Cargando...
Firma del acuerdo entre Cuba e Italia

Mundo > Covid-19

Se firmó un acuerdo para la producción de la vacuna cubana Soberana 2 en Italia

El convenio fue establecido entre el instituto estatal Finlay de La Habana, la empresa farmacológica italiana Adienne y la agencia estatal para la cooperación y el intercambio con Cuba

Tiempo de lectura: -'

22 de agosto de 2022 a las 12:02

Cuba ha colaborado frecuentemente con otros países para la investigación, fabricación y distribución de vacunas contra el Covid-19. Irán fue el primer país en producir Soberana 2, una vacuna desarrollada por el Instituto Finlay de vacunas (IFV) de La Habana, eludiendo así las sanciones impuestas por Estados Unidos sobre ambos países. 

Ahora, en virtud de un memorando de entendimiento firmado en abril de este año entre el Instituto Finlay, la compañía italiana de biotecnología y farmacología Adienne y la agencia italiana para la cooperación y el intercambio con Cuba (AICEC), la empresa italiana comenzará próximamente a producir la vacuna Soberana 2 en Italia. 

Cuba ya ha demostrado sus capacidades científicas desarrollando en su sector público de investigación cinco vacunas contra el Covid, tres de la cuales han demostrado ser seguras y haber alcanzado un 90% de eficacia, un nivel entre los más altos de las vacunas existentes. 

Nicoletta Dentico, del programa Salud Global de la Sociedad para el desarrollo Internacional (SID), ha dicho que la colaboración con Cuba tiene gran importancia por el valor de la ciencia cubana y el buen estándar de sus productos. Un país europeo colaborando en este proyecto le da un espacio a los productos cubanos para su difusión en otros continentes. La vacuna Soberana, que ha sido desarrollada en el sector público y está patentada como pública no debería estar limitada a unos pocos millones de personas, agregó Dentico. 

La Organización mundial de la Salud (OMS), que depende de la ONU, es la agencia internacional que aprueba vacunas, medicinas y otros elementos médicos para su uso. Países como Estados Unidos, el Reino Unido o Brasil tienen sus propios sistemas y mecanismos de análisis de los aspectos científicos y legales de los productos médicos, pero la mayoría de los países dependen de la aprobación de la OMS a través de un proceso de precalificación. 

La vacuna cubana no ha sido aprobada aún por la OMS, según fuentes científicas consultadas por el sitio People’s Dispatch, básicamente por no cumplir con estándares de “buenas prácticas de fabricación” establecidas por el organismo en sus normas regulatorias. La no aprobación se focalizaría entonces más en las formas de fabricación que en la calidad del producto.

La colaboración con Adienne sería entonces una forma de superar ese obstáculo reglamentario, ya que esa empresa estaría en condiciones de obtener la aprobación de sus “buenas prácticas de fabricación” que se aplicarían a la producción de la vacuna Soberana 2.

De todos modos, el proceso dista de ser sencillo, ya que existe en el seno de la OMS una fuerte tendencia a aprobar y promover las vacunas de vector RNA, que en general son las producidas por las grandes compañías farmacéuticas.

Según Dentico, la colaboración italo-cubana en la producción de la vacuna “proveerá argumentos adicionales y evidencia científica que convenza a la OMS de cambiar su mirada y entender la importancia de una vacuna como la Soberana 2”. 

Según el profesor Fabrizio Chiodo, investigador en el Consejo nacional italiano de Investigación (CNR), la importancia de la vacuna Soberana 2 radica en su capacidad de inmunizar niños de 2 años, un factor muy importante a tener en cuenta cuando la estrategia de vacunación debe ser de un alcance masivo entre la población para alcanzar la inmunidad de rebaño. 

Cuba e Italia comparten una rica historia de colaboración durante la pandemia, ya en los primeros momentos, el país europeo tuvo una de las más altas tasas de morbilidad y mortalidad en el mundo, afectando seriamente la capacidad de respuesta de su sistema de salud. En ese momento, Cuba mandó equipos médicos a algunas de las regiones italianas más golpeadas por la pandemia, como Lombardía y Piamonte, para colaborar con los colapsados sistemas locales de salud en los esfuerzos de contención y tratamiento de los enfermos. 
 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...