Cargando...
Vecinos y artistas miran por un hueco lo que quedó del bar El Barco

Nacional > POLO CULTURAL

"Se nos hundió el barco": la historia de la exfábrica que se incendió en La Teja

Un incendio que se desató en la madrugada de este lunes en la exfábrica de vidrio plano destruyó emprendimientos culturales y deportivos que funcionaban en el lugar

Tiempo de lectura: -'

19 de septiembre de 2022 a las 19:41

Por Mateo Piaggio

"Se nos hundió El Barco", bromea Guillermo Smk, integrante de Tiempo; un colectivo de hip hop con un estudio de grabación en el viejo edificio de la fábrica de vidrio plano (Viplan) en La Teja que se incendió en la mañana de este lunes. La ironía hacía referencia al nombre del bar que funcionaba en una de las alas de la fábrica, llamado El Barco; un proyecto que nació en pandemia y que terminó en un espacio ambientado para imitar el fondo del mar. El techo simulaba ser la superficie del agua y, en otro sector, se representaba la parte sumergida de un bote. 

En la madrugada de este lunes, un incendio comenzó en la vieja fábrica y después de que colapsara una parte del techo, el fuego afectó de forma total al bar y a un depósito de bolsas, según la información primaria de Bomberos que consignó El País. Las llamas alcanzaron a una parte de la cancha de fútbol 5, pero no se propagaron hacia el salón de fiestas y el gimnasio que también funcionaban en el lugar. El estudio de grabación y el taller de pintores que tiene el colectivo Contra La Pared se salvaron también.

El interior del Barco

"Era casi un obra", asegura Guillermo Fernández. Él es uno de los artistas del taller y una de las tantas personas que aportaron a la creación del Barco. Junto al resto de los miembros del colectivo pintaron tiburones, peces y figuras marinos con tridentes. Herreros del barrio hicieron sillas, mesas y, con material reciclado de la vieja fábrica, una barra. Una escultora también se encargó de hacer su aporte. 

Últimamente el bar abría cada tanto. La última vez había sido este sábado en un evento de rock.

Además del área del bar, había un patio interno que era "un bosque encantado", según Andrés Cocco, otro de los pintores de Contra La Pared. En los muros del patio había un mundo con distintos biomas: un bosque encantado con duendes, Don Quijote y Sancho Panza frente a molinos en una pradera, un hombre nieve y un dragón escupiendo fuego en una montaña. 

Patio interior del Barco

Si bien los artistas —en diálogo con El Observador, sentados en una vereda con la fábrica al otro lado de la calle— mantienen el optimismo, reconocen que el incendio "es un golpe fuerte".

Mientras tanto, también las primeras horas de la tarde, Matías Iribarne dice: "Perdimos todo".  Aun así, espera saber "cómo está la estructura". Junto a su hermano son responsables del centro deportivo A punto, que funcionaba en el lugar. Según contó, "asegurar un predio con tantas entradas" era muy costoso y difícil para conseguir el visto bueno de las compañías. "A nosotros no nos aseguraron", afirma.

Los hermanos le alquilan una parte del local al dueño del gran edificio, que se divide en varias partes alquiladas: viniendo desde la esquina de José Mármol y Real, está el Centro Cultural Viplan (Cecuvi), en el medio A Punto y en la otra esquina una fábrica de bolsas de plástico. En los otros pisos está el estudio de grabación y el taller de los artistas.

Dentro de A Punto habitan otros emprendimientos también, como El Barco o los colectivos Tiempo y Contra La Pared.

La visión de Matías trasciende lo físico del centro. Quiere fortalecer el engramado social en La Teja. "¿Quién lo está destruyendo? ¿La virtualidad? ¿La inseguridad?", se pregunta. Justamente la inseguridad en la zona impulsó, en cierta medida, cambios en la calle José Mármol. Como en su momento era una zona industrial, con la fábrica de Viplan y la de jabones Bao, "la iluminación dependía de la industria”. Pero eso cambió, y al quedar sin luz la calle se volvió tierra de nadie. Después de hablar con el alcalde, lograron que pusieran postes de iluminación

Los pintores Andres (primero desde la izquierda) y Guillermo (tercero) integran el colectivo Contra La Pared

Ahora la inseguridad volvió a ser una preocupación. Tras el incendio, deberán hacer turnos para quedarse a dormir allí y proteger el edificio. "No sé lo que va a pasar ahora. En la zona que estamos corremos riesgo de vandalismo. Quedó todo abierto. Vamos a tener que hacer jornadas de quedarnos a dormir", dice a El Observador.

El evento se siente más trágico cuando recuerdan que en un mes, el 16 de octubre, estaba prevista una jornada con actividades para niños, música y pintura. La murga Los Diablos Verdes, la comparsa bicampeona en el Desfile de las Llamadas: Cenceribó y el resto de colectivos musicales de La Teja iban a participar. Además, proyectaban seguir pintando varias paredes de la manzana para que la vieja zona industrial no resultara "tan inhóspita", señaló Guillermo del colectivo Tiempo. 

Hace dos semanas, realizaron una feria de emprendedores. Ahora, el próximo paso era establecer contacto con la directora de Cultura en la Intendencia de Montevideo, María Inés Obaldía. 

Horas más tarde, Matías se despertó de su siesta. Los bomberos ya terminaron su trabajo. Es de noche. "Me tiré un ratito. Necesitaba descansar un poco", cuenta Iribarne, contento con lo que finalmente se salvó: la cancha, el salón de fiestas, el gimnasio, el taller y el estudio de grabación. "Ahora necesitamos saber si la estructura se puede seguir utilizando o si hay que demoler. Nos gustaría saber eso para saber si podemos continuar con el proyecto".

Ahora, y después de haber descansado, Matías se prepara para el futuro inmediato: las guardias de toda la noche en la vieja fábrica de vidrio.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...