18 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
21 de marzo 2023 - 5:00hs

La reunión fue extensa, pero no por la cantidad de argumentos expuestos por las dos partes. Fue un deja vu de otros encuentros y trató dos o tres temas sobre los que volvían una y otra vez. El fiscal de Corte, Juan Gómez, le anunció a la fiscal Gabriela Fossati que dejaría de ser la encargada del Caso Astesiano -en su lugar asumirá Sabrina Flores- y que la trasladaría a una Fiscalía de Flagrancia. Gómez entendió que Fossati había emprendido una batalla con el solo fin de ser trasladada una fiscalía especializada en Delitos Complejos, dijeron fuentes de la Fiscalía General de la Nación a El Observador

Gómez ha dicho públicamente que nunca le prometió a Fossati que iría a una fiscalía de esa especialización. Cuando en noviembre del año pasado la fiscal comenzó a reclamarle públicamente porque no cumplía con esa presunta promesa, Gómez dijo que debía terminar con el caso Astesiano para luego hacer esa evaluación y determinó: "En medio del río no se cambia el caballo"

El fiscal de Corte entiende que ahora la situación es diferente y que "la causa principal ha culminado" con la condena del excustodio presidencial Alejandro Astesiano. Sin embargo, hay dos funcionarios públicos imputados por la misma causa de falsificación de documentación para obtener pasaportes: los excónsules Stéfano Di Conza y Gustavo Piegas. Además, está indagado el exjerarca del Ministerio del Interior, Gustavo Leal. 

Más noticias

Cuando se negó a trasladar a Fossati de fiscalía, Gómez había dicho que generaría suspicacias que quien encabezó la causa no la terminara: "No puede quedar la duda de si se cambió una fiscal o no se cambió (...) Si no, comienzan las suspicacias. ‘La cambiaron. ¿Por qué la cambiaron?’". Este lunes, expuso: "Los casos no son de fiscales, los casos son de determinada Fiscalía. Y quien está tiene la responsabilidad de llevarlos adelante". 

Pero el eventual traslado a Delitos Complejos no fue el único tema que volvió al intercambio entre Gómez y Fossati, que tuvo varias instancias en los últimos meses. En el encuentro de este lunes, Fossati también le volvió a enrostrar a Gómez la falta de apoyo que sintió para con la investigación y con ella directamente. Le dijo –como ya lo había hecho varias veces antes– que no solo no dispuso las herramientas necesarias para el buen desarrollo de la causa sino que tampoco puso el cuerpo mediáticamente por ella cuando recibió duras críticas, algunas de ellas realizadas por parte de figuras públicas del ámbito político, como el presidente del Frente Amplio, Fernando Pereira.

Además, durante esa hora y media, Fossati le recordó a Gómez una vieja rencilla personal, a la que aduce su proceder "injusto" con ella y su trabajo. Tal y como informó El Observador, en los primeros años del 2000 los fiscales Fossati, Gómez y el actual diputado Gustavo Zubía eran el triunvirato de los representantes del Ministerio Público en Maldonado. 

En ese momento tuvieron serios problemas de convivencia y eso, sumado a unas declaraciones que dio a una radio infringiendo la normativa, le valió un sumario y dos meses de retención de sueldo. Fossati siempre contó a sus allegados que Gómez y Zubía eran amigos y tenían mala relación con ella, que a su vez estaba muy afectada porque hacía poco había tenido a su última hija. 

El 3 de marzo de 2023, cuando TV Ciudad divulgó detalles de aquel sumario que le habían hecho en 2005, la fiscal twitteó: "Hay hombres que en el 2005, no lo comprendían, se puede aceptar. Ahora bien, quien pretende afectar a una mujer por situaciones producidas en este contexto 17 años después, ES UN VIOLENTO. Lo mínimo, el 8 de marzo que se llame a silencio". A ese mensaje adjuntó un link que indicaba: "La depresión posparto puede durar años".

Tweet que Gabriela Fossati publicó el 3 de marzo

Gómez siempre negó que esa amistad que tenía con Zubía significara una mala relación con ella ni que hubiera animosidad contra la fiscal. 

Para el fiscal de Corte, la decisión de remover a Fossati del caso Astesiano fue algo que venía madurando desde hacía días. De hecho, en conferencia de prensa leyó dos correos electrónicos que la fiscal le envió el 4 y 6 de marzo en los que ella le sugería su remoción. "Quizás es momento de que revierta su decisión anterior (tomada en noviembre) y me sustituya en la tarea que llevo adelante en estas causas. No tengo reparos en que los referidos expedientes sean encomendados a otro colega, si ello fuera conveniente como mensaje", sostenía en el primero. 

"En lo personal es muy importante para mí conocer si deberé continuar llevando adelante estos expedientes o seré relevada de la tarea. Agradezco su respuesta oficial a estos planteos", exponía el segundo. 

El fiscal dijo a sus asesores más allegados que era una situación que "ya no daba para más" y que no podía seguir permitiendo que lo único que la complaciera fuera un eventual traslado a Delitos Complejos. Por eso, dijo Gómez en conferencia, se disponía a darle a la fiscal esa respuesta oficial que había pedido. 

A su vez, en un correo electrónico que Fossati le envió el 17 de marzo  –del que dio cuenta El Observador– le manifestó todas las pruebas que tenía en contra de Gustavo Leal (a raíz de la denuncia que le había hecho su abogado, alegando que no existían) y en ella le indicó que entendía que no era conveniente que la trasladaran. Según contó Gómez, ese correo decía que si era trasladada, sugería que fuera a una Fiscalía de Homicidios o a una de Delitos Complejos. 

Era de interés de la fiscal, que si se confirmaba el traslado, fuera a un lugar que los representantes entienden como de mayor prestigio, gracias al trabajo que había hecho en la causa Astesiano. Hasta el momento ella se desempeñaba en una fiscalía de flagrancia, que atiende la mayoría de los delitos y que no cuenta con los beneficios de otras: cuando están de turno trabajan los fines de semana, no tienen vehículos propios ni custodios.

Mientras tanto, las fiscalías especializadas (drogas, homicidios y delitos complejos) trabajan de lunes a viernes y cuentan con esos beneficios. Pero más allá de eso, si bien legalmente no se trata de un ascenso, es tomado por los fiscales como tal. La excepción dentro de las especializadas es Violencia de Género y/o Delitos Sexuales que tiene un régimen más parecido a Flagrancia y donde Fossati ya estuvo. Drogas, por su parte, tiene como contrapartida la gran peligrosidad de estar persiguiendo a integrantes de bandas complejas, por lo que los destinos preferidos son Delitos Complejos u Homicidios. Quienes ocupan esas sedes son Silvia Porteiro, Alejandro Machado, Gilberto Rodríguez (Delitos Complejos) y Carlos Negro, Mirta Morales y Adriana Edelman (Homicidios). 

Sabrina Flores, la fiscal que va a trabajar lejos del "ruido mediático"

"Lo que va a permitir (este cambio) es que se siga trabajando, aspiramos, sin tanto ruido mediático", dijo Juan Gómez, tras presentar que la nueva fiscal del caso Astesiano sería Sabrina Flores.

Entre sus casos más destacados mediáticamente, estuvo una primaria intervención en la Operación Océano, su investigación sobre el homicidio culposo en el puente de los accesos de Montevideo y su rol en la indagatoria al exsindicalista argentino, Marcelo Balcedo. 

En la división que existe en Fiscalía sobre los fiscales más cercanos al exfiscal de Corte Jorge Díaz y aquellos que no comulgaban con su forma de liderar, Flores se encuentra en el primer grupo. Pese a eso, no lleva una postura extremista al respecto y, de hecho, mantenía una buena y cordial relación con Fossati, quien desde hace años critica a Díaz duramente. 

 

 

Temas:

Caso Astesiano Juan Gómez Gabriela Fossati Fiscalía General de la Nación

Seguí leyendo

Te Puede Interesar