Nacional > INFERTILIDAD

Reclaman cambios en la normativa de financiación de reproducción asistida

Las mujeres mayores de 40 años que no pueden acceder a los pagos compartidos con el FNR piden que el decreto se revise

Tiempo de lectura: -'

01 de septiembre de 2017 a las 05:00

Un decreto del 27 de febrero de este año limitó el acceso a las técnicas de reproducción asistida a partir de los 40 años. Por lo tanto, las mujeres que pretendan contar con la asistencia económica que el Estado da a través del Fondo Nacional de Recursos (FNR) para someterse a estos tratamientos deberán culminar los tres intentos antes de cumplir esa edad. De lo contrario quedarán por fuera incluso aunque no hayan podido terminar.

Las únicas excepciones que se contemplan corresponden a las pacientes que ya habían iniciado los trámites antes del 27 de febrero de este año. Luego de que unas 700 mujeres se movilizaran y pidieran entrevistas con legisladores de todos los partidos y con el Ministerio de Salud Pública (MSP), la cartera consideró su situación y las dejó finalizar los tres intentos que prevé la ley. Hay pacientes de hasta 49 años en este grupo.

La coencargada de la Dirección Técnica Médica del FNR, Rosana Gambogi, dijo a El Observador que ampliar la cobertura en los tratamientos de reproducción asistida es una posibilidad, pero esa decisión podría desencadenar que no se financiaran otros procedimientos que ya no son tan nuevos. Desde la creación del FNR en 1980 solo dos técnicas fueron eliminadas para favorecer el acceso a otras.
0% de nacidos vivos hubo en los últimos años entre las mujeres mayores de 43 años que accedieron a técnicas de fertilización asistida a través del FNR.
De todos modos, es poco viable que eso pase. La jerarca sostuvo que el límite de los 40 años se vincula con que las posibilidades de quedar embarazada disminuyen con la edad. En ese sentido, explicó que aunque el acceso se habilitara hasta los 42 años, por ejemplo, siempre habría un grupo que quedaría por fuera de la cobertura y eso también motivaría reclamos entre los usuarios.

Gambogi insistió en que el decreto es perfectible, pero hizo hincapié en que la norma permitió el acceso universal a tratamientos que en el pasado estaban disponibles solo para los que los podían pagar. De hecho, el 20% de las 1.696 mujeres que fueron autorizadas hasta el 31 de julio de este año por el FNR no tuvieron que financiar nada del primer intento porque entraban en la franja más baja de ingresos.

El FNR establece un sistema de pagos compartidos o copagos, en donde las parejas que perciben menos de $ 36.110 no tienen que hacerse cargo del costo del tratamiento, al menos en el primer intento. Luego, a medida que aumentan los ingresos, la ayuda del FNR disminuye, pero en todos los casos siempre aporta un porcentaje. En el caso de las parejas que perciben más de $216.660, el FNR paga el 15% del primer intento.

Descenso de la fertilidad

Gambogi consideró que es muy válido que las mujeres decidan postergar la maternidad para realizarse en otros ámbitos personales, pero afirmó que es importante que la población sepa que el descenso de la fertilidad "es muy marcado" a partir de los 35 años.
1.696 mujeres fueron autorizadas hasta el 31 de julio de este año por el Fondo Nacional de Recursos para realizarse tratamientos de reproducción asistida.
Consultada acerca de cuántas pacientes quedaron por fuera de la cobertura del FNR, la jerarca señaló que a nivel oficial no tienen cifras. De todos modos, destacó que durante dos años no hubo límites para las que se quisieran anotar a los tratamientos, ya que la normativa fue muy esperada por muchas mujeres que dependían de la financiación estatal para acceder a las técnicas. En ese tiempo se anotaron mujeres de más de 50 años.

El 46% de las mujeres que se presentaron en el FNR por problemas de fertilidad hasta el 31 de julio de este año tenían entre 40 y 60 años. Sin embargo, la mayoría de estas pacientes no lograron quedar embarazadas, ya que solo el 13% de las usuarias de entre 40 y 42 años que se sometieron a los tratamientos lo consiguieron. En el caso de las que tenían más de 42, solo el 5% obtuvo un resultado positivo.

De todos modos, la ecuación debe acotarse aun más, porque no es lo mismo un embarazo que un nacido vivo. Entre las mujeres de 40 años que quedaron embarazadas por las técnicas financiadas por el FNR, solo el 6,5% pudo parir. En el caso de las pacientes de 41 y 42 años, el número asciende a 9,5%. Finalmente, no hubo nacidos vivos para las usuarias de 43 años o para las mayores de esa edad.
$36.110 es el sueldo máximo que puede percibir una pareja para que el Fondo Nacional de Recursos admita financiar el tratamiento en el primer intento. Luego deberán pagar una parte.
Por su parte, la embrióloga Lidia Cantú dijo a El Observador que las parejas deberían estudiarse mientras son jóvenes para saber qué posibilidades tienen de tener hijos. "Deberían ver si están en aptitud para esperar más tiempo", sostuvo. En ese sentido, explicó que es posible criopreservar embriones en la juventud e implantarlos unos años después.

La especialista hizo hincapié en que debería haber campañas de información sobre embarazo para ayudar a las parejas. "Hay que hacer más para que la gente comprenda que si quiere tener hijos -afirmó-, tiene que hacerlo cuando son jóvenes".

Dos recuperaciones

Las técnicas de reproducción asistida, que pasaron a estar financiadas por el Estado a partir de 2015, cuestan cerca de US$9 mil y no siempre tienen un resultado exitoso de primera, por lo que las parejas suelen someterse a varios intentos para que la mujer quede embarazada. A veces se endeudan para pagar los tratamientos, prueban una y otra vez y nunca lo logran. Es por esto que la recuperación no es solo emocional luego de un resultado

Comentarios