Espectáculos y Cultura > TEMPORADA 2013

Música en redacción: un diario que se llena de canciones

El Observador, con apoyo de Top Line, lanza este martes un ciclo de sesiones musicales y entrevistas en YouTube. Los Hermanos Láser inauguran la temporada

Tiempo de lectura: -'

15 de noviembre de 2013 a las 19:10

Abrir las puertas de la redacción, observar el efecto de un pequeño concierto en un entorno atípico, aprovechar la excusa de la visita de un músico o banda para que haga lo que mejor sabe, buscar y estimular un tipo de difusión menos predecible, destacar la entrevista como complemento de esa presentación... Son algunas de las razones de Música en redacción, una producción de El Observador que comienza la próxima semana y que consiste en una serie de toques con diversos artistas que visitarán la redacción en encuentros que serán registrados.

La idea, hija de otras iniciativas que desde hace años practican medios como la National Public Radio de Estados Unidos con sus Tiny Desk Concerts, parte de una cuestión incidental, casi rutinaria –el artista viene al medio para una entrevista– y la intenta aprovechar un poco más. Por lo general, las entrevistas en un diario se publican cuando el artista tiene alguna fecha importante que intenta promover o edita un disco. En este caso, ni la agenda ni alguna otra de estas variables serán las que activen el encuentro.

En un contexto tan demandante y frenético como el de una redacción, estas instancias son de alguna manera una forma más calma y simbólica de acercarse a la música y conversar sobre ella sin prisas, sin cierres y en el lugar donde la información se genera, en el marco de una conciencia de que hacer periodismo musical puede ir más allá de la mera difusión.

El equipo de producción está integrado por el estudio creativo Salvador -encargado de la realización audiovisual- y el estudio Heavi, responsable de procesar y editar las tomas de audio de cada sesión.

Los primeros invitados

Música en redacción no tendrá un corte estilístico o de selección. Habrá músicos conocidos y también muchos otros nuevos y bajo el radar. El ciclo comienza el próximo martes con Los Hermanos Láser, la primera banda que pasó por la redacción sin que la mayoría de la gente que trabaja en ella supiera bien de qué se trataba todo. Las canciones del primer disco de este grupo, fundado a partir de lo que años atrás fue Vieja Historia, se pasean por el bluegrass, el hillbilly y el folk, todo siempre dispuesto sobre una base de canción pop.

Los Hermanos Láser parecen tener el don de lo simple y lo directo incluso en sus letras más metafóricas. De alguna manera, este disco amplía las inquietudes de Doméstico, último trabajo de Vieja Historia, en cuanto a la forma de ver la vida a través de los amigos y las relaciones definidas en un núcleo que en este caso puede ser la banda, pero que de cualquier forma se proyecta a cualquier grupo de amigos en el que sus integrantes comienzan a ver cómo van cambiando las interacciones y los conceptos de cercanía y cariño conforme se envejece.

En el plano musical, los Láser vuelven a ratificar –apoyados en la producción del ex Sórdromo Rodrigo Gómez– que son parte de la mejor y más perdurable cosecha del movimiento musical montevideano posexplosión del rock uruguayo masivo, ese que creció en las oscuridades de boliches como BJ o Espacio Guambia. Apoyados en la autogestión y en una conservación del aspecto estético y visual al que se le da tanta importancia como a la confección de las letras, los Láser encontraron una forma de sobrevivir al lado del camino simplemente porque las buenas canciones siempre logran hacerse un lugar para que alguien les preste atención.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...