas especialidades médicas y, a su vez, el oncólogo es el subdirector del Instituto Nacional del Cáncer (INCA). 

Si bien no es posible determinar si un tumor es maligno o benigno a través de una tomografía, Zelarayán advirtió desde el primer momento que hay grandes probabilidades de que el presidente Vázquez tenga cáncer de pulmón. "Es un tumor maligno, queda todo dicho ahí; la presunción es de tumor maligno, lo vamos a confirmar con la biopsia que se hará mañana o pasado”, contó al ser entrevistado en Radio Sarandí. 

A su vez, desde el martes –cuando Vázquez convocó a su gabinete para comunicar la mala noticia y dio una conferencia de prensa para informar a la ciudadanía– el doctor Zelarayán insistió con que la enfermedad del mandatario pudo haber sido causada por haber sido fumador pasivo durante años. Descartó, a su vez, que se trate de un mal hereditario o que haya sido motivado por su pasado como fumador, ya que Vázquez dejó de fumar hace más de 50 años. 

Si se confirma el diagnóstico, ¿qué tratamiento recibirá el presidente? 

Existen dos tipos de cáncer de pulmón, uno de células pequeñas (CPCP), que tiene una incidencia de entre 10% y 25% de los casos. Este tipo de tumor es "particularmente agresivo y difícil de tratar", según el informe titulado "El cáncer de pulmón en América Latina: Es tiempo de dejar de mirar hacia otro lado".

Por otro lado, está el cáncer de pulmón de células no pequeñas (CPCNP) que incluye a casi todos los restantes casos. Dentro de ese grupo hay varias subcategorías. Por ejemplo, la que refiere a los casos en los que la afectación está concentrada en las glándulas productoras de moco del pulmón (adenocarcinoma), en el revestimiento del pulmón (carcinoma de células escamosas) o a nivel de las células grandes. Este último tipo de cáncer de pulmón de células no pequeñas puede alojarse en cualquier parte del órgano respiratorio. 

En cada uno de los tipos de cáncer de pulmón hay factores de riesgo que inciden, que varían según el caso. Además, el tratamiento a seguir varía según el tipo, aunque se destacan la quimioterapia, radioterapia y la cirugía oncológica. Y también influye en la elección del tratamiento el estado de la enfermedad. 

"En los últimos años se han identificado características moleculares que hacen que haya incluso más subtipos definidos de cáncer de pulmón y muchos más tratamientos específicos dirigidos a subtipos. Eso hace que los resultados hoy sean mejores que lo que eran hace 5 o 10 años", afirmó el oncólogo Diego Touya, jefe de servicio de Oncología del Hospital Maciel y exdocente de la cátedra de Oncología. 

Según el experto, lo primero que hay que hacer cuando se detecta un tumor en el pulmón es analizar las características moleculares. La detección se puede hacer a través de una radioterapia, pero siempre es necesario hacer una biopsia para conocer la entidad del tumor. Una vez que se confirma con la biopsia, lo ideal es hacer un PET, tomografía por emisión de positrones, que detecta las células cancerígenas presentes en el organismo, y una resonancia magnética a nivel cerebral. Estos dos estudios permiten detectar si la enfermedad está extendida o se trata de un tumor puntual. 

Si está extendida el abanico de tratamientos puede ir desde la inmunoterapia, que suele implicar la inyección de células que atacan a las cancerígenas, así como la terapia dirigida o la quimioterapia. Por contrapartida, en los casos en los que la enfermedad no está extendida y se concentra en un nódulo, lo más común es aplicar cirugía o radioterapia. 

Touya afirmó que la radioterapia en casos no operables ha logrado "resultados similares" a los de una operación. Optar por la radioterapia en vez de la cirugía convencional suele estar relacionado con las "situaciones propias del paciente", detalló. En este sentido, se refirió a los casos en los que el paciente tiene enfermedades pulmonares previas o problemas cardiovasculares. "Todo eso hace que una cirugía pueda ser de mayor riesgo o no", afirmó el especialista. 

"Si es precoz se opera o se aplica la radioterapia. Puede curarse con el tratamiento. Y, en los estadios avanzados, hoy hay tratamientos como la inmunoterapia que han logrado sobrevidas muy prolongadas", subrayó el oncólogo. 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...