The Sótano > THE SOTANO/ EDUARDO ESPINA

Me voy, pero aún no

Usain Bolt es el mejor velocista de la historia

Tiempo de lectura: -'

07 de agosto de 2017 a las 04:55

Usain Bolt ha sido el mejor velocista de la historia. El sábado corrió su última carrera de 100 metros llanos. Salió tercero, medalla de bronce. Una derrota en su última presentación humaniza su gloria, su trayectoria de oro, sobre todo porque el atleta la tomó con altura y dignidad, diciendo que perdió bien, que ya no es el mismo de antes. "Mi cuerpo está diciendo que es hora de irme.

Todas las mañanas me despierto y tengo un poco de dolor aquí, un poco de dolor allí". Bolt tiene 30 años. El que lo derrotó, Justin Gatlin, quien ha sido su némesis durante los últimos tiempos, y que prácticamente ha debido esperar toda su vida deportiva para ganarle al más grande, tiene 35 años.

Si bien, tal como las estadísticas lo indican, los atletas comienzan a transitar la pendiente una vez cruzada la barrera de los treinta, ya no todos los cuerpos responden igual en el crepúsculo, y esa puede considerarse una de las noticias deportivas más llamativas de nuestra época, por lo que significa para el tablero deportivo profesional: hay atletas que incluso pasados largos los treinta años de edad logran sobresalir o mantenerse en el candelero, desafiando las leyes invisibles de la naturaleza.

Hay algunos casos notables que ofrece la temporada deportiva venidera. Manu Ginobili, quien cumplió 40 años, el mejor basquetbolista latinoamericano que ha pasado por la NBA –aunque todavía no se fue–, extendió su contrato para jugar al menos una temporada más con las Espuelas de San Antonio, por la sencilla razón de que su cuerpo le ha dicho que está pronto, a punto, para la posdata, que pareció ser la del año pasado, pero no, se va otra vez la última.

Más sorprendente es el caso de Tom Brady, posiblemente el mejor mariscal de campo (quarterback) de la historia de la NFL (liga de fútbol americano), quien con los Patriotas de Nueva Inglaterra ha ganado todo, que también cumplió 40 años, y no solo va por otro Super Bowl, sino que anunció que, dadas las impecables condiciones en que se encuentra, no tiene contemplado el retiro en un futuro próximo.

La expectativa de vida del ser humano sigue en aumento y parece incluir en su paquete la vida activa de los atletas, para los cuales los treinta son hoy como los veinte eran antes.

Comentarios