Tecnología > Sony

Por qué una consola de videojuegos es el aparato estrella de la pandemia en Uruguay

El PlayStation 4 se vendió como nunca antes había sucedido en el país; los expertos aseguran que esto puede generar un cambio cultural en cómo se entretienen las personas

Tiempo de lectura: -'

23 de mayo de 2020 a las 05:02

Por Christian Xiviller - Especial para Cromo

La cuarentena obligatoria y el aislamiento social preventivo generaron una explosión en la venta de la PlaySation 4 (PS4) en Uruguay y el mundo. Desde que el país declaró la emergencia sanitaria el 13 de marzo por la detección de cuatro casos positivos de covid-19, se suspendieron las clases presenciales y los espectáculos públicos, se buscaron otros métodos de entretenimiento.

La PS4 parece haber sido la mejor aliada en este asunto, ya que sus ventas se dispararon como nunca antes había pasado con esta consola desde que fue lanzada en 2013. Tanto creció que es difícil conseguirla en tiendas de videojuegos y de informática, según indicaron a Cromo.

Mercado Libre dijo que la venta de esa consola aumentó un 417% en abril con relación al mismo período del año pasado. Mosca, uno de los principales puntos de venta de estos aparatos, dijo que la comercialización del “Play” creció 667% en marzo y abril comparado con el mismo período del año pasado. Gabriel Dittrich, propietario de X Uruguay Videojuegos, contó que hubo un crecimiento general de todas las consolas, con la PlayStation 4 como la más preferida. Para las empresas que venden este tipo de producto, la pandemia ha oficiado como un “Papá Noel”. La importadora Macrotec señaló que en marzo sus ventas aumentaron el doble que en diciembre pasado, mes que por lo general tiene la mayor demanda por Navidad.

El disparo de la demanda acarreó  la suba del precio. Antes de la pandemia, Dittrich vendía la PlayStation 4 de 1 terabyte con tres juegos y la suscripción para jugar en línea a US$ 449; hoy, vende el mismo combo a US$ 559. Es decir, US$ 110 más que hace dos meses. El caso de Macrotec es sensiblemente similar porque cada vez que necesitan reponer inventario el precio es más alto, lo que se traslada al consumidor final. Y Mosca dijo que creció entre un 20% y 30%.

No hay PS4 para todos

X Uruguay Videojuegos comentó que hasta el 18 de mayo solo le quedaban dos consolas y que no sabía si traería más porque el precio de compra era cada vez más alto. Si decide importar más, deberá venderlas a por lo menos US$ 609.

“Lo increíble es que la PS4 también está agotada en Estados Unidos y las que aún quedan para comprar están súper caras. Es la primera vez que nos quedan pocas”, comentó X Uruguay. El escenario de Macrotec es igual al de la tienda anterior: “Nos quedan pocas y nos está costando reponer ya que otra vez nos subieron los precios”. Como los lugares anteriores, Mosca está pasando por la misma situación.

En Laaca Gaming directamente ya no tienen stock. “Tuvimos muchas solicitudes de consolas y vendimos hasta que nos quedamos sin mercadería”, contó un encargado. Dijeron que tampoco sabían si comprarían más por los altos precios de compra y por la negativa del consumidor a pagar bastante más en un contexto donde la economía se está retrayendo.

Con relación a los equipos usados, tampoco hay disponibilidad. Desde la tienda de videojuegos Memo Games indicaron que vendieron todas las PlayStation 4 usadas que tenían. Las Xbox 360 y las Playstation 3 usadas tampoco se salvaron: “De eso también hay escasez total”.

¿Qué pasó?

Miguel Sofía, de Macrotec, explicó que la suba de precios se debe al agotamiento del stock de los fabricantes de consolas. Dittrich coincide con Sofía al argumentar que la escasez de PS4 “está relacionada con la fabricación y por la fiebre de la gente en comprar consolas para divertirse”.

El distribuidor oficial de PlayStation para Latinoamérica  dijo que “nadie estaba preparado para esto” y atribuyó el incremento a un interés por entretenerse de nuevos usuarios, que se volcaron a jugar para hacerle frente al encierro y al aburrimiento.

“En un mes se vendió todo lo que se tenía proyectado vender en tres meses. Esto generó menos mercadería y, por lo tanto, desabastecimiento”. El distribuidor detalló que en esta región las ventas crecieron un 300% en dos meses y que, si bien empezaron a decaer porque la gente comenzó a salir más, sigue habiendo demanda insatisfecha.

Es el caso de Mosca, que a pesar de que les quedan pocas unidades, destacaron que podrán hacerle frente al Día del Niño (16 de agosto) porque tienen reservas con el proveedor. Macrotec contó algo parecido: “Seguimos reponiendo stock siempre que haya disponibilidad y se siga vendiendo”. La compañía explicó que a pesar de que las ventas bajaron y siguen teniendo una baja, aún están por encima de lo normal.

La consola favorita de los uruguayos

Según Dittrich, la cultura del uruguayo “siempre fue la del ‘Play’. Aún cuando los amigos se juntan dicen ‘vamos a jugar al Play’ y no a la Xbox aunque tengan una”, dijo. Como él, la desarrolladora de videojuegos Laia Barboza comenta que la PlayStation es el Nintendo de los 90 y del 2000.

“Uno de los indicativos es que en los años 80 e inicio de los 90 los padres le llamaban “Nintendo” a cualquier consola que se usara para jugar. Luego, ‘La Play’ se convirtió en el icono popular del objeto para jugar videojuegos”, explica Barboza.

Esta versión de la consola de Sony logró insertarse de mejor modo al mercado que sus predecesoras. Es que la PlayStation 3 tuvo menos recepción en el mercado uruguayo que la Nintendo Wii y la Xbox 360 porque era “mucho más cara”: La PS4 se lanzó a un precio accesible y se mantuvo con un precio competitivo, comentaron los expertos.

Otro factor clave son los juegos exclusivos que no se encuentran en otras plataformas. Por ejemplo: el Gran Turismo, de competencia de autos; el God of War, de aventura y acción en tercera persona de un semidiós espartano; y, el renombrado Uncharted 4, de aventura y acción sobre un ladrón.

“Precio competitivo, juegos impresionantes, juegos que solo salen para esa plataforma y la cultura del uruguayo hacen que sea la consola más comprada, además del gran bombardeo publicitario que hace Sony”, comenta Dittrich.

Por su parte, Barboza agrega que su éxito está íntimamente ligado a su historia. “Cuando salió en el 94 era más barata que la Sega Saturn y la Nintendo 64. Además, ofrecía un repertorio de juegos mucho más diverso ya que PlayStation apostó por trabajar con desarrolladoras externas. Mientras Nintendo y Sega producían mayormente su propio contenido y no ofrecían mayor interés por apoyar a los desarrolladores, Playstation apostó por ellos”.

Hacia un cambio cultural

Desde 2012, en dos de cada diez hogares uruguayos hay al menos una consola. El último dato de 2019, elaborado por el Perfil del Internauta del Grupo Radar, muestra que el 24% de las casas en el país tiene un producto de este tipo. Con el nivel de ventas registrado durante la pandemia, probablemente ese dato se incremente como nunca antes y cambie la manera que tienen los uruguayos de percibir a los gamers.

Gabriel Dittrich comenta que “sin duda la base de datos de gamers creció muchísimo en estos meses” como producto del aislamiento social preventivo. “La gente en Uruguay tiene un estigma con los videojuegos porque piensa que es algo malo, cuando en realidad son básicamente una película en la que podés interactuar y generar un vínculo social con otras personas”.

Miguel Sofía de Macrotec dice que en su experiencia profesional ha escuchado comentarios sobre la “pérdida de tiempo de los videojuegos” y que cuando las personas lo dicen, él les pregunta si opinan lo mismo acerca de pasar horas mirando series en Netflix. Sofía también señaló, por un lado, que los juegos hacen que el cerebro esté en actividad porque en ellos hay que resolver desafíos y, por otro lado, que es una industria que mueve millones de dólares.

“La mayoría de la gente no dimensiona el tamaño de esta industria y lo que representa para muchos. Mucha gente piensa que son simplemente ‘jueguitos’ e imagina que un gamer es un adolescente en un sótano encerrado por días y no un trabajador que llega a la casa cansado con las ganas de distraerse por una hora. Imagino que con el crecimiento de la industria habrá cada vez más gente informada”.

Sofía dice que muchos padres compraron consolas y videojuegos para sus hijos porque no sabían de qué otra manera entretenerlos.

La desarrolladora Laia Barboza coincide con Sofía y agrega que un gamer no es solamente una persona que juega con una consola o con una computadora, sino alguien que también lo hace con un celular. Y señala que el público objetivo mutó: en los 80 y 90 eran los niños y hoy son los adultos.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...