Nacional > MasterChef

Nilson sigue ganando: ahora también en el Ministerio del Interior

Bonomi lo ascendió al rango de sargento

Tiempo de lectura: -'

03 de agosto de 2017 a las 12:22

Cada día que pasa, Nilson Viazzo se sorprende un poco más del cambio rotundo que tuvo su vida. Antes de participar en MasterChef Uruguay, sabía casi con exactitud lo que le haría día tras día. Pero ahora, al haberse consagrado como el primer ganador de ese certamen de cocina, las cosas no son lo mismo. Ya no es un vecino, ni siquiera un simple policía. Él es un ídolo y como tal, su vida está llena de sorpresas.

Este jueves Nilson fue invitado a participar de una actividad organizada por el programa Pelota al medio a la esperanza del Ministerio del Interior en su patria natal, Florida. Nilson asistió convencido de que en esa actividad se formalizaría su reciente incorporación al taller de cocina para jóvenes que dicta ese programa en distintos puntos del país. Nunca imaginó que en esa oportunidad volvería a ser consagrado al menos dos veces.

El primer premio lo recibió poco antes del mediodía cuando el ómnibus de la Selección Uruguaya de Fútbol llegó a la chacra policial cargado de alumnos del liceo Nº3 de Florida. Al bajar, los jóvenes de distintas edades extendieron un cartel que habían hecho para Nilson donde se leía: "Ningún soñador es pequeño y ningún sueño es demasiado grande". Luego le regalaron un juego de cuchillos para cocina y al grito de "olé, olé, olé, Nilson, Nilson" lo felicitaron por su victoria.

"Uno dice: 'es todo mediático o un programa de cocina'. Pero el hecho de que sea floridense a uno lo alegra. Por las características de él y ese sentido de cómo uno puede alcanzar los sueños si los persigue con responsabilidad. Esos son los valores que de alguna forma tratamos de transmitir en el liceo", contó a El Observador la directora del centro educativo, Gabriela Rodríguez.

Nilson

Nilson no hacía más que agradecer mientras los adolescentes lo rodeaban como si fuera una estrella de televisión, intentando robarle una foto con sus celulares o incluso un saludo que pudieran luego mostrar a sus amigos y familiares.

La experiencia no es nueva teniendo en cuenta que hace una semana Nilson fue recibido en Florida por una caravana de vecinos. De todas formas, el campeón todavía sigue asimilando su fama, así como también alguna de las propuestas de trabajo que le llegan, por ejemplo ser la imagen de un producto e incluso dar charlas motivacionales.

"Es raro. Ahora como que van pasando las semanas y vas viendo que te pasa más seguido, lo vas asimilando de otra forma, pero está bueno. Es lindo compartir la alegría de los demás, que es una de las cosas que me llamó la atención cuando terminó todo esto. Cómo me recibió la gente de Florida y cómo festejaban (la victoria) como un logro propio y de toda la ciudad", contó a El Observador.

El segundo premio llegó poco después del recibimiento de los pequeños fanáticos. Nilson escuchaba con atención al orador que informaba sobre su incorporación a los talleres de cocina cuando un anuncio lo desconcertó. Ahí, con el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, a su lado, le informaron que recibiría un ascenso al rango de sargento.

"Nilson ganó un concurso de cocina pero se destacó por los valores transmitidos durante todo el concurso", dijo el ministro del Interior.

"Felicitaciones, sargento", le decían los demás policías que participaban de la actividad luego del anuncio. Pero Nilson no podía salir de su asombro e incluso llegó a comentar a uno de ellos que le parecía que el cargo que le acababan de asignar "era mucho".

Nilson

"Me sorprendió y me pareció como mucho. Después lo entendí por cómo lo planteó el ministro y el jefe, entienden que yo representé la institución y que estoy contento de ser policía. Creo que por eso viene la mano, por nunca haber desconocido la institución y mi carrera policial", contó a El Observador.

A modo de festejo, las autoridades del ministerio y los alumnos del liceo pudieron degustar un plato que cocinó Nilson junto con el chef de la selección uruguaya Aldo Cauteruccio, quien también integra el taller de cocina. Una vez más, Nilson fue felicitado entre aplausos y bromas de los jóvenes que decían que la comida le había quedado "cgguda" imitando al juez del certamen.

"Está bueno que al estar ellos y sacarme una foto y saludarlos yo puedo devolverles algo de todo lo que me dan", agregó.

Embed

Embed

Comentarios