Nacional > ELECCIONES

Insultos y cánticos a Rodrigo Arim durante elección de la Udelar

El economista se retiró sin dar su discurso a raíz de un “enfrentamiento de hinchadas”

Tiempo de lectura: -'

10 de octubre de 2018 a las 23:26

El exdecano de la Facultad de Ciencias Económicas, Rodrigo Arim, fue electo este miércoles por la Asamblea General del Claustro (AGC) como nuevo rector de la Udelar con 59 votos frente a los 44 que alcanzó Roberto Markarian. Pese a que ganó con mayoría absoluta no pudo dar su discurso porque fue víctima de cánticos e insultos por parte de algunos gremios estudiantiles. 

“Hay un banquero suelto en el rectorado, que hace negocios con los privados. Nosotros militamos contra la mercantilización, banquero, esta es nuestra educación. Arim botón, Arim botón”. 

Esa fue la canción que empezó a sonar con fuerza cuando anunciaron al ganador y que no permitió ni siquiera escuchar con claridad el resultado de la votación. El canto se prolongó por unos 20 minutos y la acústica de la sala hizo inviable que se pudiera continuar con la asamblea. Este cántico fue interpretado principalmente por el Frente de Participación Estudiantil Susana Pintos. 

“Privatizame esta, privatizamela. O preferís un banco que a la Udelar”. Este tema también formó parte del repertorio de las agrupaciones que interrumpieron algunas de las argumentaciones que se dieron en la asamblea. Quienes apoyaban a Arim también molestaron a los oradores y por momentos se escucharon cruces de insultos, cánticos y hasta risas cuando un estudiante, docente o egresado decía algo con lo que no coincidían. 

Los encargados de la mesa insistieron en que permitieran hablar a los votantes y que trataran a los demás con respeto, pero estas recomendaciones generaban aún más inconvenientes. En sus argumentaciones, unos pocos votantes hicieron referencia al clima hostil que se vivió en el paraninfo de la Universidad de la República, pidieron calma y recibieron aplausos. 

Cuando Rodrigo Arim fue oficializado como nuevo rector, luego de ser felicitado por quienes lo apoyaban, se dirigió al escenario y esperó que llegara la calma para poder brindar su discurso. Ese momento nunca llegó. Se paró en el estrado y esperó que le permitieran hablar, la mesa pidió silencio pero nunca lo recibió. 

A los cánticos en contra de Arim se le sumaron los de quienes apoyaban al nuevo rector, que aprovecharon para contraatacar. Cambiaron el “Arim botón” por el “Arim rector” y se dio un típico duelo de hinchadas más comúnmente asociado al ámbito deportivo que al educativo.

Consultado por el ambiente en las gradas, el exdecano de la Facultad de Ciencias Económicas consideró que quedará como una anécdota y que, pese a esto, la discusión en los últimos dos meses fue la adecuada. "Que haya situaciones en las que no se tolere la discrepancia o que no se acepten las reglas de la democracia... En todo caso, es una anécdota para este proceso", agregó. 

Arim, sin micrófono y a los gritos, se acercó a su hinchada para agradecerles por el apoyo y les brindó un discurso más personal, del que casi no hay registros porque los gritos y los cánticos lo hicieron casi inaudible.  

El nuevo rector saludó uno por uno a sus allegados y se retiró por la entrada principal de la universidad. Ya sin Arim, siguió sonando por unos minutos más “Arim botón, Arim botón”. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.