Nacional > Explotación de menores

Otra víctima de Operación Océano que iba a declarar se arrepintió a último momento

La fiscal Darviña Viera quedó sorprendida con el cambio de decisión de la menor, ya que el día anterior había estado reunida con la adolescente 

Tiempo de lectura: -'

23 de octubre de 2020 a las 05:00

Estaba previsto que este 24 de setiembre declarara una de las 20 víctimas de Operación Océano como prueba anticipada, pero la adolescente cambió de opinión y, horas antes de que tuviera lugar la audiencia, comunicó que no concurriría, según informaron a El Observador fuentes de la investigación.

La adolescente iba a declarar contra el único imputado de la causa que actualmente espera el inicio del juicio oral en prisión. Esta persona enfrenta una investigación penal desde junio por presunto proxenetismo, por retribución o promesa de retribución a menores de edad a cambio de sexo, y por haberse comunicado mediante chats con fines eróticos, a diferencia de los otros 31 imputados que tiene la causa, cuya mayoría fueron imputados solo por los últimos dos delitos.

Las fuentes señalaron que la fiscal Viera quedó sorprendida con el cambio de decisión de la menor, ya que el día anterior había estado reunida con la adolescente y no le había dicho nada. La audiencia quedó sin efecto y, hasta el momento, la fiscal no solicitó nueva fecha para llevar adelante la declaración, agregaron. Eso será en el caso de que la adolescente vuelva a decidirse a ser interrogada en presencia de un juez, y con el visto bueno de la Unidad de Víctimas de la Fiscalía, que vela por la salud mental de las menores de este caso y evalúa si están en condiciones de declarar.

El hombre denunciado por esta adolescente –un empresario con ciudadanía paraguaya– fue convocado a una audiencia este jueves en la tarde, en la que la Justicia dispuso que se prorrogara la medida cautelar que pesa contra él, y permaneciera en la cárcel al menos durante 60 días. Esa decisión fue apelada por Santiago Alonso, el abogado que lo defiende actualmente, porque el imputado cambió cinco veces de defensor desde que se formalizó la investigación penal contra él a mediados de junio.

Según dejó sentado Viera en su dictamen cuando lo imputó, el hombre mantuvo sometida a la adolescente que evitó declarar en su contra. Viera describió que el empresario –que cuenta con un antecedente penal por estafa y falsificación de moneda de 2009– comenzó en un principio obligándola a mantener relaciones sexuales. La conocía a la joven al menos desde noviembre de 2019, cuando pagó la estadía en un hotel de Montevideo a ella y a otra adolescente.

La víctima, estableció la fiscal, había aceptado en un comienzo llevar a sus clientes a un apartamento del proxeneta en San Carlos, Maldonado, porque él le había indicado que en esa vivienda, "con baño y cocina", podría "trabajar" con "seguridad". Pero tiempo después se trasladó a Montevideo y la menor le dijo que viviría con quien la explotaba debido a que su "situación personal le impedía quedarse en su casa". El imputado la obligó a tener sexo con él como forma de pago por el uso de la vivienda, con una frecuencia que "estaba supeditada a la voluntad del indagado". 

Además, este hombre se encargó de crearle perfiles en dos páginas para promocionar sus servicios sexuales. Y a esto agrega que en su celular la policía encontró, tras una pericia al dispositivo, que el hombre tenía imágenes eróticas de ella y otra menor.

La fiscal también probó que en ocasiones, cuando mantenía encuentros con otros hombres, el imputado la llevaba y le cobraba no solo parte del pago sino también el costo del traslado. Por lo general, determinó Viera, el empresario obligaba a la adolescente a cumplir con dos condiciones cuando tenía sexo con otros adultos: le pagaba el 50% de lo que cobraba, o el 30% y además tenía relaciones sexuales con él. "Como no tenía otra opción, aceptó vincularse sexualmente con su proxeneta como forma de pago", relató la fiscal en el dictamen.

La adolescente, concluyó Viera, trabajaba "todos los días y todo el día" y su proxeneta la perseguía hasta el punto de escuchar "sus conversaciones telefónicas".

Negociación para acuerdo

Días atrás, Alonso tuvo una reunión con la fiscal en la que le consultó "cuál era su posición" respecto a la posibilidad de firmar un acuerdo y que el imputado fuera condenado mediante un proceso abreviado. Así ocurrió con Mikael Bosio, el único de los enjuiciados que aceptó y firmó una sentencia, asumiendo la responsabilidad. Bosio fue entonces condenado con tres meses de prisión domiciliaria, otros tres meses de prisión domiciliaria nocturna, y un año y medio de libertad vigilada. 

Los informantes indicaron que, como ha sido declarado públicamente en más de una oportunidad, la fiscal Viera le respondió al penalista que el Ministerio Público estaba abierto a esa posibilidad, pero que todavía estaban pendientes tareas de investigación para esclarecer la responsabilidad de su cliente.

Según informó La Diaria y confirmó El Observador con fuentes de la investigación, la causa sumó este jueves a la víctima número 20. La joven ya declaró ante la fiscal Viera, agregaron los informantes.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...