24 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,30 Venta 39,70
18 de agosto 2020 - 20:59hs

Los intensos fríos anunciados para varios días de esta semana tienen en estado de alerta a los productores ganaderos, particularmente a los ovinocultores, dado que se está en el comienzo de la época de parición, además con muchas majadas ya esquiladas y por lo tanto sus integrantes más desprotegidos.

Las condiciones adversas pronosticadas, con temperaturas por debajo de los cero grados, puede derivar en mortandad de animales en caso que no se tomen las medidas adecuadas, principalmente el resguardo de corderos recién nacidos.

Como suele suceder, esos fríos extremos son adversos en varios segmentos del sector productivo, pero beneficiosos en otros. Y eso es lo que consideramos en el siguiente análisis con base en un relevamiento desarrollado este martes por El Observador.

Más noticias

Granja

Aquiles Mainardi, presidente de la agrupación de productores Salto Hortícola, desde el litoral norte explicó que siempre que llegan fríos con heladas y bajas temperaturas se generan impactos en la producción, más allá de que los cultivos estén protegidos, como sucede en gran parte del área productiva granjera en esa zona del territorio nacional, uno de los polos abastecedores de frutas y hortalizas para la población de todo Uruguay.

“Más allá de la posibilidad de quemado por las heladas, puede haber un retraso en el crecimiento de plantas, de frutos, en la maduración y un mal cuajado”, explicó.

El granjero señaló también que para los cultivos sin protección podrían ser más severas las consecuencias, “aunque recién se podría decir que a mediados de agosto se empiezan a sacar a campo los cultivos que son sensibles a las bajas temperaturas”, puntualizó.

Por su parte, Pablo Pacheco, encargado del Área Comercial del Mercado Modelo, opinó que más allá de los veranillos que hubo recientemente, el invierno sigue instalado y eso "es normal" desde el punto de vista agroclimático.

En ese sentido, hizo referencia a que la producción está desarrollada sobre esa base y que los cultivos ahora instalados “están preparados para tolerar bajas temperaturas”.

“Para estos rubros el mayor o menor frío no es un problema, porque están preparados para eso. El frío en la producción y en la oferta no genera un impacto de gravedad porque el sistema está diseñado para hacer frente a las condiciones invernales de las cuales este agosto no es ajeno”, expresó.

Ganadería

Entre los ganaderos, el invierno viene siendo un tema diario de preocupación que cada día se incrementa por las bajas temperaturas y la falta de lluvias.

Según expresó Santiago Bordaberry, médico veterinario y productor en Durazno, estos fríos están afectando de dos maneras a los rodeos: directamente en las vacas preñadas, que están empezando a parir y están con exigencias máximas de requerimiento para la gestación y el inicio de la lactación, pero además hay un mínimo de reserva de pasturas en los campos, porque se está en la recta final del invierno. Y lo poco que hay está siendo quemado por el frío y las heladas.

“Las vacas de cría es la categoría que más preocupa por los requerimientos, por la falta de crecimiento de las pasturas y por la falta de agua. Hay una notoria caída en la condición corporal que no había sucedido en gran medida, salvo en zonas donde no hay agua”, expresó.

Si bien valoró que no fue un invierno de temporales, puntualizó que sí hubo bajas temperaturas.

“La condición corporal determina el éxito del entore del año que viene de estas vacas que están pariendo ahora. Por eso miramos con mucha preocupación estos fríos que están viniendo por cómo están influyendo”, concluyó.

Marcelo Umpierrez

Agricultura

En lo que refiere a los cultivos de invierno, según lo informado por Andrés Alayón, presidente de la Asociación Agro-Pecuaria de Dolores, el frío pude afectar la colza que está floreciendo y cabe la posibilidad de que se produzca algún aborto de flores, así como también puede incidir en el tema del cuajado.

De todas formas, sostuvo que en el resto de los cultivos, tanto en trigo como en cebada, los fríos y las bajas temperaturas “no serán tan graves” como para generarle un daño a la producción.

"Hay algo de daño por heladas en trigos y cebada, sobre todo en las chacras que tienen mucho rastrojo", añadió.

Juan Samuelle

Ovinos

Según se informó, “este año viene muy bien para las ovejas” que están llegando en muy buen estado corporal al final de preñez. Sin embargo, con los corderos recién nacidos y los lanares esquilados, es prácticamente una obligación que los productores tomen los recaudos necesarios para resguardar a sus animales del frío.

En ese sentido, José Rivero, técnico del área de Transferencia del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), comentó algunas de las sugerencias que esta institución le traslada a los productores para que las majadas no sufran –demasiado– las bajas temperaturas.

En el caso de los corderos, hay una serie de recomendaciones previas al parto para que la oveja llegue con buena condición corporal y que nazca un cordero con un peso que le permita sobrevivir al menos las primeras 72 horas de vida.

A su vez, se generó una aplicación –denominada Previsión para corderos recién nacidos– en la cual se grafica la pérdida de calor corporal cuando el animal se enfrenta a la lluvia, al viento o a las bajas temperaturas.

“La combinación de estas tres condiciones climáticas es prácticamente letal para los corderos”, advirtió.

Ingresando en la aplicación los productores pueden visualizar, por ejemplo, que el jueves 20 anuncian bajas temperaturas y vientos fuertes. Para salvaguardar esta situación se recomienda a todos los productores tomar medidas “para cortar, al menos, una de esas tres variables”, dijo.

En cuanto a la esquila, si bien la preparto ya terminó, actualmente se están “pelando” las categorías de ovejas solteras y, según se informó, “hay que tener especial cuidado”, porque no están bien preparadas para enfrentar el invierno desde el punto de vista corporal.

A modo de ejemplo, indicó que es bueno buscar un campo abrigado –pueden ser árboles– para que el viento “no pegue de lleno”. A su vez, teniendo en cuenta las bajas temperaturas y las lluvias, es bueno que los animales tengan una buena disponibilidad de comida. También se puede colocar capas o esquilar a los animales con un peine alto. 

Temas:

ganadería granja Ovinos Secretariado Uruguayo de la Lana Agricultura Corderos

Seguí leyendo

Te Puede Interesar