Espectáculos y Cultura > ANIVERSARIO DEL SAPO RUPERTO

Roy Berocay: “Mi regla número uno es respetar la inteligencia e independencia del niño”

El Observador conversó con el escritor y músico a propósito del trigésimo aniversario de su personaje más célebre, uno de los bastiones de la literatura infantil y juvenil uruguaya

Tiempo de lectura: -'

14 de noviembre de 2019 a las 05:00

Aunque Roy Berocay (Montevideo, 1955) cambió muchas veces de trabajo a lo largo de su vida –fue operario en una fábrica de plásticos, estuvo a bordo de un barco pesquero y vendió libros puerta a puerta– nunca dejó de contar historias. Una tarde, en Parque del Plata, mientras uno de sus hijos jugaba con un sapo, Berocay decidió bautizar al animal. Lo llamó Ruperto porque ese fue el primer nombre que se le vino a la cabeza. Hoy, 30 años después, cualquier uruguayo que escuche el nombre Ruperto pensará casi automáticamente en un sapo, y no en cualquier sapo, sino en el sapo que Berocay inventó a partir de aquel que se cruzó en el camino de su hijo en Parque del Plata. El Sapo Ruperto ha logrado mantenerse vigente a través de varias generaciones de lectores hasta convertirse en un ícono popular, desde su primera irrupción en la literatura infantil y juvenil nacional con Las aventuras del Sapo Ruperto, en una época en la que dicho género literario casi no tenía antecedentes locales. Actualmente Ruperto es el sapo más famoso del país, tiene su propia estatua, ubicada a orillas del arroyo Solís Chico, y actuó junto al Ballet Nacional del Sodre.

El fenómeno es en parte un misterio hasta para su propio creador. “Me pasa todo el tiempo, y es increíble, que viene gente que me dice que ellos me leyeron de chicos y que ahora lo hacen sus hijos. Es evidente que el personaje tiene ‘algo’ que hace que siga funcionando. No tengo idea de qué puede ser”, dice Berocay en conversación con El Observador. “Los cambios que tuvo con el tiempo tienen que ver con su entorno, con el mundo alrededor, pero en esencia, más allá de que ha crecido y ahora puede considerarse un sapo adulto joven, digamos, lo básico sigue igual: es audaz, burlón o sarcástico, solidario, bastante vago, muy tenaz e inteligente. Podría ser un uruguayo promedio”.

El Sapo Ruperto ha sido la insignia de un artista todoterreno que además de haber pasado por las redacciones de medios como El Diario, el semanario Búsqueda y la agencia Reuters, ha liderado múltiples bandas de rock y blues como El Conde de Saint Germain, Berocay Blues, La Conjura y Ruperto Rocanrol, la encarnación rockera –aunque suele frecuentar otros estilos– del sapo detective. En literatura, Berocay también es autor de títulos recordados como Pateando lunas, Pequeña ala o La niebla.

Este 2019 es un Año Ruperto: los 30 del sapo vienen acompañados por una edición especial de Las aventuras del Sapo Ruperto a cargo de Editorial Santillana con el texto y las ilustraciones originales además de nuevas ilustraciones a cargo de Daniel Soulier. El volumen, además, incluye un audiocuento titulado Supersapo narrado por el propio Berocay y un juego de memoria. Otro apunte interesante es la carta del Sapo Ruperto a sus lectores repasando sus 30 años de vida. En total, la nueva edición incluye los 23 títulos publicados sobre el personaje.

¿Qué es lo que le atrae del Sapo Ruperto como personaje a la hora de trabajar en él, como para seguir haciéndolo durante todo este tiempo?

Lo que me entusiasma es encontrar una historia nueva cada vez. A partir de ahí puedo saber cómo van a reaccionar los personajes. Es como esos directores que trabajan más o menos con los mismos actores. Saben qué van a hacer o decir y cómo. Es más o menos similar, aunque con un presupuesto muchísimo más reducido.

Y entre el público, ¿por qué cree que se mantiene vigente?

Esto engancha un poco con la primera pregunta. Creo que lo básico es su forma de ser, de hablar como hablan sus lectores, el sentido del humor y otras cosas que hacen que los niños y niñas puedan sentirlo como propio y cercano. Pero también, y esto es solo una sensación, siempre escribo pensando en mis hijos y nietos. Todo lo que hago, todo, tiene que ver con mis hijos, mis nietos, mi familia. Y tal vez ese amor profundo que siento por todos ellos de alguna manera se transmita entre líneas también a los demás.

En los espectáculos de rock de Ruperto Rocanrol supongo que se cruza con padres que son antiguos lectores y que ahora acompañan a sus hijos...

Eso me pasa todo el tiempo. De hecho, esos shows son cuando tengo más contacto con padres y madres. Vienen, saludan, hablamos de eso, nos sacamos fotos, traen libros para firmar. Hay un vínculo muy lindo que se da y se prolonga en el tiempo. Incluso cuando de pronto son personas que ves por primera vez, es como que nos conociéramos desde siempre.

Como autor de literatura infantil y juvenil, muchas veces sus libros son la puerta de entrada a la lectura en general. ¿Qué papel cree que juegan los autores como usted a la hora de formar lectores?

Es un papel fundamental. Todo arte que se hace para niños (libros, teatro, música, cine, lo que sea) se ubica en un primer frente de la batalla cultural. Si los niños de ahora no leen, no se acostumbran a escuchar buena música, no ven teatro, buen cine, plástica, etcétera, ¿qué clase de formación tendrán como adultos? ¿Quién va a leer a los grandes autores, escuchar a los grandes músicos de adultos, si no tienen esa costumbre desde siempre? Una cosa que todos los partidos políticos parecen haber olvidado es que la pelea no es solo por repartir mejor y combatir la pobreza, sino también cultural; qué sienten o piensan esas personas que de pronto empiezan a vivir mejor.

En este sentido, siempre ha sido un defensor del libro infantil como objeto artístico y no como algo didáctico...

Es que la enseñanza es trabajo de los docentes y la familia. Mi trabajo no es decirle a los niños lo que tienen que hacer, sino darles herramientas para que piensen por si mismos. Sea a través del humor, la mirada burlona de lo que pasa alrededor, sea por la acción de los personajes. En estos tiempos álgidos, que hay mucha gente enojada e intolerante, alguna persona que está en contra de mis ideas como ciudadano, me ha acusado de querer adoctrinar niños, y me dijeron que nunca le van a leer o comprar un libro mío a sus hijos. Obviamente que nunca leyeron mis libros o escucharon mis canciones, porque se darían cuenta de que mi regla número uno es respetar la inteligencia e independencia del niño. Los niños tienen derecho a que lo que se hace para ellos se haga con criterios artísticos y no didácticos, como se hace para adultos. Se puede ser didáctico, claro, siempre que la intención quede clara desde el comienzo, que no se haga pasar lo didáctico por otra cosa.

Actualmente, con el avance de internet, los videojuegos y otras plataformas, suele decirse que la lectura está amenazada, que cada vez se lee menos. ¿Cómo ve esta realidad desde su posición de autor con fuerte influencia en lectores jóvenes?

Estamos en un momento complicado. Se venden menos libros, no sé si esto es un fenómeno mundial o local, pero creo que algo tienen que ver las redes, la posibilidad de acceder gratis a muchas cosas. Yo sueño con un mundo donde toda la cultura sea gratis. El problema que tiene esa idea y que alguna gente no parece tener en cuenta, es de qué van a vivir, cómo van a mantenerse los escritores, músicos, actores, y demás. Internet no paga por sus contenidos o cuando lo hace, cosas tipo Spotify y demás, es apenas algo menos que simbólico, o sea, casi nada. La gran corporación necesita cada vez más contenidos y a menor costo, y cada vez más los autores, como trabajadores de la cultura, somos la variable de ajuste. Hay que pensar, y mucho, para encontrarle la vuelta.

 

Trivia sobre el personaje
En el marco del aniversario por los 30 años del Sapo Ruperto, la editorial Santillana organiza la Trivia Cumple Ruperto, abierta a todo público pero dirigida especialmente a docentes y estudiantes de primero a cuarto grado de todo el país, tanto en el ámbito público como privado.
Los grupos de estudiantes interesados participarán junto a un docente que los representará y deberán pertenecer a una institución educativa que puede ser escuela, colegio o club de niños.
La modalidad de la trivia es online a través del sitio web www.loqueleo.com/uy. También se pueden realizar consultas al respecto por mail en edicion@santillana.com.
El plazo para participar de la trivia vence este viernes 15 de noviembre. Los ganadores, que se darán a conocer a través de las redes sociales de Loqueleo Uruguay, disfrutarán de un festejo especial para 35 alumnos y dos docentes con invitados especiales, así como también de una biblioteca especial de 20 libros del personaje para la institución a la que representen.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...