Nacional > DURAZNO

Quién es el "Canario" Julián Cabrera, el lector de la proclama de Un Solo Uruguay

Fue presentado como "un productor rural de bajo perfil" pero tuvo destacada militancia en el mundo rural

Tiempo de lectura: -'

24 de enero de 2019 a las 05:03

Hasta último momento fue como un secreto de Estado. El movimiento Un Solo Uruguay, en su segunda convocatoria del 23 de enero a la Sociedad Rural de Durazno, mantuvo de manera hermética quién sería el encargado de leer la larga proclama que llevó diez días de trabajo y la participación de más de 180 personas.

Finalmente, Julián Cabrera, un productor de ovinos del norte de Florida dio un paso al frente. Con una oratoria potente Cabrera transcurrió por diferentes ítems levantando el aplauso de todos los convocados en Santa Bernardina. Minutos antes de subir al estrado Cabrera, a quien Marcelo Nougué, uno de los voceros de Un Solo Uruguay definió como “un productor rural de bajo perfil”, dijo a El Observador que estaba “cagado”. Una vez arriba del escenario su impronta discursiva se robó cualquier temor previo.

A pesar de que hace ya casi 15 años se alejó de las luces mediáticas y de las luchas gremiales, su nombre, así como su prontuario como productor rural lo preceden. La prueba fue el fuerte abrazo en el que se fundió minutos después de terminar con su oratoria con el senador Jorge Larrañaga, por iniciativa del propio legislador.

Según contó Cabrera arrancó a militar en las organizaciones sociales en la época de la dictadura cuando era estudiante de Psicología en Montevideo. Fue uno de los fundadores de Ascep (ahora FEUU) militando por varios años en la agremiación estudiantil.

“Estudié Psicología porque soy un canario muy loco, pero no me recibí. Salvé todos los cursos y no quise dar el último examen porque no quería que me llamaran por ningún título. Era una cosa de burgués, si yo no iba a ejercer, yo quería ser canario”, comentó.

Una vez que volvió a Florida en la década de 1990, arrancó con un proyecto de venta de lana, que tras el trabajo de varios años logró mejorar el producto que producía, contó.

“Tras el atraso cambiario impuesto por el gobierno de Luis Alberto Lacalle e Ignacio de Posadas”, recordó, se dio una manifestación frente a casa de Gobierno en 1999, en la que se posicionó como uno de los principales representantes de la protesta, y se enfrentó a un militar que disparó.

En el año 2000, Cabrera además envió una carta al periodista conductor de En Perspectiva, Emiliano Cotelo, en la que afirmó: “El desencadenante medular de mi carta, es la equivocada convicción íntima de los capitalinos de que pasando Arroyo Carrasco todo lo que hay son señores feudales por un lado y un número de brutos e ignorantes por el otro, a los que es mejor ignorar pues no tienen más importancia social que sus jineteadas (o mal llamadas domas) en Turismo”.

A partir de esa exposición, Cabrera se fue volviendo un dirigente destacado. En 2000 fue partícipe de la fundación de la Mesa Coordinadora de Carne y Lana, militó hasta alcanzar un lugar en la dirección de la Federación Rural, junto al hoy diputado por el MPP, Alfredo Fratti y Gonzalo Galleros (expresidente de la Federación Rural y del Instituto Nacional de Colonización).

“Después nos vendieron y nos vendieron barato. Le dieron con el precio a ellos. Fue días antes del primer gobierno de Tabaré Vázquez, que decidí alejarme porque se estaban descabezando las organizaciones sociales”, señaló Cabrera. Eso fue en 2004 y su partida motivó que quien iba a ser el ministro de Ganadería (José Mujica) lo visitara en su casa para mantener una charla con él, aunque no quiso revelar detalles del diálogo.

Con respecto a la resolución de leer la proclama de Un Solo Uruguay, Cabrera expresó que es un autoconvocado “desde el primer día” y que a pesar de que hace más de diez años se alejó de la “primera línea” porque sus compañeros de lucha habían cambiado “los postulados y principios”, las palabras del periodista Serrano Abella lo motivaron a volver, dijo.

“Me dijo: ‘Canario, que vos no hables es inmoral porque no es que seas sabio, pero tienes cosas para contarle a las generaciones que vienen’. Cuando estos gurises me ofrecieron este honor te juro que lo acepté con el mismo susto con el que estoy hablando ahora”, reflexionó.

Cabrera agregó que hay que demandar que el nivel intelectual de la clase política suba, porque le preocupa y avergüenza cuando la opción que tiene un político para “discrepar con lo que se dice se basa en desmerecerte como persona y se han escuchado tantas pavadas”.

“Yo de la clase política espero seriedad y que si no están de acuerdo, bárbaro, que no estén, si ninguno es pepita de oro para gustarle a todos. Pero no puede ser bajar a este nivel. Estoy muy preocupado porque la base de un país libre son las diferencias que podemos tener los colectivos”, señaló finalmente el principal orador de la tarde.  

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...