Cargando...
El ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, es partidario de mayores restricciones

Nacional > Pandemia

MSP se mostró a favor de mayores restricciones y aseguró que sistema de salud no se saturará

Daniel Salinas planteó en una reunión con el Partido Colorado la posibilidad de que los trabajadores que no se quisieron vacunar dejen de cobrar subsidio por enfermedad si entran en cuarentena

Tiempo de lectura: -'

06 de abril de 2021 a las 05:04

Preocupados por el avance de la pandemia, un grupo de dirigentes del Partido Colorado se reunió este lunes con Daniel Salinas y José Luis Satdjian, la cúpula del Ministerio de Salud Pública, para conocer de primera mano el estado de situación en el que se encuentra Uruguay respecto al coronavirus y los planes de contingencia que tiene prevista la cartera ante el aumento de muertes, ingresos a CTI y casos activos.

El encuentro, que se realizó en la sede del MSP y se extendió por más de una hora, fue “franco, abierto y transparente” y dejó “conformes” a los colorados, según declaró a El Observador, Conrado Rodríguez. “Le transmitimos al MSP que si tuvieran que tomar algunas definiciones para bajar la movilidad durante abril, el Partido Colorado iba a estar de acuerdo”, expresó el diputado de Batllistas.

Rodríguez junto a los legisladores de Ciudadanos, Felipe Schipani y Nibia Reisch, y el dirigente canario Hebert Duque -los otros tres asistentes- realizaron luego un “exhaustivo informe” ante el Comité Ejecutivo Nacional del Partido Colorado.

Colorados apoyarán al MSP si pide restringir más la movilidad

Según dijeron a El Observador participantes del encuentro, en la reunión Salinas y Satdjian hicieron un racconto de las medidas que han venido tomando y enfatizaron en que el sistema de salud no se saturará aunque está presentando tensiones.

Los jerarcas mencionaron que los departamentos más comprometidos eran Cerro Largo, Rivera y Río Negro, y que en casos puntuales se había tenido que trasladar pacientes a otros hospitales de esas regiones. La Sociedad Uruguaya de Medicina Intensiva (SUMI) informó el 1° de abril que en la región noreste, donde están Cerro Largo y Rivera, de las 62 camas de CTI, 35 estaban ocupadas por pacientes con covid-19 (un 52,2%). En tanto en la región litoral sur había 20 de las 41 camas disponibles con pacientes con coronavirus (48,8%).

En un comunicado emitido tras el CEN, los colorados destacaron que de las iniciales 625 camas de CTI se ha llegado actualmente a 923. En su reporte de este lunes, la SUMI señaló que la cantidad de camas operativas es de 887. 

La cúpula del MSP aseguró que aún tenían margen para continuar aumentando la cantidad de camas de cuidados intensivos -hasta superar las mil-, con sus respectivos respiradores y personal médico capacitado, aunque la cifra no se podía elevar hasta el infinito.

Los jerarcas del MSP pusieron como ejemplo de saturación lo que ocurrió en el año 2016 durante la pandemia de la gripe A H1N1, cuando la ocupación alcanzó el 90%. Actualmente entre pacientes con y sin covid-19 asciende a 72%.

En la reunión, el ministro Salinas reiteró que si fuera por él tomaría medidas más restrictivas pero señaló que la situación debía evaluarse de forma conjunta, incorporando aspectos sociales y económicos que no eran resorte de su cartera.

“Percibimos que hay que tomar más medidas, buscar herramientas para bajar más la movilidad y que la disminución no fue suficiente para abatir los casos actuales de forma significativa”, dijo Reisch.

Si bien no mencionaron qué actividades podrían restringirse, los colorados y la cúpula del MSP intercambiaron preocupaciones acerca de las poblaciones que fueron priorizadas para vacunarse y lo hicieron en bajos porcentajes como trabajadores de la salud y la enseñanza, militares y policías.

El MSP monitorea permanentemente la situación

En este sentido, Salinas expresó la posibilidad de que los trabajadores que no se quisieron vacunar dejen de cobrar el subsidio por enfermedad del BPS si entran en cuarentena. La intención -que deberá ser presentada formalmente y discutida- es fomentar la vacunación en los grupos a través de una penalización económica.

Las autoridades reiteraron la consigna de Rafael Radi de que se debe “blindar abril” y aseguraron que si eso ocurre, en mayo comenzarán a verse los primeros efectos de la vacunación masiva.

Los jerarcas políticos del MSP estudiarán la evolución de casos de esta semana para definir la efectividad de las medidas tomadas por el gobierno el 23 de marzo. La esperanza es que la cifra de contagiados disminuya, principalmente a partir de la reducción de la movilidad por la no presencialidad educativa. 

En este sentido, desde Presidencia de la República transmitieron a El Observador que aún no hay fecha para la realización del próximo Consejo de Ministros en el que se evalúe de forma global la situación.

De todos modos, Salinas anunció que este martes se reunirá con el presidente, Luis Lacalle, con “agenda abierta”, aunque según manifestó la situación sanitaria se está analizando constantemente. En una conferencia de prensa en la ciudad de Fray Bentos, señaló que como ministro ha planteado “en todos los ámbitos” correspondientes las medidas que entiende necesarias. “Uno está sujeto a jerarquía”, señaló y dijo que existe un Consejo de Ministros y una Presidencia de la República.

La estimación primaria es que desde que se dictaron las últimas medidas la movilidad bajó entre 15 y 20% en todo el país, aunque la comparación con la Semana Santa anterior dejó un sabor amargo: el tránsito en las rutas aumentó 158% según datos del MTOP. “La mayor movilidad se debe a una baja en la percepción del riesgo de la población. El año pasado había mucho temor y los uruguayos se quedaron en sus casas”, dijo Schipani.

Aunque hubo dificultades puntuales, desde el MSP se celebró el ritmo de vacunación -definido como “histórico” por los colorados- y se presentó una proyección que indica que de mantenerse, a principios de mayo más de un millón y medio de uruguayos -más de la mitad de la población objetivo- tendrá la primera dosis y unos 750.000 habrán recibido las dos.

Las autoridades confirmaron que seguirán abriendo vacunatorios en localidades específicas y quedaron de revisar por qué los nuevos lugares de inmunización no se mostraban en la agenda de registro, una preocupación presentada por Reisch. 

La delegación colorada también expresó su “preocupación” por conseguir que algunas personas con determinadas patologías pudieran ser priorizadas en la vacunación. Desde el MSP se les transmitió que estaban intercambiando información con el Fondo Nacional de Recursos (FNR) para elaborar una lista aunque ya se estaban priorizando a los trasplantados, entre otros.

Una posibilidad que analizan las autoridades por estas horas es que los mayores de 80 años que tengan dificultades para moverse, así como otras poblaciones de riesgo, sean vacunados en sus casas.

En principio, sería gratis para los pacientes de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) y se analiza si es posible extender el beneficio a los privados, aunque una de las dificultades es que no solamente se debe trasladar un enfermero vacunador sino también un médico por las posibles reacciones adversas.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...