Nacional > CASAVALLE

Maximiliano, el primer ex alumno de Los Pinos con título universitario

Se recibió de Contador Público en la Universidad de Montevideo y ya está trabajando. Su padre es funcionario de la institución y su hermano menor sueña con ser ingeniero

Tiempo de lectura: -'

13 de octubre de 2018 a las 05:03

Yo antes pensaba que podía terminar sexto y quedarme ahí. Con eso ya estaba. Porque en el ámbito de Casavalle eso ya está bien visto. Terminas ahí y es como que cumpliste”, dijo Maximiliano Viera en un video institucional de la Fundación Los Pinos el año pasado. Pero su apuesta fue mayor: este lunes se recibió de contador público en la Universidad de Montevideo, a sus 23 años. 

“Tengo una emoción tremenda de que se reciba de contador en una universidad privada. (...) Porque lo que uno le puede dejar a los hijos es eso, la educación. Es importante para el bien del país que haya gente educada sin importar el contexto social, que tengan la posibilidad de llegar lejos”, dijo a El Observador Óscar Viera, su padre. 

Maximiliano nació en el Borro y se crió en Casavalle. Vive con sus padres, que no lograron terminar el liceo y es por eso que ellos sienten un orgullo especial por lo que logró su hijo. Su hermano, Rodrigo, tiene 16 años y está en sus planes seguir el camino que plantó Maximilano en la familia: quiere estudiar Ingeniería en Computación.El nuevo contador ingresó al centro educativo Los Pinos en el 2002. Según su padre, la institución “les cambia la cabeza a los chicos, siempre lo apoya y los incentiva a que lleguen a más”. Pero para las autoridades de la institución lo fundamental es el apoyo de la familia.

“Es una persona muy buena y súper dócil. Muy trabajador. Muy perseverante. (...)  El apoyo familiar en su caso fue clave. No es que fuera de los más brillantes, pero supo aprender a ser constante cuando se lo exigía. Un día y otro día. Al principio era medio vagoneta, como todo chiquilín, pero es muy perseverante y aprendió que hay que hacer siempre las cosas lo mejor que se pueda”. Así lo describió Alejandro Korahais, director académico de la fundación. Los Pinos es un instituto ubicado en la Avenida San Martín que promueve un desarrollo integral de los niños y jóvenes de Casavalle, apoyándolos más allá de lo que refiere a las aulas. La institución se nutre de los valores del Opus Dei, pese a que Maximiliano no lleva una religiosidad activa. 

Los Pinos busca que los padres se involucren en las actividades de la institución y eso llevó a Óscar a participar de acciones de voluntariado tanto en Los Pinos como en el Liceo Impulso, donde estudia su otro hijo. Además, Óscar trabaja desde hace cinco años como encargado de mantenimiento del centro educativo. Pese a que Maximiliano abandonó Los Pinos hace varios años, es presentado como un ejemplo a seguir para los actuales alumnos y sigue vinculado a la institución. Culminó sus últimos tres años de secundaria en el Liceo Militar. Como no le gustó la carrera militar, Pablo Bartol, director de la Fundación Los Pinos, le gestionó una beca en la Universidad de Montevideo del 63% que le permitió acceder a esta universidad y que fue posible gracias al esfuerzo económico que hizo su familia. 

El vínculo entre Maximiliano y Los Pinos permanece activo. Profesores de la institución lo ayudaron a preparar algunos de sus exámenes de matemática y él se ha ofrecido como voluntario para ayudar a estudiar a los alumnos actuales durante el verano. “Al principio le costó a Maxi la adaptación a la universidad, porque uno se siente como bicho de otro pozo porque no está a ese nivel social. Pero ser humano somos todos y de a poco tenés que aggiornarte a eso. Hoy tiene amigos de ahí con los que se junta a jugar al fútbol. Yo lo llevé a estudiar con los compañeros a Pocitos y a Carrasco un par de veces. Le costó pero se adaptó bien”, explicó su padre. 

Las autoridades de Los Pinos creen que, a pesar de las dificultades de adaptación, este intercambio entre contextos sociales dispares enriquece a los estudiantes. “A los escolares los hacemos competir en rugby con niños de contextos económicos más favorables, aunque el contraste puede costar. Ya cuesta de por sí asumir el compromiso universitario y a eso hay que sumarle el choque social. Además, Maxi estaba obligado a tener un promedio alto para mantener la beca”, dijo Alejandro Korahais a El Observador. 

Maximiliano tiene en sus planes hacer un máster, pese a que Pablo Bartol le recomendó que espere a adquirir un poco más experiencia antes de comenzarlo. “Si bien tengo la experiencia de vida, hay cosas que no tengo la formación para entenderlas entonces le pregunto a él”, reconoció Óscar. No piensa, al menos por ahora, abandonar Casavalle. Maximiliano es muy cercano a su familia y, pese a lo que está viviendo, está muy arraigado al barrio y sus amigos son de allí. Trabaja en el estudio Guyer & Regules y su compromiso con la tarea es tan grande que en horarios de trabajo apaga su teléfono, contó su padre. 

El caso de Maximiliano es el primero pero no será el único. Hay 17 ex alumnos de la institución cursando carreras universitarias. La intención  es que esto sirva de ejemplo para que más jóvenes de Casavalle se interesen en cursar estudios terciarios. No faltará oportunidad para que Maximiliano Viera se acerque a contar cómo fue que llegó a ser el primer ex alumno de Los Pinos con un título universitario y que ese relato entusiasme a otros. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...