Cargando...
Diego Masi y Richard Garet

Espectáculos y Cultura > ARTES VISUALES

Memoria y migración: dos artistas uruguayos y la obra que los trajo de regreso al país

La muestra Transhemisférico estará disponible hasta el 11 de noviembre en el Museo Gurvich

Tiempo de lectura: -'

21 de septiembre de 2022 a las 05:02

Un pedazo de baldosa, una de esas grises que uno de los artistas sacó de la vereda de su casa, gira en un gramófono que reproduce el sonido de su vibración. El tocadiscos que trajeron los antepasados italianos de su esposa en un barco cuando dejaron su tierra atrás ahora hace sonar el pedazo de suelo de un uruguayo.

Transhemisférico es la exposición en la que los artistas uruguayos Richard Garet y Diego Masi dialogan sobre sus propias experiencias como migrantes con la curaduría de Cecilia Fajardo Hill en el Museo Gurvich.

Transhemisférico, en el Museo Gurvich

Es una invitación a enfrentarse a la memoria, la historia, personal y colectiva, de las personas y los pueblos que son producto de desplazamientos; de la memoria que se hereda y la que se construye. La sensación de enfrentarse al proceso tan personal como universal de la migración.

Richard Garet registró el sonido de Nueva York y lo transformó en campos de color que ahora se exhiben en las paredes del museo montevideano. Diego Masi colocó una cámara que capta la luminosidad de las obras, la transforma en pistas de sonido que crearon con Leonardo Secco y el parlante toma el sonido de Río de los pájaros de Aníbal Sampayo y lo transforma en un sistema audio rítmico eléctrico donde el sonido activa distintos mecanismos en base a lo que vio de una ciudad a ocho mil kilómetros.

En criollo: la cámara capta Nueva York, la mezcla con Uruguay y lo vuelve a volcar, transformado, ahí en la sala de exposiciones. Atravesando experiencias, hemisferios y culturas.

“Los dos se ayudan a volver a viajar desde Nueva York a Montevideo y de regreso. Es una situación muy orgánica y lo lindo es que ocurre dentro del lenguaje del arte, que no es prescriptivo. Aquí está Nueva York, abstracta. Esta serie de cosas super complejas que se transforman, codifican y recodifican, y se genera una vibración en el colchón viejo de Montevideo encontrado en la calle y se genera un nuevo ruido. Esa noción de Transhemisférico que suena tan abstracta en el fondo es muy palpable pero no es literal. No te están echando un cuento. Hay una cosa performativa, todo está como vivo, aunque no estamos acostumbrados a pensarlo en esos términos", explica la curadora en diálogo con El Observador.

Four cardinal points (Richard Garet) y Esqueleto (Diego Masi)

Diego Masi y Richard Garet se conocieron en la isla de Manhattan cuando este último presentaba Sonic Landscape - Midnight Blink en Times Square. Los dos uruguayos habían transitado caminos muy similares desde lo conceptual, lo tecnológico e incluso desde su peripecia migratoria.

"A mi me fascinaba lo que hacía Richard y a él también le gustaba lo que yo hacía", explica Masi mientras ajusta el mecanismo del tocadiscos. Aquel encuentro decantó en un proyecto que comenzó en 2019, con financiación de los Fondos Concursables del MEC y la invitación de la directora del museo, Vivian Honigsberg. Finalmente se completó con la incorporación de Fajardo Hill como curadora: “Yo también soy una migrante. Soy venezolana y no puedo volver a mi país. Entonces esta cosa de lo posible, y de lo posible que se hace a través del arte, me interesa. En momentos graves políticos en el mundo, con problemas ideológicos grandes, los artistas han logrado dialogar”.

Cecilia Fajardo Hill y Diego Masi

El tercer y cuarto piso del Museo Gurvich se transforman de alguna manera en capas entrelazadas por la experiencia sensorial. Entrar en el espacio como espectador es envolverse en un tejido sónico y una presencia imponente que se relaciona al intercambio cultural y la experiencia propia. 

"El arte estamos acostumbrados a pensarlo como algo que tiene que ver con lo visual, eso ya no es así. Esta es una exposición que te habla de tu propia presencia como cuerpo, tiene una cosa performativa, cómo reaccionas tú, estás escuchando con tus oídos, estás apelando a tu memoria", dice Fajardo Hill.

Una instalación en la planta superior toma fragmentos que Mario Benedetti leyó con su propia voz, y a través de un software los reproduce al azar en dos parlantes enfrentados. Se habla y se responde a sí mismo en un diálogo al azar en el que se arman poemas que nunca creó, y que no se van a repetir. "La poesía estira el lenguaje. La poesía hace algo imposible. Pero aquí se multiplica Benedetti. Es un fragmento pero al mismo tiempo es un diálogo y es poderoso", considera la curadora.

Es, también, el recuerdo de alguien que piensa en su cultura a miles de kilómetros de su país.

"La aventura quizás más osada es hacer un scratch de la forma en que la haría un DJ en New York pero con Aníbal Sampayo adentro de un lavarropas General Electric de la casa de mis abuelos", dice Masi, y al acercarse al aparato empieza a sonar. El vinilo original de Sampayo gira en el tambor de la lavadora. "Me encanta reciclar el objeto que sobre todo el objeto que fue pensado para otra cosa forzarlo de otra manera para otra cosa, no, en este caso y ver hasta dónde resiste".

Transhemisférico, en el Museo Gurvich

Hay muchos momentos como metáforas de toda la exposición que hablan de una relación casi cotidiana con el espacio. Son objetos apropiados, ready made, que fueron moldeados para cumplir otra función. Son referencias de la vida cotidiana. Un diálogo entre New York y Aníbal Sampayo: Rio de los Pájaros fue la primera canción que Masi intentó tocar en la guitarra, la que resonaba en su propia historia personal. "Casi como si me la cantara a mí".

La memoria, la experiencia, es parte fundamental de la exposición así como es la base de la experiencia migrante. El recuerdo. 

“Esta cosa de la mezcla de la memoria con lo contemporáneo, con el presente, es muy interesante porque eso es lo que somos como seres humanos. Tú eres un ser que vive en este momento pero estás constituida de tus memorias, las memorias de tus padres, tus abuelos, tu país. Estas capas están aquí presentes de alguna manera muy sutil. Son los ruidos, esta sensación, este vago reconocimiento, pero al mismo tiempo no es narrativo, no te están echando un cuento ni te están diciendo cómo sentir o pensar; depende enteramente de tu propia memoria”, señala la curadora.

Transhemisférico, en el Museo Gurvich

Fajardo Hill, historiadora de arte, destaca que ambos artistas tienen una práctica que tiene que ver con la abstracción, uno de los grandes lenguajes modernos de América Latina.

"Hay un diálogo con una historia estética que se termina transformando en un lenguaje muy contemporáneo desde la tecnología y el reciclaje: reciclan la memoria, los lenguajes, los sonidos, los aparatos. Es muy bonito porque habla de cómo nosotros como seres humanos, y América Latina misma, somos parte de esa historia migratoria, forzada o no forzada, que constituye a la región como experimento, del que todavía somos parte porque somos un devenir rarísimo. Por eso el concepto de lo Transhemisférico nos pertenece a todos”.

Ella destaca el uso del tiempo, el sonido y el movimiento como dinámicas de participación y expresión en la obra. "Esta idea de movimiento tiene que ver más con un movimiento que genera la posibilidad en nosotros de respuesta, genera estas vibraciones de color y sonido. Se explota esta idea de movimiento a una relación por un lado histórica y por el otro muy contemporánea".

Cuerpos Inalterados, Diego Masi

Esta es una exposición que desafía la perspectiva tradicional, no es posible evitar las distracciones porque todo está sucediendo al mismo tiempo. Se contaminan. "El ruido viene construyendo una forma de expandir la experiencia. Extiendes la mirada y la idea es que seas curioso. Que es un poco lo que pasa cuando migras, tu migras y tienes que rebuscarte. Hay un poco de esta aventura de la búsqueda".

La instalación estará disponible hasta el 11 de noviembre en el Museo Gurvich.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...