Nacional > senado y diputados

Qué tan viable es la propuesta de reducir la cantidad de senadores y diputados

Novick, Vega y Abella van más allá y proponen eliminar la Cámara de Senadores 

Tiempo de lectura: -'

01 de noviembre de 2019 a las 14:01

Antes de la primera vuelta electoral hubo cuatro candidatos a la presidencia que plantearon que la cantidad de legisladores en Uruguay es excesiva y que hay que reducirla: Guido Manini Ríos, César Vega, Edgardo Novick y Gonzalo Abella.

El líder de Cabildo Abierto propuso en su programa de gobierno reducir un tercio cada una de las cámaras mediante una reforma constitucional. Este viernes, el senador electo anunció en una entrevista con El País que su partido intentará concretar esta idea en la próxima legislatura.

Asimismo, Vega (diputado electo del Partido Ecologista Radical Intransigente) volvió sobre su propuesta de eliminar el Senado, una idea que también había planteado Unidad Popular, partido que no consiguió representación parlamentaria en los comicios. 

El excandidato del Partido de la Gente, Novick, se mostró a favor de ambas propuestas. "Uruguay puede funcionar con la mitad de senadores y diputados. También se puede discutir si se necesitan las dos cámaras", expresó en entrevista con El País. 

La mayoría de la ciudadanía (77%) comparte la idea de bajarle el sueldo a los parlamentarios, según una encuesta realizada por Factum en los primeros días de octubre. ¿Qué dicen los demás partidos sobre la posibilidad de reducir la cantidad de bancas en ambas cámara? ¿Cómo se podría emprender esta reforma, según la Constitución? ¿Por qué en Uruguay hay un sistema bicameral y cómo se fue modificando la cantidad de legisladores con el paso del tiempo?

No es lo mismo modificar la composición de la Cámara de Representantes que la de la Cámara de Senadores. Para pasar a tener 67 diputados en vez de 99, como plantea Cabildo Abierto, alcanza con una ley aprobada por 2/3 de cada cámara. Y si esto no se diera, la reforma podría ser sometida a plebiscito. 

En el caso del Senado no es posible hacer modificaciones a partir de una ley. Para tener 20 senadores en vez de 30, al igual que para eliminar esta cámara, necesariamente debería haber un plebiscito, explicó a El Observador el abogado constitucionalista Eduardo Esteva. A la vez, aclaró que la consulta popular acerca de reducir Diputados y el Senado podría hacerse en un único plebiscito. 

Ambos cambios propuestos –bajar el número de legisladores y eliminar el Senado– son de distinta naturaleza y suponen desafíos distintos, según Esteva. La Constitución estipula que todos los departamentos deben tener al menos dos representantes, sin importar cuántos votantes haya, "con arreglo a un sistema de representación proporcional".

En este sentido, el catedrático planteó que habría que instrumentar un sistema que garantizara la representación proporcional. Si los 19 departamentos se quedaran con un mínimo de dos bancas, habría 29 lugares en Diputados para repartir de manera proporcional en vez de 61, como ahora. Eso podría poner en jaque la legítima representación: Montevideo (que con 1.381.000 habitantes es el departamento más poblado) apenas tendría más diputados que departamentos como Flores, en el que viven 25.000 personas. 

El planteo de reducir el número de parlamentarios no se da seguido en Uruguay, según Esteva. La última vez que estuvo en agenda fue durante la última dictadura (1973-1985). El catedrático recordó que cuando se discutía la creación de un régimen constitucional que legitimara al gobierno de facto (que fue plebiscitado en 1980), la reducción del número de parlamentarios fue una de las ideas que se abordó, pero al final quedó descartada porque no hubo acuerdo. 

Sin embargo, "muchísimas veces se discutió en Uruguay la supresión del Senado", según Esteva, quien entiende que este es un planteo lógico. Como argumento, dijo que las cámaras en países como Reino Unido, donde también tienen un sistema bicameral, se justifican porque tienen distintos criterios de representación: por un lado está la Cámara de los Comunes (que representa a la ciudadanía y es elegida democráticamente) y por otro está la Cámara de los Lores, cuyos integrantes no son elegidos por votación popular. 

"¿Por qué hay dos cámaras en Uruguay? Esa es una pregunta con una respuesta muy difícil", planteó Esteva. Un posible punto de partida es el sistema que contemplaba la Constitución de 1830, según el experto. La primera carta magna establecía que habría un senador por departamento y un diputado por cada 3.000 ciudadanos, independientemente de donde residieran. En las siguientes versiones de la Constitución ese criterio fue modificándose, hasta quedar el actual número fijo de parlamentarios: 30 senadores y 99 diputados. 

"Actualmente no hay grandes diferencias en la designación. La gran diferencia es que los senadores se eligen en circunscripción nacional; y los diputados, en departamental", expresó. Esteva entiende que, al supuestamente no haber una diferencia significativa en los criterios de elección de ambas cámaras, presenta desventajas como el gasto excesivo y el enlentecimiento del trabajo de los legisladores. 

Quienes defienden el sistema bicameral, en cambio, entienden que garantiza que no se legisle de manera apresurada o irreflexiva. Además, argumentan que de este modo hay un mayor equilibrio del poder, al margen de los abusos y los excesos, y da menos lugar a la imposición de una idea. 

Ni el Frente Amplio, ni el Partido Nacional ni el Partido Colorado, los demás partidos que tendrán representación parlamentaria en este período legislativo, se proponen reducir la integración de las cámaras o eliminar el Senado. Sin embargo, la vicepresidenta Lucía Topolansky se mostró a favor de esta última propuesta en 2016. La senadora electa del oficialismo propuso entonces "eliminar el Senado" y "rever la representación en las proporciones de la ciudadanía". 

Graciela Bianchi, senadora electa del Partido Nacional, dijo que ninguna de las dos propuestas está siendo considerada por el partido. El programa de los blancos no contempla esta idea, que tampoco fue propuesta por los partidos que integrarán la eventual coalición opositora como una de las prioridades del próximo gobierno. 

Para reducir la cantidad de diputados, los legisladores interesados deberán presentar un proyecto de ley y obtener el respaldo de 2/3 de cada cámara. La única forma de eliminar o modificar la composición de la Cámara de Senadores es la convocatoria a un plebiscito.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...