Economía y Empresas > REFORMA JUBILACIONES Y PENSIONES

Qué sugiere un estudio de la CAF sobre la reforma de las jubilaciones que se viene

El organismo señala que para mejorar la sostenibilidad fiscal, Uruguay puede recurrir a la opción de reducir la tasa de reemplazo, además de extender la edad laboral; considera contraproducente que se eleve la tasa de aportes

Tiempo de lectura: -'

12 de noviembre de 2020 a las 12:30

La CAF (Banco de Desarrollo de América Latina) realizó un estudio que advierte que Uruguay es el país con mayor proporción de adultos con más de 65 años de edad en la región, que muchos trabajadores aportan durante poco tiempo al sistema de seguridad social y que el régimen de jubilaciones se ha vuelto una gran carga fiscal. Así los sostiene e trabajo del organismo Los sistemas de pensiones y salud en América Latina: los desafíos del envejecimiento, el cambio tecnológico y la informalidad, cuyo reporte se presentará este jueves 12. 

“El envejecimiento de Uruguay supone un desafío en términos de sostenibilidad fiscal”, señaló a El Observador Guillermo Alves, economista principal de la CAF y co-editor del reporte. Actualmente 11% del PIB se va en el gasto público de jubilaciones y pensiones; solo la mitad del monto se cubre con los aportes de los trabajadores y el resto con Rentas Generales.

Un sistema de jubilaciones pesado afecta la sostenibilidad fiscal, lo que se traducirá en mayor déficit público y más endeudamiento del Estado en un futuro próximo. La sobrecarga del sistema también significa que recursos que podrían destinarse a otros fines (piénsese en viviendas, aportes al desarrollo social, a la protección de la infancia, etc.) van para las jubilaciones y pensiones, generándose un desequilibrio en la balanza social.

¿Qué propone la CAF como alternativas de solución?

Alves señaló que para trabajar la sostenibilidad fiscal, generalmente -o en teoría- se recurre a tres herramientas de reforma: reducir la tasa de reemplazo, mover la edad de retiro, o aumentar las tasas de contribuciones de los aportantes al sistema.

La tasa de reemplazo es la relación que existe entre los aportes que se realizan a la caja durante la vida laboral y el monto que se recibe (luego) de jubilación. Para alimentar el sistema jubilatorio, una opción es reducir esa tasa, con lo que las personas pasarían a percibir -en promedio- menores montos de jubilación a los actuales. Esto se plantea en aras de aliviar al sistema en su conjunto.

Otra forma de reducir la tasa de reemplazo es uniformizando las distintas cajas (comercial, militar, policial, profesional, notarial, bancaria) que integran el sistema. En ese caso, la nivelación también se haría a la baja.

El segundo punto que aborda la CAF es la edad mínima de retiro, que en el caso de Uruguay es de 60 años de edad, por debajo de la media internacional que está en los 65. En tal sentido, una alternativa puede ser extenderla, a través de incentivos específicos. Este es un tema que se está abordando a fondo en la comisión de expertos de la reforma de la seguridad social que se acaba de instalar. 

La tercera opción para trabajar la sostenibilidad fiscal, que es aumentar las tasas de los aportes al sistema previsional, no es vista por la CAF como una opción beneficiosa en el caso de Uruguay, debido a que estas ya son bastante altas.

"No convendría aumentarlas no solo por el eventual descontento social que esto puede generar, sino porque afectaría las tasas de formalidad", alertó Alves.

En suma, de las tres herramientas para mejorar la sostenibilidad fiscal, esta última queda descartada y la que resulta más controversial es la de reducir la tasa de reemplazo, emparejando hacia abajo. Consultado al respecto, Alves respondió: “Cierto, es un punto delicado, pero cuanto más alta la tasa de reemplazo, menos cierran los números. Lo que pasa es que ese tipo de medidas no se concretan de inmediato, requieren plazos graduales, progresivos en el tiempo para que el impacto sea más llevadero, como se hizo en algunos países de Europa”.

Lo concreto es que una reforma de la seguridad social profunda puede comenzar a implementarse en forma casi inmediata en lo que se refiere a algunas decisiones o fases, pero culminar todo el proceso puede llevar unos 20 o más años, explicó el economista.

Otro aspecto a tener en cuenta es la oportunidad o conveniencia de combinar las distintas herramientas a favor de la sostenibilidad fiscal, es decir, no adoptar una sola de las medidas en forma aislada, sino apelar al conjunto, sopesando el todo.

¿Capitalización, reparto o mixto?

En América Latina existe diversidad de sistemas de previsión social. Algunos son más exitosos que otros, no tanto por el sistema en sí, sino dependiendo del uso que se le da en cada país y su interrelación con las políticas públicas y factores socio-económicos.

“Según los estudios, no es claro el resultado de si un sistema basado en capitalización sea mejor que el de reparto, o viceversa. Eso varía en cada país y por sus historias en esta materia. La CAF no tiene una posición en ese sentido”, explicó Alves.

Para ejemplificar la complejidad del tema, citó el caso de Chile, que cuenta con un sistema previsional basado exclusivamente en capitalización y presenta problemas en sus tasas de reemplazo, que son bajas. Allí la gente reclama jubilaciones más altas, necesitándose que el sistema público salga al paso, según algunos analistas.

Cabe recordar que Brasil y Argentina cuentan con sistemas de jubilaciones contributivas (con componentes de reparto y beneficios definidos), mientras que Uruguay tiene un régimen mixto público-privado (con las AFAP), que probablemente sea potenciado a partir de la reforma.

Representantes de la CAF y Rodolfo Saldain, presidente de la comisión de expertos de la reforma de la seguridad social, mantuvieron reuniones en estos días para concretar el aporte del organismo con estudios económicos.

Sobre el reporte

El estudio Los sistemas de pensiones y salud en América Latina, los desafíos del envejecimiento, el cambio tecnológico y la informalidad de la CAF será presentado en un evento virtual este jueves. Tendrá la participación de Azucena Arbeleche (ministra de Economía y Finanzas), Pablo Mieres (ministro de Trabajo y Seguridad Social), Francois Borit (representante de la CAF en Uruguay), Guillermo Alves (economista principal de la CAF), Hugo Odizzio (presidente del Banco de Previsió Social)  e integrantes del la comisión de expertos en seguridad social, entre otros.
En el reporte se hizo una recorrida por América Latina en materia de previsión social, destacando que en Uruguay el régimen de jubilaciones es adecuado en términos de cobertura (alcance) y montos (en promedio), en comparación con otros países de la región, con mucho peso del desafío fiscal mencionado. 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...