Nacional > Vida binacional

Se amparan en tratado con Brasil para impulsar vacunar a uruguayos en la frontera

Santana do Livramento y Chuí comienzan vacunar; el gobierno de Luis Lacalle Pou está en la etapa final de las negociaciones 

Tiempo de lectura: -'

20 de enero de 2021 a las 05:02

Por María Eugenia Scognamiglio y Santiago Soravilla

Con la llegada de las primeras dosis de vacunas, Santana do Livramento y Chuí, ambas fronterizas con Uruguay, anunciaron que comenzarán a vacunar a su población en los próximos días.

Las ciudades brasileñas prevén hacerlo a las personas que sean residentes, de acuerdo a un calendario de vacunación que, en sintonía con prácticamente todo el mundo, priorizará al personal de la salud y a los mayores de sesenta años, lo que provocará que algunos uruguayos se vean beneficiados ya que son “doble-chapa”.
 
Entre las primeras 804 dosis que llegaron en la noche del martes a Santana Do Livramento, hay 638 destinadas para el personal de salud. Representantes del Sindicato Médico del Uruguay (SMU) de Rivera dijeron a El Observador que hay entre diez y doce médicos uruguayos que trabajan en centros asistenciales del lado brasileño y que esperan recibir la confirmación sobre si serán vacunados en esta primera tanda.

En tanto, el prefecto de Chuy, Marco António Barbosa, confirmó al portal local Todoaqui que comenzarán el miércoles con la primera etapa del plan de vacunación.

Pero más allá de estos uruguayos, las autoridades departamentales de ambos países se encuentran dialogando e impulsan que se produzca una vacunación masiva conjunta en las ciudades binacionales, amparándose en que son “ciudadanos fronterizos”. 

Este estatus fue acordado en el año 2002 entre Uruguay y Brasil y ampliado en el año 2008 cuando se firmó un acuerdo complementario en materia de salud que habilitó, entre otras cosas, que los pacientes se puedan atender de cualquier lado de la frontera en caso de ser necesario.

Según supo El Observador, el tema fue analizado el jueves en una reunión entre el intendente de Rivera, Richard Sander, y la prefeita de Santana do Livramento Ana Tarouco. Ambos tienen intención de que se realice una campaña de vacunación conjunta que comience en los próximos días.

Tras la reunión, Sander dijo que presentaría la propuesta formal al gobierno uruguayo, incluso para adquirir las dosis de forma conjunta. En tanto, la prefeita de Santana do Livramento explicó en conferencia de prensa que en el encuentro las autoridades buscaron “hacer factible una vacunación conjunta, tomando en cuenta el anuncio ya hecho por el gobierno uruguayo de que la ciudad de Rivera recibirá prioridad”, según publicó el diario brasileño Aplateia.

El asunto ya había formado parte antes en un intercambio virtual entre directores departamentales de salud y funcionarios diplomáticos de ambos países durante una de las reuniones de la Comisión Binacional Asesora de Salud en la Frontera. 

Esta comisión comenzó a funcionar en 2020 tras una llamada entre Luis Lacalle Pou y Jair Bolsonaro para coordinar acciones específicas en el marco de la pandemia por el coronavirus.

Las autoridades lo que quieren ahora es que este acuerdo sea el sustento jurídico para tomar una decisión que requerirá un aval político al más alto nivel, ya que ambos países deberían habilitar que se vacune a los fronterizos. A nivel político departamental, de la diplomacia y la salud hay consenso e iniciativa para vacunar de forma conjunta, pero la decisión final es de los gobiernos nacionales de ambos países.

Durante todos estos meses, la situación en uno de los lados de la frontera siempre repercutió en el otro lado, con contagios cruzados debido a los contactos entre los ciudadanos durante la vida diaria.

Negociaciones en etapa final

El gobierno de Luis Lacalle Pou se encuentra en la etapa final de las negociaciones con cuatro laboratorios internacionales para comprarles vacunas contra el coronavirus. Tres de ellos son Pfizer/BioNTech, Universidad de Oxford/AstraZeneca y Sinovac.

Según supo El Observador a partir de fuentes de Presidencia, este martes los ministros terminaron de firmar dos decretos que autorizan al secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, y al ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, a negociar y firmar con laboratorios en nombre del Estado uruguayo. El Ejecutivo redacta un tercer decreto cuya efectivización esperan que no sea necesaria.

La etapa final de las negociaciones incluye la revisión legal de los acuerdos, la cantidad de dosis que se adquirirán y el tiempo en el que llegará cada una. Este último aspecto es uno de los más complejos de los diálogos, debido a que algunos laboratorios están registrando incumplimientos en entregas comprometidas a otros países. 

En el gobierno evalúan cuándo comunicar el anuncio de acuerdo a la respuesta que cada laboratorio brinde de la fecha de llegada de las vacunas. 

En paralelo a este proceso, las autoridades avanzan en poner a punto el plan de vacunación, trabajando en distintos escenarios en función de la cantidad de dosis que lleguen. 

El objetivo es inocular a 600 mil personas por mes, tal como solicitó Lacalle Pou. La intención es comenzar por los trabajadores de la salud y la población de riesgo. 

En un escenario de máxima (que lleguen muchas vacunas en un período muy corto de tiempo), proyectan vacunar incluso en gimnasios. A su vez, se prevé la colaboración de las Fuerzas Armadas, ya sea en transporte o en apoyo logístico, tal como ocurre los días de elecciones.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...