Cargando...
Nuestras memorias contienen aspectos racionales, emocionales y motores que son parte de quienes somos e impactan en todo nuestro entorno.

Economía y Empresas > COACHING KARINA PITTINI

Memorias de liderazgo

La coach Karina Pittini explica que entender la forma en que funcionan nuestras memorias nos otorga una llave poderosa

Tiempo de lectura: -'

23 de mayo de 2021 a las 05:00

Los líderes o jefes están impregnados de sus vivencias anteriores, entre las que aparecen las vividas con figuras de autoridad. Dichas experiencias sazonarán su futuro y el de sus colaboradores. 

Quizá por esto, tanto le agradecí al primer jefe de nuestra hija mayor. La empoderó, le dio seguridad y la ayudó a crecer, desde la confianza y sin faltar el disfrute y la diversión. Cada día iba a su trabajo desafiada, emocionada y con ganas de más.  Recuerdo en ese tiempo -junto con disfrutar su felicidad-, puse especial énfasis en transmitirle: “Ojalá, cuando tengas tus colaboradores, te acuerdes de esta experiencia, cómo fue Juan Pablo contigo y cómo te impactó”.

En el correr de su corta vida laboral tuvo otras experiencias (gracias a Dios de las buenas que siguieron empoderándola), lo que la preparó para ese día en que estuvo ante situaciones que podrían describirse como casi tóxicas. Su experiencia previa sin dudas influyó para no engancharse, ni mezclarse con lo que no era de ella. Había aprendido y en sus memorias afloraban experiencias de éxito, esas que la hacen saberse fuerte. En esos momentos incómodos para ella, su fortaleza siguió intacta, así como su sentido de valía.

Están las experiencias que potencian con impacto en el presente y moldean el futuro y también las opuestas -que lastiman, activan perspicacias, defensas y un sinfín de efectos no deseados. Entre una cosa y la otra, existe un continuo de grises.

Desde mi perspectiva, todas generan aprendizaje y en todas existe, evidente o no, oportunidades.

Nuestras memorias contienen aspectos racionales, emocionales y motores que son parte de quienes somos e impactan en todo nuestro entorno. Entender la forma en que funcionan, nos otorga una llave poderosa para abrir o cerrar el grifo según decidamos.

La ciencia dice que el aprendizaje necesita de la memoria y la memoria emocional es más vívida que cualquier otra. Que vivencias que unen adrenalina y emoción no se olvidan nunca y que la memoria actúa como una mano invisible, detrás de nuestras preferencias y decisiones. Que lo último vivido determina la calidad del recuerdo de cualquier experiencia.

Así como las neuronas siguen generándose a lo largo la vida, la red de conexiones activadas por nuestras memorias se encuentran esparcidas en diversas áreas de nuestro cerebro que dan fuerza a los recuerdos y están asociadas a sentidos, percepciones e interpretaciones. Además, existen áreas de almacenamiento específicas como son el hipocampo, la amígdala y la corteza prefrontal.

La memoria es un proceso a través del cual nuestros cerebros captan, almacenan y recuperan experiencias vividas, conocimientos adquiridos y percepciones que llegan desde los sentidos.

Una de las propiedades de nuestra memoria es que es manipulable y así como no es 100% fiel a lo vivido y cada recuerdo está teñido por nuestros sesgos perceptivos e interpretativos, así también cada vez que activamos un recuerdo queda imbuido de un nuevo estado emocional y una nueva información. Así le adicionamos, quitamos y guardamos nuevos datos que distan mucho más todavía de la experiencia original.

Entre que activamos una memoria y la volvemos a almacenar, tenemos una ventana de oportunidad para transformarla. Para nuestro beneficio o no, según decidamos.

¿Te das cuenta la grandísima oportunidad que esto significa a nivel de la relación con tus colaboradores, clientes y proveedores?

Este gran poder puede ser utilizado para el beneficio de cualquier interrelación, inclusive con uno mismo. 

Un sinfín de historias propias y de otras personas, me vienen a la cabeza y seguro a vos también. Recuerdo a un jefe a quien conozco desde hace muchos años y que solía enfocarse en lo negativo de cada situación. Lo que además de causarle dolores de cabeza propios, los distribuía entre los demás.

Sin dudas era una persona que movía multitudes por sus características y también por su posición.

Fue maravilloso acompañar su transformación y ser testigo del proceso a partir del cual, las negatividades pasaron a ser oportunidades.

Desde ese momento es un líder que capitaliza sus memorias y aprendizajes para crear un presente y un futuro mejor.

Si sos líder o jefe, tenés no solo la oportunidad sino el compromiso de utilizar las memorias para crear aprendizajes robustos, experiencias emocionalmente significativas e impactar en cada persona que se relaciona contigo y desde allí, contribuir a una cultura de empoderamiento y desarrollo. Que al igual que Juan Pablo, impactarás en cada persona que colabore contigo y que será un nuevo embajador del verdadero liderazgo.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...