Nacional > Interpelación

Seis de cada 10 homicidios son por ajuste de cuentas

En 2012 este tipo de homicidios eran el 29%

Tiempo de lectura: -'

18 de abril de 2018 a las 16:50

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, pronunció innumerables veces en la interpelación de este miércoles la palabra "homicidios". Su aumento en los últimos años fue uno de los ejes en que se basó la crítica del senador interpelante, el colorado Pedro Bordaberry. "En Argentina, en los últimos dos años del gobierno del ingeniero Mauricio Macri se lograron bajar en 20,3% los homicidios, y situaron (la tasa) en 5,6 cada 100.000 habitantes, contra los 10 que llevamos nosotros", dijo el senador.

El ministro respondió que entre 2015 y 2017 los homicidios se redujeron de 8,5 a 8,1 cada 100.000 habitantes, y luego pasó a detallar la distribución de las causas de los asesinatos, según un informe de la cartera que analizó el primer trimestre de 2018. De allí se desprende que 6 de cada 10 homicidios se deben al "conflicto entre delincuentes", y que esta motivación tuvo un incremento considerable: mientras hace seis años los asesinatos por ajuste de cuentas constituían el 29%, hoy son el 58% del total de homicidios.

Lea también: El amague de Bonomi a la renuncia que paralizó al Parlamento

"Estamos convencidos de que el aumento de la violencia en Uruguay no es producto del fortalecimiento de bandas de delincuentes sino del enfrentamiento entre ellos", reflexionó Bonomi. "Es la debilidad de las bandas y no la fortaleza. El camino es la actitud más quirúrgica de ir adonde están con las fuerzas necesarias para poder hacerlo", insistió.

En la lista de motivos, muy lejos le siguió el que se origina en el conflicto intrafamiliar, que en los últimos seis años disminuyó: en 2012 los homicidios por esta razón fueron el 18%, mientras que en 2017 bajaron a 13%. Sin embargo, al fin del primer trimestre de este año subieron a 16%.

En una proporción menor se ubican los asesinatos cometidos en el transcurso de una rapiña: fueron el 8% del total, una cifra que bajó en los últimos años, según expuso el secretario de Estado. En tanto, los homicidios ocasionados en el marco de "altercados personales no familiares" mantuvieron su proporción en el tiempo, dijo el ministro.

Esclarecimiento

Otras de las críticas de Bordaberry se dirigieron a la disminución del esclarecimiento de los homicidios. Según expuso el senador, mientras hoy se resuelven la mitad de los asesinatos, antes de la gestión de Bonomi la tasa llegó a ser de 80%.

En respuesta, Bonomi dijo que en Uruguay se considera "aclarados" aquellos homicidios que son resueltos por la Justicia, un criterio que no es compartido en todos los países. Algunos estados contabilizan los casos resueltos cuando se sabe quién fue el autor del crimen, aunque no haya sido capturado. Bonomi desestimó entonces que se compare con el exterior si no se tiene en cuenta ese aspecto.

Los asesinatos que tienen más baja resolución son los que se producen en el marco de los enfrentamientos por el narcotráfico; solo 3 de cada 10. Tampoco tienen una alta tasa de esclarecimiento los homicidios que suceden durante rapiñas: 55%. En estas situaciones incide el "pacto de silencio" que reina entre los propios delincuentes, dijo el ministro.

En tanto, son resueltos el 92% de los homicidios que tienen lugar dentro de las familias y el 86% de aquellos que ocurren luego de altercados no domésticos.

Comentarios