Opinión > OPINIÓN

Mujeres con habilidades a prueba de robots tienen la ventaja en la era de la inteligencia artificial

Los hombres están en peligro de quedar rezagados, ya que los empleos bien remunerados del futuro pueden requerir inteligencia emocional

Tiempo de lectura: -'

14 de febrero de 2019 a las 14:09

El último temor provocado por la inteligencia artificial es que será un golpe para el empleo femenino. Las preocupaciones son muy válidas, pero no tienen en cuenta los grandes cambios que van a ocurrir en el ambiente laboral. De hecho, es muy posible que la era de la inteligencia artificial les pertenezca a las mujeres, y que los hombres corran peligro de quedar rezagados.

Hay que admitir que existen varias razones para preocuparse por las mujeres. Algunas herramientas de inteligencia artificial pueden estar sesgadas en contra de ellas. Dado que el aprendizaje automático suele aprender de los datos históricos, puede perpetuar patrones del pasado y trasladarlos al futuro. Se informó que Amazon descubrió que una herramienta de reclutamiento experimental, basada en 10 años de datos de solicitudes de empleo, había aprendido por sí sola a penalizar los currículums que contenían la palabra "femenino", como "capitán del equipo de fútbol femenino".

Además de eso, los datos de los perfiles de LinkedIn sugieren que los hombres representan 78% de las personas que trabajan en la inteligencia artificial. Así que los hombres definen el futuro y ocupan algunos de los mejores nuevos empleos, mientras que una guerra de contrataciones está elevando los salarios de las personas con doctorados en aprendizaje automático.

Se les debe prestar atención a estos problemas y buscar soluciones. A los algoritmos no se les debe dar poder sin transparencia, responsabilidad y control y equilibrio humanos. Los mejores empleos en la inteligencia artificial deben ser ocupados por un conjunto más diverso de personas inteligentes.

Pero sólo una pequeña parte de los empleos del futuro realmente involucrarán la creación de algoritmos. Los algoritmos remodelarán y revalorizarán la mayoría de nuestros empleos. Y es aquí donde las mujeres podrían tener la ventaja.

Conforme las máquinas mejoran en muchas tareas cognitivas, es probable que las habilidades que no dominan se vuelvan más valiosas. Esta lista incluye la solución creativa de problemas, la empatía, la negociación y la persuasión.

Como lo expresó Andy Haldane, economista principal del Banco de Inglaterra, "los empleos de alta calificación y alta remuneración del futuro pueden involucrar habilidades que se miden mejor con CE (cociente emocional, una medida de inteligencia emocional) que con CI (cociente intelectual)". No hay ningún motivo por el cual los hombres no puedan sobresalir en esto, pero históricamente esas habilidades se han identificado más en las mujeres.

De hecho, un nuevo trabajo de investigación de la Universidad de Zúrich sostiene que la tendencia que Haldane predijo ya ha comenzado. En EEUU desde la década de 1980, la probabilidad de que un hombre con educación universitaria termine en un trabajo cognitivo altamente calificado ha disminuido, mientras que ha aumentado la probabilidad para una mujer con educación universitaria.

El autor argumenta que esto está relacionado con la creciente demanda de habilidades complementarias como la inteligencia emocional en estos empleos.

Es importante no entusiasmarse demasiado. La tendencia que se identifica en el documento sólo ha contribuido de alguna manera a cerrar la brecha de género en los mejores empleos. Y aún no hay señales de que exista una reevaluación de las habilidades emocionales en empleos como la asistencia social, que siguen siendo algunos de los peor pagados en la economía.

Pero a medida que comienza la era de la inteligencia artificial, es el momento adecuado para redefinir la forma en que valoramos estas habilidades y la forma en que las enseñamos. Pensando en las demandas del futuro, estamos tratando de persuadir a las niñas de que la programación no es sólo para niños. ¿Por qué no intentamos persuadir a los niños de que la empatía no es sólo para niñas?

Durante demasiado tiempo hemos hablado de las "habilidades sociales", con connotaciones de feminidad y falta de rigor. Cambiemos el vocabulario y llamémoslas lo que son: "habilidades a prueba de robots" de las que ni hombres ni mujeres pueden prescindir en el siglo XXI.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...