Cargando...
Beatriz Argimón coronó a los mejores en la Expo Prado.

Agro > PATRIMONIO CULTURAL

Ocho décadas de crecimiento Criollo

"El Criollo hoy tiene una enorme versatilidad, se ha modernizado, es un caballo muy deportivo y muy completo", dijo De Brum, presidente de la Scccu, en los 80 años de la gremial de criadores

Tiempo de lectura: -'

15 de octubre de 2021 a las 21:34

Este año no es uno más en la existencia de la Sociedad de Criadores de Caballos Criollos del Uruguay (Scccu). Esa gremial celebra 80 años, se encuentra “en un gran momento y con varios motivos para festejar”, expresó Diego de Brum, presidente de la entidad fundada un 1° de setiembre de 1941.

“Es una gran responsabilidad y un gran orgullo presidir la sociedad de criadores de la raza, sea cuando sea, porque justo me tocó de casualidad que sea en los 80 años”, reconoció.

Una linda manera de celebrar un aniversario tan especial, mencionó, fue lo que se apreció en la reciente Expo Prado, la muestra ganadera de los 150 años de la Asociación Rural del Uruguay (ARU).

Recordó que en el ruedo de la Rural del Prado, en la pista de calificaciones y con la jura del experto brasileño Rodrigo Alburquerque Py, hubo una cantidad “muy importante” de Criollos, 81 animales, a lo que se le añadieron 16 yuntas en las paleteadas, por lo que fueron bastante más de 100 los ejemplares que participaron.

Incluso los Criollos fueron protagonistas centrales en el acto de clausura de la muestra de la ARU.

Además, otra demostración del prestigio de la raza “fue la presencia de mucho público, por supuesto muchos criadores, pero también muchas autoridades”.

Participaron en las entregas de premios la entonces presidenta en ejercicio de la República, Beatriz Argimón; el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado; el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas; y la subsecretaria de Educación y Cultura, Ana Ribeiro.

Sobre el ministro Salinas, recordó que él y su equipo fueron fundamentales a la hora de coordinar cómo proceder en el marco de los protocolos sanitarios cuyo cumplimiento fue clave para que se pudieran ir realizando actividades durante la emergencia sanitaria por covid-19.

“Cuando se nos pidió que nos quedemos en casa porque era lo mejor, paramos y cumplimos, y cuando hubo condiciones con protocolos y se nos permitió desarrollar actividades las hicimos, en su momento sin público y ahora con público”, dijo De Brum.

La Marcha de Oro, realizada en Salto.

Pasaporte equino: el desafío

En el caso de Ribeiro, destacó su participación en la “Mesa Equina” –integrada por diversas instituciones del sector público y privado–, donde uno de los temas más trascendentes es avanzar en la instrumentación de un pasaporte equino que permita movilizar ejemplares de un modo más eficiente, primero con el foco en la región para proyectar luego esa herramienta con miras a mercados extra regionales.

De Brum, sobre la evolución de la raza, admitió que originalmente fue un caballo de trabajo, y sigue prestando de un modo óptimo ese servicio apuntalando la labor del productor agropecuario, pero añadió que “el Criollo hoy tiene una enorme versatilidad, se ha modernizado, es un caballo muy deportivo y muy completo”.

Puntualizó que demuestra esa versatilidad un excelente comportamiento en la enorme variedad de actividades que la Scccu emprende: juras morfológicas, paleteadas, pruebas para domadores, marchas funcionales, campeonatos de enduro y la única actividad no competitiva, la cabalgata familiar que se hace en febrero, en la costa de Rocha.

Colibrí Matrero, box 78, bicampeón del Freno de Oro.

Pisa fuerte en la región

El Criollo uruguayo es, además, muy competitivo en la región. Una demostración de eso la dio Colibrí Matrero, con el jinete Gabriel Marty, un ejemplar de la cabaña sanducera La Pacífica que acaba de ganar en Esteio el 40° Freno de Oro, la prueba equina más exigente de la región.

“Hay que felicitar a La Pacífica, fue algo que nos puso contentos, es el primer bicampeón en dos años seguidos, además en 2020 fue el primer caballo no brasileño en ganar el Freno de Oro y en lleva tres Freno de Oro ganados, porque había ganado ese premio en la exposición de la Federación Internacional de Criadores de Caballos Criollos (Ficcc)”, informó.

El logro de Colibrí Matrero, si bien ha sido el mayor, sucede a varias buenas colocaciones de ejemplares criados en el país en distintas instancias competitivas.

La evolución tiene más de una explicación y una clave es que la sociedad de criadores “siempre ha estado abierta a que se importe genética, a que lleguen jinetes, que vengan criadores y jurados, eso nos ayudó a evolucionar”, dijo.

De Brum señaló que entre los socios y usuarios de la raza hay más de 600 personas y que antes de la pandemia se llegaron a realizar 75 eventos cada año con Criollos en distintas instancias, número al que se irá regresando apenas se vaya superando la emergencia sanitaria.

Este año, por ejemplo, se pudo realizar en Salto la Marcha de Oro, por los 50 años de una actividad de comportamiento fundamental para los criadores, luego que en 2020 se tuviera que cancelar.

También se pudo realizar la Expo Otoño, que llegó a 40 ediciones, desdoblando esa actividad para cumplir con los protocolos, con actividades morfológicas en Treinta y Tres y las instancias funcionales en Salto, dejando las finales de la prueba juvenil para hacerla en Mercedes, en ese caso ya con público, algo especialmente interesante en el caso de las competencias juveniles que convocan a un público familiar importante.

Otra demostración de la vigencia de la raza en estos primeros 80 años de la sociedad de criadores se observa en cada remate, sea de yeguas de manda, potros y potras y hasta padrillos, con ventas totales de las ofertas y precios firmes.

Finalmente, la exportación de Criollos uruguayos se mantiene activa, no solo a países de la región –sobre todo a Brasil–, también hacia Europa, con destino en Alemania e Italia, por ejemplo. A fines de octubre un inspector de la Scccu viajará a Italia para realizar esa labor y potenciar el relacionamiento. Y esa avidez por el Criollo uruguayo es otro ejemplo de su vigencia en estos 80 años. 

El Criollo, protagonista en el cierre de la Expo Prado.

Un poco de historia

La Criolla, principal raza equina del país, inscribe en los registros de la ARU el 80% de los potrillos de pedigrí nacidos cada año, algo más de 6.000 ejemplares.
Tiene su origen en los caballos traídos por los conquistadores españoles. A lo largo de varios siglos se fue reproduciendo en estado natural hasta su recuperación y selección por los ganaderos, pioneros de la raza a principios del siglo XX.
Durante ese largo tiempo, la raza adquirió características fundamentales que la distinguen de las demás razas equinas del mundo: rusticidad, resistencia y poder de recuperación.
Este Criollo, que fue caballo del indio, del soldado, de tiro liviano y de trabajo de estancia, experimentó una selección dirigida por los criadores hacia un animal que se enmarcara dentro del estándar creado en Argentina por el Dr. Emilio Solanet en 1922 y luego reconocido y aceptado por las autoridades locales.
El 18 de noviembre de 2004 el gobierno declaró a la raza Criollos como Patrimonio Cultural Intangible de la República Oriental del Uruguay.

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...