Nacional > vivir sin miedo

Por qué hay militares que se oponen a la reforma de seguridad de Larrañaga

La reforma constitucional impulsada por Larrañaga es rechazada por la mayoría de los militares, aseguró el presidente del Círculo Militar 

Tiempo de lectura: -'

03 de julio de 2019 a las 12:01

El presidente del Círculo Militar, Carlos Silva, está convencido de algo: "A la gente le dieron manija para que salga el plebiscito porque, en su interior, piensa que van a salir los militares para la calle, van a agarrar a todo el malandraje y lo van a hacer pelota. La gente quiere ver a las patrullas en la calle correteando a los chorros". Así se expresó al ser consultado por El Observador acerca de la reforma constitucional impulsada por el senador nacionalista Jorge Larrañaga, que será sometida a plebiscito en octubre. 

Entre otras propuestas, el proyecto incluye la creación de una Guardia Nacional formada por dos mil militares que colaborarán con la policía en sus tareas cotidianas. Si bien el 69% de la ciudadanía votaría la reforma, según la encuesta de Opción realizada en abril, el jerarca de la agrupación castrense aseguró que la mayoría de los militares la ven como un "gran problema" y "no la comparten para nada". 

En primer lugar, los uniformados son críticos de que Larrañaga no les haya consultado su opinión antes de redactar la reforma. Silva sostuvo que el legislador "sacó sus conclusiones", sin conocer realmente cómo operan las Fuerzas Armadas. "Es como si yo me pusiera a ejercer de abogado cuando no sé nada ni estoy preparado para eso. La gente simplifica las cosas y piensa que va a resolver las situaciones, pero no", reprochó. 

Uno de los argumentos que Silva dio es que la policía y el Ejército tienen formas opuestas e incompatibles de operar. "El Ejército es una maquinita que funciona con una cantidad de protocolos, no es como una fuerza policial que dice 'andá a cuidar el estadio para que no se arme lío, pongamos un policía en esta puerta y otro policía en esta otra'", adelantó. 

El presidente del Círculo Militar dijo que el uso de las Fuerzas Armadas siempre debe estar "encuadrado", lo que significa que operen bajo un mando que provea todas las necesidades. Algunos de los requisitos que Silva mencionó fueron un equipo encargado de la inteligencia de la operación que se va a ejecutar  y el estudio de la situación, "para que la fuerza sepa cuál es la misión que tiene que cumplir".  En otras palabras, "los militares están entrenados para trabajar en equipo, no separadamente" y por eso "no están preparados para ser mandados por policías". 

"Esto que se quiere hacer es fraccionar las fuerzas, sacar dos mil soldados que dependen del comando del Ejército y pasárselos a no sé quién. No estamos de acuerdo en que se fraccionen las fuerzas y se pasen a la orden de personas que no están acostumbradas a mandar a los militares", criticó. A su vez, dijo que "no tienen nada que ver" el armamento y el equipamiento que usan una y otra fuerza.  

Por otra parte, el jerarca sostuvo que existen políticas internacionales que buscan expresamente separar las tareas de la policía de las de las Fuerzas Armadas. En los casos que sí se da la conjunción, manifestó, hay una planificación mucho mayor que en la reforma propuesta por el entonces precandidato a la Presidencia. 

Silva planteó el caso de México, donde las Fuerzas Armadas están a cargo del control y represión del narcotráfico. Allí, "el comandante que está a cargo de la represión tiene una oficina de inteligencia, una de logística, una de operaciones, una de personal y otras oficinas necesarias para dar apoyo al personal que va a ejecutar esas operaciones", aseguró. 

Las cuatro propuestas de la reforma
1. Guardia Nacional 
La reforma propone crear una Guardia Nacional formada por hasta 2000 militares que colaboren en determinadas tareas con la policía. De aprobarse esa reforma, será competencia de la Guardia Nacional “velar por el cumplimiento de la Constitución y las leyes”; “amparar a las personas en el ejercicio de sus derechos individuales, susceptibles de ser vulnerados por conductas delictivas y “llevar a cabo todas las acciones necesarias para combatir el narcotráfico y todas las manifestaciones de crimen organizado”.
2. Cumplimiento efectivo de las penas
La reforma también propone comenzar a aplicar el “cumplimiento efectivo de las penas” para determinados delitos. Eso quiere decir que en casos de violación, abuso sexual, rapiña, copamiento, extorsión, secuestro, homicidio agravado, trata de personas o delitos de estupefacientes no se podrá aplicar la libertad anticipada. Quien haya cometido esos delitos tampoco podrá gozar de libertad vigilada y vigilada intensiva.
3. Cadena perpetua revisable
Con el plebiscito también se propone que para delitos de violación o abuso sexual y homicidio a menores, así como homicidio especialmente agravado a adultos, se establezca la reclusión permanente. Esa pena podrá ser revisada a los 30 años de condena si se comprueba que la persona está efectivamente rehabilitada.
4. Allanamientos nocturnos
El proyecto también pretende permitir que la legislación regule los allanamientos nocturnos en lugares donde se sospecha "fundadamente" que se están cometiendo delitos. Actualmente, solo se pueden realizar allanamientos cuando todavía hay luz del sol.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...