20 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,25 Venta 39,75
22 de octubre 2021 - 5:00hs

El director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Isaac Alfie, dejó abierta la puerta para revisar la presión impositiva de Uruguay si la economía dinamiza su tasa de crecimiento y se logra mejorar el desequilibro de las cuentas públicas durante el actual período de gobierno.

Entrevistado por Quien es Quien de Diamante FM y canal 5 el jerarca recordó que las tasas de imposición del país sobre la renta a las personas físicas y las empresas son de las “más elevadas” del mundo. En el caso del IRPF a las personas, Alfie recordó que su diseño tiene deducciones que son marginales y que su cálculo se hace sobre la renta bruta y no sobre la neta por lo que su peso es mayor que en otros países. En ese sentido, ejemplificó cómo pega ese tributo en determinada franja de ingresos que pagan ese tributo. Suponiendo un ingreso de $ 100, al trabajador (luego de aportes a la seguridad, Fonasa, e IRPF) le terminan llegando $ 56 a su bolsillo. Añadió que a esa cifra hay que agregare el aporte patronal a la seguridad social que pagan las empresas, otros $ 12. Por tanto, el costo o valor agregado para la empresa que contrata ese trabajador es de $ 112. Así, “esos asalariados terminan recibiendo la mitad del costo ($ 56) o la generación de valor”, cuestionó. Alfie dijo que “en el mundo” la media de aportes a la seguridad social, salud e IRPF ronda el 18%, porcentaje que Uruguay supera ampliamente. Por otro lado, comentó que si bien la tasa nominal impositiva de las empresas es del 25%, la tasa de impuesto real supera el 40%.

Consultado sobre si existía margen para corregir y disminuir esa presión impositiva, Alfie respondió que “dada la situación fiscal, parece difícil que se pueda hacer algo muy grande. Ahí todo dependerá del crecimiento económico y de cuántos recursos adicionales” pueda generar la economía en lo que queda de este período. De todas formas, advirtió que hay que ser “realistas”, ya que si bien puede ser “muy lindo bajar impuestos”, primero habrá que achicar el desequilibro que existe entre el gasto del Estado y sus ingresos. Añadió que hoy una reducción de impuestos es más una “expresión de deseo”, aunque se mostró esperanzado en que la economía pueda mostrar dinamismo en su crecimiento para, “por lo menos, iniciar ese camino” de reducción de la carga tributaria. 

Más noticias

El “error” que pudo ser una renta básica 

El director de la OPP consideró que haber apelado a una renta básica para la población más vulnerable por la pandemia como sugirió y pidió el Frente Amplio hubiese sido “un error”.

“Lo que se hizo fue lo mejor. No había otra respuesta racional”, aseguró. Alfie recordó que los países que apelaron a ese instrumento “se quedaron sin balas a los seis meses” como ocurrió con los vecinos (Brasil y Argentina). Por otro lado, el jerarca se mostró confiado en que habrá una reducción de la pobreza al finalizar este año. Por la pandemia, Uruguay cerró el 2020 con unos 100 mil pobres más que el año previo. 

Temas:

Impuestos Isaac Alfie

Seguí leyendo

Te Puede Interesar