Agro > ABIGEATO IMPUNE

Perros abandonados mataron y destrozaron a seis ovejas en Aceguá

En Canelones, a un tambero la carnearon una vaquillona que estaba preñada para parir en primavera  

Tiempo de lectura: -'

17 de junio de 2019 a las 16:29

Con un stock ovino que intenta aumentar sus números, los perros abandonados se multiplican y nadie sabe bien qué hacer, ni cómo proceder ante un problema que se agrava cada vez más.

Esta vez la masacre sucedió en un campo ubicado en Paraje Pantanoso, en Aceguá, donde una jauría de perros mató a seis ovejas y mordió a otras seis el pasado jueves 13 de junio. 

Se trata de un campo ubicado en una zona de sierras, con montes muy cerrados en donde hay chanchos jabalíes. Es por esto que, cuando se acerca el fin de semana, los jóvenes –de 18 o 20 años– se acercan a la zona en motos o autos viejos llenos de perros para cazarlos.

Sin embargo, en esta ocasión, el productor afectado logró agarrar a cuatro perros que merodeaban en su campo. “Los agarré. Primero dos el jueves. Y el domingo a los otros dos, pero me mataron a la sexta oveja. Escuche los ruidos de los perros. Salí; habían matado a una y estaban con la otra”, lamentó.

"La culpa no la tienen ellos, y menos las ovejas. La responsabilidad es de los humanos que no los merecen", dijo Uriarte.

En diálogo con El Observador, Carlos María Uriarte, el productor afectado, comentó que los culpables fueron estos cuatro perros –descuidados y con collares– que “se nota que conocen a las personas”.

Uriarte, un reconocido gremialista rural, arrienda ese campo hace 36 años y tiene unas 1.000 ovejas de cría.

El empresario aseguró que los perros pertenecen a los cazadores que van a los campos con 20 o 30 ejemplares y vuelven con la mitad de ellos. Comentó, a su vez, que los dueños tampoco “le prestan atención a lo que hacen los perros”.

“Es la más absoluta irresponsabilidad de la tenencia de perros. En general, tienen mal estado, son mansitos, pero están flacos. No les echo la culpa a los perros porque veías que estaban jugando”, confesó.

"La Cotryba está lejisima de esta realidad. En todos los aspectos", añadió.

Actualmente esos animales se encuentran atados en su casa y los llevará a la comisaría para que se resuelva qué hacer con ellos, aunque aseguró que los perros reconocieron a su dueño, por lo asegura saber quién es el responsable.

“Tendríamos que tener alguna institución que se haga responsable de estos perros. Yo quiero a los perros, no quiero matarlos. Largarlos es pasarle el problema a otro. Entonces, no tenés muchas opciones. Deberíamos tener un asilo para entregarlos”, planteó. 

Por otro lado, apuntó que “es poco” lo que hay que hacer para ver a los autos salir de los pueblos llenos de perros. En ese sentido, sugirió hacer un control en la salida y en la entrada y para saber quien está en la actividad y así hacerlos responsables de los problemas ocasionados.

Carlos Martía Uriarte: "Es urgente disponer de un asilo en donde se los pueda entregar para un mejor destino"

Fue así como Uriarte planteó –a través de un mensaje escrito en su Twitter– que se prohíba la caza de chanchos porque es muy peligroso para los perros.

“Es una masacre lo que sucede con los perros. Hay como un desafío de matar los chanchos a cuchillo, pero hay que ver cómo quedan los perros. Reconozco que hay que controlar a los chanchos porque son una plaga, pero hay formas y formas. Esto es una locura”, concluyó.

Otro caso con un tambero 

A un tambero cuyo campo está ubicado a 2 kilómetros por ruta de Canelones (menos cruzando campos) es la segunda vez en 20 días que le matan a un animal. El pasado 30 de diciembre la familia fue también víctima del abigeato.

El último caso sucedió entre el sábado y el domingo pasado. Se trata de una vaquillona de dos años y medio a parir en primavera.

Ramiro Lema, junto a su familia, tiene un tambo de unas 200 cabezas. También hace ganadería y agricultura en un predio de unas 350 hectáreas.

Por primera vez, el o los delincuentes se llevaron la cabeza del animal.

En diálogo con El Observador manifestó su indignación y frustración por un hecho que es moneda corriente en la zona. En todos los casos la denuncia fue hecha, aunque asegura que es “una pérdida de tiempo” y que es un mecanismo que no funciona para los productores.

Hizo referencia a la desorganización que hay, al menos en la Seccional 1° de la ciudad de Canelones.

“No es que no te atiendan bien, sino que son desorganizados. Te caen tres veces preguntando por un abigeato y no son capaces de frenar a una persona a preguntarle por qué camina por los campos con perros y con una liebre en mano”, lamentó.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...