Economía y Empresas > Protección social

Seguro de paro parcial se dispara en mayo y supera a las causales tradicionales

El mecanismo presentado en marzo y extendido en dos oportunidades por el gobierno casi duplicó al seguro tradicional en los primeros días de mayo

Fachada del Banco de Previsión Social

Tiempo de lectura: -'

19 de mayo de 2020 a las 05:04

El 18 de marzo, a raíz de la llegada del coronavirus a Uruguay, el gobierno anunció la flexibilización del seguro de paro y permitió que los trabajadores mensuales pudieran recibir el subsidio por la reducción de su tiempo laboral (ya fuera por menos horas o por menos días). Inicialmente ese tipo de subsidio tuvo mucho menos adeptos que las causales tradicionales pero en mayo la tendencia cambió. 

Entre el 1 y el 12 de mayo, según datos difundidos por el Equipo en Representación de los Trabajadores en el directorio del Banco de Previsión Social, se presentaron 37.440 solicitudes para el subsidio parcial mientras que a través de las tradicionales (despido, suspensión y reducción de jornaleros) fueron 19.946. 

En apenas 12 días de mayo se presentaron más solicitudes para el subsidio parcial que en todo marzo y abril. En total, desde que se creó este seguro de paro se presentaron 69.549. La ventaja que tiene este subsidio, que fue destacada por representantes del gobierno en varias oportunidades, es que no interrumpe el vínculo laboral ni el contacto entre empleador y empleado. 

De todos modos, si se mira la película completa del impacto del coronavirus en Uruguay respecto al subsidio por desempleo, las causales tradicionales siguen siendo mayoría: entre marzo, abril y mayo se presentaron 169.136 solicitudes. Es decir, el seguro parcial representa el 29% del total de pedidos. 

Archivo. El presidente del BPS, Hugo Odizzio, durante una entrevista con El Observador

El gobierno presentó este subsidio a mediados de marzo con una duración de 30 días y ya lo extendió en dos oportunidades. Actualmente está vigente hasta el 30 de junio. Incluso, el ministro de Trabajo, Pablo Mieres, aseguró que se está evaluando mantenerlo como una posibilidad permanente. 

“Permite al empleador mantener un vínculo con trabajadores que valora y necesita y que con los que una ida al seguro de paro tradicional genera un distanciamiento”, apuntó el ministro durante una charla organizada por la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas. 

En este contexto, el gobierno analiza incentivos tributarios para las empresas que mantengan a sus trabajadores o que contraten, tal como dijo Mieres a El Observador a principios de este mes. 

Incremento

Este importante aumento de las solicitudes, y en consecuencia de los beneficiarios, del seguro de paro implica un importante aumento en el gasto del BPS. Si bien los números todavía son provisorios, en el primer trimestre hubo un aumento de US$ 50 millones en este rubro, según estimaciones del propio organismo que su presidente Hugo Odizzio difundió en el programa No Toquen Nada. 

A esto se le suma los US$ 80 millones que el organismo gastó en el subsidio por enfermedad, según dijo el presidente Luis Lacalle en el programa Santo y Seña. 

Con la llegada del virus a Uruguay el gobierno decidió que todas las personas mayores de 65 años debían quedarse en sus casas y no concurrir a sus lugares de trabajo. Esto implica que esas personas se pudieran certificar y recibieran el subsidio por enfermedad. 

Es decir, en total el gobierno ya tuvo que disponer de US$ 130 millones para pagar estas prestaciones. Esa base solo teniendo en cuenta los datos de seguro de paro de marzo. 

Además, el presidente también adelantó que el BPS también va a resignar otros US$ 150 millones en aportes patronales por estos envíos al seguro de paro y por las certificaciones médicas. 

Causales

Uno de los datos que el gobierno toma como positivo es que la mayoría de los envíos a seguro de paro son por suspensión. Más allá de que una vez finalizados los cuatro meses de subsidio no todos serán retomados, marca una pauta de que las empresas no pretenden desvincularse de los trabajadores.

En el siguiente gráfico se ve como con los datos de marzo, los beneficiarios del subsidio se disparan y los de reducción se duplican. Sin embargo, según estos datos provisorios del BPS los beneficiarios del seguro de paro por despido fueron menos en marzo que en febrero, cuando el coronavirus todavía no había llegado a Uruguay. 

Si bien se trata solo de los datos de beneficiarios marzo, la tendencia en las solicitudes ha sido la misma que en los meses siguientes. La causal despido se mantiene por debajo del 10% del total de las solicitudes.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...