Economía y Empresas > Decisión

Fuga de gas: Petrobras se va de Uruguay y deja el negocio del gas en manos del Estado

Se gestiónará la distribución hasta que se consigan inversores, según dijo el presidente Tabaré Vázquez; la brasileña entrega el 100% de MontevidegoGas y el 55% de Conecta

Tiempo de lectura: -'

16 de julio de 2019 a las 19:06

La salida de Petrobras del negocio del gas es un hecho. Así se lo transmitió el titular de la compañía, Roberto Castello Branco, al presidente Tabaré Vázquez durante una reunión mantenida este martes. 

La compañía ya no quiere tener participación en el mercado uruguayo y decidió dejar en manos del Estado el negocio del gas, según informó VTV. El encuentro se realizó en Santa Fe donde se celebra la cumbre semestral del Mercosur. El anuncio se produce en medio de la campaña electoral, y termina por cerrar un conflicto sindical al gobierno que parecía no tener fin. El gremio del gas viene exigiendo hace años que el Estado asuma ese negocio. 

Luego del encuentro, Vázquez dijo a radio Universal  que se alcanzó un buen acuerdo con el que se soluciona una situación complicada en MontevideoGas y Conecta. Recordó que por decisión de un tribunal arbitral el Estado tenía que facilitar la mejora de la ecuación económica de Petrobras y a su vez la empresa no se podía retirar del país hasta 2024 cuando finalizaba la concesión.  

“Estuvimos trabajando con el directorio de Petrobras y llegamos a un acuerdo; el gobierno uruguayo no hace uso de ese artículo establecido por el tribunal (arbitral) por el cual Petrobras no se puede retirar del país; es decir autorizamos a Petrobras el retiro”, explicó el mandatario. En contrapartida, señaló que la compañía “no reclama nada a Uruguay y todos los bienes pasan a ser del Estado uruguayo”.

La noticia sorprendió a más de un jerarca del gobierno. "Me estoy enterando por el informativo", dijo un director de Ancap a El Observador. Todo indica que sea el propio ente estatal el que deba hacerse cargo del negocio, ya que actualmente es socio de la brasileña en Conecta, una de las firmas de gas que tiene la multinacional en Uruguay. 

Vázquez indicó que ahora deben afinarse aspectos jurídicos y formales, pero se mostró optimista en que el acuerdo pueda ser rubricado este mes o el próximo. En el encuentro con Castello Branco se definió que se conformará una comisión integrada por dos integrantes del gobierno y dos de la compañía brasileña. Por el lado uruguayo participarán el secretario de Presidencia, Miguel Ángel Toma, y el ministro de Industria, Guillermo Moncecchi.

El presidente también informó que “Uruguay hará la gestión de la empresa, porque se queda con el 100% de las acciones, hasta tanto pueda conseguir inversores”.  Añadió que se mantendrán todos los puestos de trabajo.

A su vez, afirmó que la “opción fundamental era que todo esto no tuviera ningún costo para Uruguay y es lo que finalmente logramos”. Recordó que Uruguay tiene un tratado de protección de inversiones con Brasil que es el segundo socio comercial. “Había que buscar formas de entendimiento amigables, serias, razonables para que este relacionamiento comercial y político con Brasil siga estando en muy buen nivel”.

Petrobras está presente en el país desde 2004, cuando se asoció con Ancap en la distribución de gas natural en el litoral del país a través de Conecta.La brasileña controla el 55% del paquete accionario en esa compañía, mientras que el restante 45% está en manos del ente uruguayo. 

En tanto, a fines de 2005, Petrobras compró a Gaz de France la firma Gaseba. En julio de 2017, la firma cambió su nombre a MontevideoGas, y procedió a reponer unos 350 km de cañerías de hierro por tubos de polietileno.  

Desde hace años Petrobras sostiene que el negocio del gas en el país soporta condiciones adversas para su desarrollo que son ajenas al control de las compañías. Eso por las restricciones en el envío de gas natural desde Argentina y su elevado precio respecto su cotización en el mercado internacional.

Otro aspecto clave está vinculado a la construcción fallida de la planta regasificadora en el país, que se valoraba como una fuente confiable y competitiva de acceso a materia prima. Este proyecto era clave para desarrollar el negocio, captar más clientes y alcanzar un punto de equilibrio.

Según el diario brasileño O Globo, las pérdidas en Uruguay suman más de US$ 116 millones.

Las estaciones están en venta

A fines de abril, Petrobras informó sobre la  venta de nuevos activos que incluyen 8 de sus 13 refinerías en Brasil y la red de estaciones de servicio en Uruguay, Pudsa, en el marco de las nuevas directrices de su plan de desinversiones. La multinacional posee 88 estaciones en el país, luego que en 2006 había adquirido la red que poseía en el país la multinacional Shell. 

Sobre este negocio, el presidente Vázquez no hizo ningún tipo de anuncio sobre si la firma brasileña había logrado su propósito de colocar este activo a otro inversor privado. 

La visión del sindicato

La Unión Autónoma de Obreros y Empleados del Gas (Uaoegas) recibió con agrado el anuncio de Vázquez. El dirigente Alejandro Acosta dijo a El Observador que el acuerdo genera una “enorme alegría a todos los trabajadores”. A su vez, destacó la participación del mandatario en la negociación con Petrobras.

A fines de mayo, Vázquez recibió a una delegación del sindicato y del Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT. En ese encuentro planteó su interés de buscar soluciones al enfrentamiento laboral que los trabajadores mantenían con Petrobras.

Un mes antes el sindicato ya había realizado una medida de control obrero en MontevideoGas. La compañía tenía parte de la plantilla en el seguro de paro y había anunciado la intención de despedir funcionarios. La medida se llevó a cabo y fue levantada antes que los funcionarios fueran desalojados. El cortocircuito continuó y allí intervino el mandatario.

“Merece el reconocimiento el presidente y el gobierno que desde que nos reunimos estuvieron a la altura de las circunstancias”, dijo Acosta. Luego del control obrero los trabajadores decidieron comenzar una huelga.

El dirigente informó que este miércoles se efectuará una asamblea general de empleados. La propuesta de los dirigentes será el levantamiento de la medida y el reintegro a MontevideoGas a partir de este viernes.  Acosta indicó que se harán contactos con el gobierno para ver cómo se instrumenta el acuerdo.

“Sabemos que no va a ser inmediato, pero esperaremos lo que haya que esperar para ya tuvimos la suficiente capacidad de aguante”, señaló.

Vázquez informó desde Santa Fe que la salida de Petrobras del negocio del gas no generará pérdida de puestos de trabajo y el sindicato espera entonces que se produzca el reintegro de 11 empleados que fueron despedidos en los últimos meses.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...