Agro > FALTA EL AGUA

Se paraliza la siembra de soja y corre riesgo lo plantado

Los agricultores quieren sembrar más que el año pasado, seducidos por el buen precio de la oleaginosa, pero el clima les pone un freno

Tiempo de lectura: -'

16 de noviembre de 2020 a las 17:13

En varias zonas del territorio nacional se detuvo la siembra de soja, considerando que no hay condiciones de humedad adecuadas en el suelo y que colocar la semilla en esas condiciones es desperdiciar el producto e incurrir en costos inútiles por labores agrícolas.

El déficit hídrico acumulado por varias semanas con lluvias inexistentes o insignificantes hace incluso que esté en riesgo la vida de lo ya instalado en las chacras y que, de querer mantener el área que se proyectó, haya que proceder a resiembras.

Considerando los cultivos de invierno, a la preocupación que hay porque va concluyendo el período ideal para la siembra de determinadas variedades en el cultivo más extendido en la agricultura nacional se le añade que hay muchas zonas con maíces sembrados hace algunas semanas que están sufriendo mucho en plena emergencia.

En el caso de la soja, los agricultores y sus técnicos asesores conviven con el deseo de sembrar todo lo que se pueda, estimulados por un buen precio internacional por el producto, con el freno que impone la restricción climática en el tramo final de una primavera seca y en las puertas de un verano que se pronostica, será también con pocas lluvias.

La soja, después de mucho tiempo con precios por debajo de los US$ 350 la tonelada, en las últimas semanas, se ha valorizado y actualmente hay negocios que superan los US$ 400 por tonelada.

Eso llevó a pensar en que el área de la oleaginosa, que el año pasado apenas superó las 900 mil hectáreas, pudiese superar el millón de hectáreas en la zafra 2020/21, con base en estimaciones privadas, pero la falta de precipitaciones adecuadas ahora pone en duda ese incremento.

Leonardo Olivera, director de la Dirección General de Servicios Agrícolas dijo a El Observador que “el panorama muestra un arranque de siembra complicado, donde hay zonas en las que se pudo arrancar de forma lenta y compleja y zonas en las que realmente no se puede avanzar”. 

“Esperamos que los próximos días todavía sean un poco más complejos, porque lo que se está sembrando ahora es en lugares que todavía tienen humedad, pero en los próximos días se va a perder esa humedad con lo cual también ahí se va a detener. Y hasta que no haya pronósticos de lluvia no habrá más avances”, añadió el funcionario. 

Olivera indicó que la falta de agua se está monitoreando desde otras áreas del ministerio “a nivel de emergencia”, y que aún no puede confirmar si el ministro Carlos María Uriarte ha tomado alguna definición al respecto.

Se monitorea la situación 

Catalina Rava, técnica del Área de Coyuntura y Cadenas Agroindustriales de la Oficina de Programación y Políticas Agropecuarias (Opypa) agregó además que hay "mucha incertidumbre".

"De acuerdo a lo que hemos revelado hay 70 u 80% de soja de primera sembrada por ejemplo en Colonia o Soriano" declaró, y dijo que la siembra de segunda dependerá de la lluvia que venga.

Según informó, desde el MGAP se está monitoreando la situación con mapas de agua disponible de INIA GRAS. 

La próxima semana técnicos de la Dirección de Información y Estadísticas Agropecuarias (DIEA) saldrán al campo "para conocer más datos", adelantó. 

Siembras detenidas

El presidente de la Federación Rural, Julio Armand Ugón, comentó a El Observador este lunes que las siembras de soja de primera están detenidas en muchas zonas y que ahora “hay que jugarse con las siembras de segunda”, que se realizan tras las cosechas de los cereales de invierno.

Roberto Verdera, gerente general de la Cooperativa Agraria Limitada de Mercedes (Calmer), añadió que al sur del Río Negro, donde se encuentra cada año el área principal, se sembró “muy poquito”.

“No creo que el área de siembra exceda el 10% (de lo proyectado), se está esperando una lluvia buena, una recarga de agua, porque no hay agua como para sembrar”, complementó.

Armand Ugón detalló que “salirnos de la fecha es comprometer el futuro rendimiento” y que “para la agricultura de primera las fechas ya están pasando”.

Preocupa el rendimiento

“Se sembró muy poquito y se paró por la seca, tiene que haber una muy buena recarga de agua para reanudar y lo que se sembró no sabemos si va a seguir viaje. Está complicado por la falta de agua y porque no hay pronósticos de corto plazo que muestren lluvias”, comentó Verdera.

En el caso de los cultivos de invierno, Verdera explicó que hay colzas que, en promedio, están rindiendo entre 1.500 y 1.800 kilos por hectárea, con un avance importante de cosecha.

Con relación al trigo, el gerente de Calmer dijo que “las expectativas son interesantes”, pero que es muy poca el área de chacras cosechadas.

La cebada es otro de los cultivos que ya comenzó a cosecharse, y los rendimientos pueden ser altos pero, según explicó Verdera, el problema en este cultivo se presenta en la calidad, porque los granos de las primeras chacras están saliendo con problemas de calibre.

Los bichos bolita

El presidente de la Cámara Uruguaya de Servicios Agropecuarios, Edgardo Rostán, detalló que en el departamento de Colonia desde el martes pasado la siembra de soja se paró.

Según dijo, hay entre un 20% y un 25% plantado y si en 10 días no se presentan lluvias esas plantas se verán comprometidas.

“Podemos decir que el potencial de la siembra estará intacto por 10 días si no llueve, después de eso las plantas van a envejecer o morir por falta de agua, porque el sistema de raíz no está muy desarrollado y no pueden irse hacia abajo a explorar donde hay algo de humedad”.

Para Rostán, “es imposible hablar de rendimientos”, porque si bien la fecha de siembra es la óptima, esto no se puede realizar porque no se pueden implantar las plantas.

Según informó, otro problema que enfrentan los productores en la zona de Colonia es la presencia de los bichos bolitas, que comen y matan las plantas. “Hemos visto que algunos campos están bastante contaminados por el bicho bolita”, concluyó.

También afecta a los ganaderos

Armand Ugón es productor ganadero y admitió que tanto los lecheros como los agricultores “pararon la siembra” y que si en 15 días no llueve “podría llamarse una situación crítica”.

Según comentó, los productores están en alerta, porque el déficit hídrico traerá distintas consecuencias. Fuera de la agricultura, en el sector ganadero “estamos tratando de alivianar los campos, los precios empiezan a bajar porque hay una mayor oferta, estamos comprometiendo la futura preñez porque están por empezar las inseminaciones y los entores”.

Tras remarcar que puede haber “consecuencias a largo plazo”, expresó que la falta de agua se está sintiendo en todo el país y para los verdeos de verano. "Vamos a esperar a ver si vienen algunas lluvias, porque si cosechamos ahora no vamos a conseguir nada”, alertó el productor.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...