Cargando...

Economía y Empresas > INFORMALIDAD

Más del 90% de extranjeros que trabajan en temporada son argentinos

Inspección del Trabajo realiza fiscalizaciones en Maldonado, Rocha, Canelones y Colonia y refuerza controles

Tiempo de lectura: -'

10 de enero de 2018 a las 05:00

La Inspección General del Trabajo lleva a cabo un operativo de fiscalización de verano en cuatro departamentos donde se genera mayor actividad por la temporada turística. La oficina coloca especial énfasis en el contralor de trabajadores extranjeros.

Las autoridades esperan una temporada turística récord, con altos niveles de ocupación y llegada de visitantes. Eso se traduce en mayor actividad gastronómica, hotelera y recreativa y, por tanto, de mayor empleo en los diferentes rubros. En ese escenario es que la dependencia dispuso la realización de una serie de controles a empresas y trabajadores.

El inspector general de Trabajo, Gerardo Rey, informó a El Observador que el operativo de verano se realizará en Maldonado, Rocha, Canelones y Colonia. La intención es efectuar al menos mil fiscalizaciones en los departamentos y para eso se recurrirá a inspectores de todo el país.
"La verificación es sobre condiciones generales de trabajo, donde básicamente se controla el registro a la seguridad social, el pago en fecha de las obligaciones a través de la ley de Inclusión Financiera y el respeto por los laudos vigentes", informó.

El jerarca aseguró que habrá "una mirada especial sobre los (trabajadores) extranjeros". La decisión fue tomada en base al antecedente de la temporada pasada cuando se detectó a personas de otros países cumpliendo labores sin registro en la seguridad social.

Rey indicó que más del 90% de los extranjeros que vienen a trabajar a Uruguay en temporada son argentinos. "Generalmente lo hacen en actividades que se realizan de noche; en gastronomía u hotelería", indicó.

Como particularidad, señaló que "incluso son algunos que vienen a pasear en temporada y agarran para hacer alguna actividad adicional". Pero eso se convierte en una "competencia desleal para las empresas formales que registra a los trabajadores en la seguridad social y que pagan los laudos", agregó.
Además,el inspector de Trabajo dijo que se debe "proteger al trabajador permanente para que tampoco sea una competencia desleal con ellos en un momento de pico de contratación".

Si se detectan irregularidades con los trabajadores extranjeros las sanciones previstas son mayores. El decreto 186 de 2004 de regulación de incumplimientos laborales explica en uno de sus capítulos sobre disposiciones legales, reglamentarias y convenios colectivos en material laboral, que es una infracción muy grave "utilizar trabajadores extranjeros que carezcan de los permisos reglamentarios".
Las sanciones en este caso van de una multa mínima de 100 a 110 jornales hasta una máxima de 126 a 150 por cada trabajador afectado por trabajar de manera informal.

Denuncias en 2017

Durante el año pasado la Inspección General del Trabajo recibió 3.216 denuncias laborales. Eso marcó un promedio de nueve denuncias diarias recibidas, según datos esa repartición. En el desglose, fueron 1.275 de condiciones ambientales de trabajo, 1.623 de condiciones generales y 318 sobre derechos fundamentales en el trabajo. La cifra total se ha mantenido estable en los últimos tres años.

Dentro de las denuncias sobre derechos fundamentales en el trabajo, 247 correspondieron a acoso moral, 28 a acoso sexual, 28 a represión sindical y 15 sobre otras formas de discriminación o acoso.
En el rubro de derechos fundamentales sí hubo diferencia con años anteriores, ya que tuvieron un descenso de 34% respecto a 2016 y de 41% en comparación con 2015.

El caso de una paraguaya con argentinos en Punta

Uno de los casos de informalidad que se recuerdan en la Inspección General del Trabajo corresponde al verano de 2016. Una trabajadora paraguaya arregló para realizar tareas domésticas a una pareja de argentinos que venían de vacaciones a Punta del Este. Incluso, ingresó al país junto a los dos y sin ninguna habilitación laboral. A medidas de enero, la empleada paraguaya denunció a sus patrones aduciendo que trabajaba 20 horas diarias y que además no le cumplían con las condiciones establecidas. La situación se complicó, la empleada abandonó la casa y tuvo que pasar dos noches durmiendo en un local del Mides de Maldonado.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...