Economía y Empresas > Liderazgo

Ser parte del círculo selecto

La coach ejecutiva Belén Settembri habla sobre la necesaria capacidad de generar pertenencia

Tiempo de lectura: -'

16 de septiembre de 2015 a las 17:48

Vivo en Dubai, donde las horas de auto manejando son muchas y las aprovecho escuchando podcasts que me inspiran y me ayudan en mi trabajo. Estos días vengo escuchando a Simon Sinek, autor de varios libros y Ted Talks que recomiendo, y en este momento escucho Leaders Eat Last.
Quiero hablarles de un concepto muy importante en liderazgo; yo diría que uno de los mas importantes, si de rankings se trata. Es el de la Pertenencia. Un líder es quien crea un círculo y ambiente y cultura de seguridad en su empresa. Es quien crea un espacio donde es permitido crecer y también se puede fallar. Es ese sentimiento de pertenecer, de sentirse protegido y valorado.

En el libro, Sinek da muchísimos ejemplos... cuando los espartanos perdían un escudo en las batallas, eran castigados y dejados de lado. Si perdían un arma o el casco no pasaba nada. La importancia del escudo era porque protegían a los que venían atrás y no solo a ellos mismos.
Actualmente, existen ejemplos empresariales como la empresa 3M, poseedora de muchísimas patentes en el campo científico. La base de la empresa es la de una cultura de colaboración.

El inventor del famoso Post it amarillo que no falta en ninguna oficina, tenía designado crear un adhesivo muy potente, por lo que falló rotundamente en el proyecto que le encargaron, creando un adhesivo que pega poco y que es re utilizable. Otro compañero, tratando de marcar libros y siempre perdiendo la marca, ya sea porque se le caía el marcador o doblaba demasiadas hojas... se acordó del invento de su colega... y así, de una cultura empresarial donde no hay que esconder errores y donde existe colaboración, nace un producto y muchos otros mas que les genera muchísimas ganancias a la empresa a nivel mundial.
Es muy común que los líderes tengan un círculo de confianza; lo que no es tan común es que sepan extenderlo a todos sus empleados. Es ahí donde está la invitación a repensar ciertos comportamientos, silos creados, falsas barreras y miedos que son moneda común en las empresas.

¿Con quien me siento más comprometido?
El compromiso y la confianza se ganan con tiempo invertido y dando lo mismo a cambio. Un buen líder sabe crear ese ambiente de círculo de pertenencia. ¿Por qué un círculo? Porque en un círculo no hay nadie delante y no hay nadie detrás..... en el círculo, sentimos que pertenecemos y nos nutrimos de lo mismo.
Lo interesante de esto es pensar en cuál es el riesgo que estamos tomando como líderes cuando creamos esos compartimentos. Que hábitos estoy dispuesto a cambiar y cuales son los pequeños pasos que –una vez que soy consciente– puedo dar para no encerrarme y abrirle las puertas a quienes no sienten que pertenecen.

Si sus empleados se sienten parte, les aseguro que el retorno de sus inversiones va a ser mucho mayor. Pertenecer a una cultura que me integra y que me escucha vale muchísimo más que un bono a fin de año. Las iniciativas deben venir juntas y de la mano. No nos olvidemos que, gracias a Dios, seguimos siendo gente... y es de gente... querer ser parte.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...