21 de julio 2024
Dólar El Observador | Auspicio BROU Cotizaciones
Compra 39,40 Venta 41,60
3 de mayo 2019 - 5:01hs

La Policía y la fiscal Mirta Morales están pensando en que hay grandes chances en que el doble homicidio contra dos barrabravas de Nacional perpetrados por otros barras de ese mismo club, terminará bifurcándose en dos juzgados: uno en el especializado de homicidios en el que hoy está, y en otro que se encargue de dilucidar si hay ilegalidades o irregularidades detrás de los tres sospechosos que fueron detenidos y que en el juzgado dijeron recibir $ 40 mil de sueldo por partido por parte del club.

Este último aspecto deja mal parada a la novel dirigencia tricolor luego de que los clubes grandes habían dado su palabra de no entregarle más entradas a los barras. En vez de entradas parece que le dan dinero.

Cuando en medio de una de las tantas crisis de violencia en el fútbol en 2015 el Ministerio del Interior le pidió a los clubes la lista de los barras que presuntamente colaboraban con la seguridad en las tribunas, Peñarol proporcionó varios nombres que tenían profusos antecedentes penales. Con este nuevo episodio, fuentes oficiales proporcionaron a El Observador la lista que Nacional entregó en aquella oportunidad y en la que figura como organizador de eventos uno de los ahora imputados por el caso del doble homicidio, Alan Lorenzo (ver lista adjunta a esta nota).

Más noticias

Cuando Nacional entregó aquella lista al Ministerio del Interior, en el prontuario de Lorenzo ya figuraba un delito de hurto especialmente agravado en grado de tentativa, uno de receptación y oro delito de hurto especialmente agravado. Al año siguiente al que Nacional lo incluyó en la lista de selectos barras que el Ministerio del Interior debía tener en cuenta para llevar un poco de paz al fútbol Lorenzo incurrió en un delito de tráfico interno de municiones en reiteración real con un delito de receptación.

La Policía estuvo dialogando con la fiscal en que si bien este caso en el que Lorenzo y Carlos Cazenave, el imputado directamente por el doble homicidio, no tiene relación con las muertes, el hecho de que los imputados hayan declarado que Nacional les paga 40 mil pesos por partido y que, según uno de ellos, tienen como demostrarlo, ameritaría una investigación paralela.

En esas conversaciones se estableció que la Policía vaya solicitando información a la Dirección General Impositiva para ver si estos delincuentes y el club que los contrató pagaron impuestos, entre otros aspectos a averiguar.

¿Un acuerdo?

Durante la audiencia por el doble homicidio, los abogados defensores se mostraron muy agresivos en reclamar alguna huella, algún testigo directo, algún arma que demuestre que Cazenave fue el autor material de los homicidios, que la Policía sospecha que tienen como trasfondo un problema de drogas impagas a otro barrabrava que vive en Paraguay.

Sin embargo, para la Policía que no haya una prueba contundente no implica que una suma de indicios permitan demostrar la culpabilidad de una persona en el homicidio.

¿Cuáles son los indicios con que cuenta la Policía?
  1. Los defensores dijeron que en la cámara de video que muestra a las dos víctimas y sus victimarios en la casa de uno de estos, lo hacen en un clima de risas. La Policía dice que es obvio que las víctimas fueron allí sin saber que iban a ser ejecutadas. Más aún, los familiares de las víctimas dijeron que estas le contaron que habían sido convocados a una reunión para organizar un golpe delictivo contra un blindado.
  2. El luminol, sustancia que demuestra la existencia de sangre, no tuvo efectos porque el presunto asesino pintó el interior de su casa de terracota y limpió pisos y paredes con cuatro litros de hipoclorito. “Yo también pinto mi casa”, dijo el abogado defensor en el juzgado.
  3. El registro de los celulares muestra a los cinco barras en esa vivienda pero en determinado momento los teléfonos de las dos víctimas dejan de emitir señales.
  4. A la  misma hora en que se produjeron los homicidios, una llamada al 911 de un vecino de la zona alertó sobre una balacera. Casi a la misma hora, la cámara de seguridad de la empresa privada, muestra a un empleado salir a la calle con gesto de sorpresa mirando hacia un lado y otro. “Evidentemente oyó la ráfaga de metralla con la que mataron a los dos barras”, dijo un policía.
  5. La mencionada cámara de seguridad muestra que a la casa entran cinco personas, pero solo salen tres. La Policía presume que los cadáveres de los otros dos fueron sacados por una zona del jardín que no es captada por la cámara de vigilancia.
  6. Durante la audiencia judicial, y antes de que los acusados supieran que habían quedado registrados en una cámara de vigilancia, la fiscal le preguntó a Cazenave si conocía a uno de los asesinados, y respondió negativamente. Cuando le mostraron el video donde, entre risas, se los ve entrando a su casa, Cazenave cambió la declaración: “Ah, sí, el Bebe, no me acordaba que lo conocía”, dijo.
Temas:

Justicia Ministerio del Interior Nacional

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos