Nacional > Crisis en la AUF

Ministerio del Interior se niega a responder sobre los documentos que lo señalan

"La que eligió fue la AUF", dijo el vocero de la cartera a El Observador

Tiempo de lectura: -'

13 de agosto de 2018 a las 01:00

El Ministerio del Interior mantiene la postura de que "ni insinuó ni direccionó la contratación de ninguna de las empresas" que participaron del llamado de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) para comprar las cámaras de identificación facial a pesar de que documentos, a los que accedió El Observador, demuestran que la cartera sí direccionó la elección de la empresa ganadora del llamado.

"Mantenemos el mismo comunicado. Para nosotros sigue todo igual. El Ministerio del Interior no participó, la que eligió fue la AUF", dijo este domingo a El Observador el vocero de la cartera Fernando Gil. Tras un proceso de casi dos años, la AUF había seleccionado a la empresa Servinfo luego del proceso técnico-económico realizado por ITC, la empresa de ANTEL contratada por la asociación para asesorarse en el tema.

Sin embargo, una reunión entre ITC y el Ministerio del Interior, luego del proceso, fue clave para cambiar esa decisión. Según el comunicado que ITC envió a la AUF con el resumen de esa reunión, para el ministerio "la falta de experiencia" de Servinfo era "un riesgo" que ponía "en duda" el éxito del proyecto, por más que la empresa había pasado todas las pruebas técnicas realizadas entre ITC y la cartera. Finalmente, la empresa seleccionada fue DDBA, que había finalizado en segundo lugar.


En un comunicado emitido el jueves 9 de agosto, el Ministerio del Interior aseguró que "la participación que le cupo a la cartera fue de asesoramiento a la AUF acerca de las condiciones técnicas necesarias para implementar un sistema de reconocimiento facial eficiente". El comunicado agrega que el subsecretario Jorge Vázquez fue quien encabezó las reuniones por este tema y que en todo momento la cartera le dijo a la AUF que la decisión "era de absoluta y exclusiva competencia" suya. Ese mismo comunicado decía que la secretaría de Estado "ni insinuó ni direccionó la contratación de ninguna de las empresas".

Tras el llamado, la empresa Servinfo fue la mejor calificada, pero luego de la reunión entre ITC y el Ministerio del Interior, la empresa asesora decidió cambiar su postura porque serían los técnicos de la cartera los que operarían el sistema.

ITC aclaró que a pesar de que "las principales objeciones técnicas" presentadas por el Ministerio del Interior se fueron levantando, la cartera insistió con la "falta de experiencia" de la empresa seleccionada. Por otro lado, el ministerio mostró su "total satisfacción" con la oferta de DDBA.

Finalmente, la subsidiaria de ANTEL recomendó seguir la postura del ministerio no sin antes recordar, en un comunicado enviado a la AUF, que la oferta de Servinfo era un 16% (US$ 173 mil) más barata.

Convocado al Parlamento

Legisladores del Partido Nacional decidieron convocar a Jorge Vázquez, al Parlamento para conocer qué papel jugó la secretaría de Estado en la elección de las cámaras de identificación facial contratadas por la AUF.

La intención de varios legisladores nacionalistas era convocar a Vázquez a la Comisión de Deportes de Diputados para que diera su explicación a partir de la información que surgió de que el expresidente de la AUF, Wilmar Valdez, se justificó con el empresario Walter Alcántara por no adjudicarle la licitación al consorcio que él representaba (porque había recibido presiones desde el Ministerio del Interior, con el fin de inclinar la balanza hacia la empresa DDBA).

"Está el ministerio (del Interior) metido y adentro del ministerio va la cometa de la empresa que ganó. Tiene que ser de esa forma, ¿me entendés? Ahora, si no lo logramos, yo voy a manejar otra alternativa", dijo Valdez al empresario, al explicarle por qué entendía que había ganado DDBA y no la empresa que representaba Alcántara, según audios de las conversaciones que escuchó El Observador.

Esa versión ameritó la convocatoria a los que ahora se le suman los documentos a los que tuvo acceso El Observador que muestran una participación directa de la cartera en la decisión final.

El diputado nacionalista Pablo Abdala dijo a El Observador que aunque considera que los dos aspectos son graves, "la sola mentira si llegara a configurarse hiere la credibilidad de los gobernantes, independientemente de cuál fue la verdad material".

"Si el ministerio dio una versión que ahora no se puede sostener o si Vázquez no puede hacer lo propio frente al Parlamento, quedará muy seriamente afectada su credibilidad. Ya no se trataría de un tema solo de capacidad de gestión, sino que entraríamos en un plano bastante más delicado que tiene que ver con la probidad y la honradez de los gobernantes", señaló Abdala.

El representante del Partido Colorado Ope Pasquet reclamó que si el Ministerio del Interior "mintió, ni el ministro ni el subsecretario pueden permanecer en sus cargos".

"Si la información conocida es tal cual, lo grave es que hayan dicho en un comunicado tan enfáticamente que ni se insinuó ni direccionó. Se dice eso en medio de un escándalo nacional a propósito de lo que pasó en la AUF, que cuando aparece mencionado el ministerio tienen que ser muy claros y precisos, pero salen diciendo algo que no es", dijo Pasquet a El Observador.

En el comunicado difundido el jueves 9, el Ministerio del Interior informó que Vázquez se reunió con el fiscal de Corte, Jorge Díaz, para ponerse a disposición de la Fiscalía. La fiscal Silvia Pérez comenzó hace dos semanas una investigación sobre los hechos sucedidos en la AUF, que llevaron a Wilmar Valdez a renunciar a la presidencia y a bajarse de la carrera por la reelección luego de que se conociera que existían unos audios, grabados por Alcántara, donde Valdez hablaba, entre otras cosas, de la injerencia del Ministerio del Interior en la elección de las cámaras.

El Observador intentó sin éxito comunicarse con la fiscal del caso este domingo.
Vázquez también se puso a disposición de la Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep) y del Tribunal de Conducta Política del Frente Amplio.

Comentarios