Estilo de vida > tendencia de verano

Shorts cortos de moda: los hombres se animan a mostrar más

Después de que en las playas proliferaran durante años las bermudas largas de baño, los shorts cortos se impusieron como tendencia en la moda masculina de verano

Tiempo de lectura: -'

23 de febrero de 2018 a las 05:00

La tela se mojaba enseguida que llegaba el agua. Entrabas al mar y antes de que las olas te llegaran a la rodilla, la bermuda empezaba a pesar. Y pesaba. Pero tenías el short Quicksilver, Mormaii o Reef, y eso significaba que aunque te faltara la tabla, la destreza y la forma física, eras casi un surfista. En la playa pisabas con decisión; sabías que usabas lo que había que usar en ese momento. Y eso estaba bien, muy bien de hecho. Te sentías a la moda.

Pero la moda empezaba a ser un poco incómoda cuando entrabas al agua y la bermuda se te empezaba a enredar en las rodillas. O cuando querías jugar al fútbol en la arena, ese picadito que esperabas todo el año, y tenías que calibrar de manera milimétrica la apertura de piernas a la hora patear la pelota para evitar que se te rajara el pantalón y tus partes nobles quedaran indefensas. Seguro que alguna vez te pasó, que alguna tarde de playa tuviste que correr por la arena en busca de un repuesto para tapar la vergüenza.

La bermuda de baño tenía sus adeptos, pero también detractores. Los más veteranos, por ejemplo, habían vivido épocas donde la tela era menor y la movilidad mayor. Pero ese tipo de prenda tampoco remitía solo a la playa y se podía encontrar en otros lugares.

Un ejemplo era el deporte –sobre todo el fútbol y el básquetbol– donde los cortos bien cortos eran la norma. Cualquier futbolero recordará fácilmente el gol de Maradona a los ingleses. Pero también recordará que el Diego corrió en unos pantalones negros cortísimos mientras llevaba atada la pelota al pie, pintaba esa obra de arte y tiraba troncos angloparlantes.

Por nostalgia, estilo o comodidad, un día los trajes de baño cortos volvieron a ser tendencia. Un día, quienes rechazaban las bermudas y abogaban por algo que permitiera bañarse en el mar sin miedo a perder la ropa o que no impidiera despegar el talento deportivo se encontraron con que la moda dictaba otra cosa.

Ahora, la información que viene del norte (donde se toman estas grandes decisiones que después se reproducen en el mundo occidental) decía que había que volver a mostrar las piernas. Que lo que se tenía que usar era el short por arriba de la rodilla. Con el prejuicio innato del varón, el short corto –cortísimo a veces– demoró en imponerse en el vestuario masculino uruguayo, pero con el verano 2018 en sus últimos estertores, el veredicto es casi inobjetable: hoy, en la playa se usan los cortos. Y cuanto más corto, mejor.

23te17 2col.jpg

undefined



Entre Italia y el deporte

Es el verano de 1983 y en el norte de Italia Elio Pearlman pasa sus vacaciones leyendo, tocando el piano y escuchando música. También, pasa el verano en shorts muy cortos. Amarillos, azules, rojos, con rayas al costado o lisos, pero siempre cortos. Elio es uno de los personajes principales de Llámame por tu nombre, una de las candidatas al Oscar 2018 y si bien no tiene mucho que ver con esta nota, su forma de vestir sí. Desde Italia y los años 80 es de donde provienen algunas de las tendencias que hoy, en la segunda década del siglo XXI, se popularizaron en las playas uruguayas.

"En un momento se puso de moda la moda surfer y la cuestión pasaba por imitar eso. El short más clásico se dejó un poco de lado y quedó relegado a ser la prenda que usaba tu papá y tu abuelo. Pero en realidad, el short que hoy vemos en la playa, ese que es mucho más corto, llega directo de la moda de los 80", explicó Lucía Saúl, responsable de Polonio, una marca que vende este tipo de ropa para Uruguay y el exterior. "Es algo bien italiano, y con la influencia que tiene ese país sobre nosotros es lógico que suceda", agregó. Polonio está establecida en el país desde hace algunos años y hoy se encuentra en Puerto Rico, Estados Unidos, Dubai y Egipto.

23te17 llamame por tu nombre 2col.jpg

Elio, de Llámame por tu nombre, es un ejemplo de la moda que volvió

Elio, de Llámame por tu nombre, es un ejemplo de la moda que volvió

Desde el punto de vista de la manufacturación, la inspiración de estos shorts también bebe de las aguas del deporte, específicamente del rugby. Por el roce continuo y la necesidad de tener las piernas lo más despejadas posible para correr, tirarse y tacklear, en este deporte los pantalones siempre fueron cortos y muy resistentes. De allí tomó la inspiración, por ejemplo, Flavio Giusti, creador de la marca uruguaya Molto Giusti, que propone diferentes estilos de ropa interior y trajes de baño masculinos.

"Estos cortos volvieron directo desde los 80. Al mismo tiempo, el estilo viene en parte del rugby. En Molto Giusti hicimos esa fusión y entendimos que el estilo actual iba por ahí", dijo, por su parte, Giusti.

Ambos diseñadores destacaron que para que el corto se impusiera sobre la bermuda debieron pasar años, y sobre todo, las marcas debieron comenzar a luchar contra un enemigo mucho más combativo que la moda surfer: el prejuicio.

23te16 economía 1col.jpg

undefined


Mostrar más

Hay algo claro y es que por más que los shorts de baño se acorten cada vez más, la sunga nunca estará de moda en Uruguay. Lo saben los diseñadores y también las tiendas. Sin embargo, los prejuicios que impiden que esa prenda tenga vía libre en las playas locales sí fueron cediendo ante la posibilidad de que los hombres muestren cada vez más piel en la arena.

"El hombre se está animando a mostrar más las piernas. Antes, cuando se bronceaba, era de la rodilla para abajo. Ahora hay una sensación de libertad mucho mayor", aseguró Giusti. Su marca es de las pocas que diseña sungas en Uruguay y según explica, es muy raro que un uruguayo compre una para vacacionar en el país. En cambio, cuando el destino es el exterior, la cosa cambia. En esas instancias, la sunga aparece como la principal adquisición. Según él, en esos casos las personas se liberan.

"La situación heteronormativa que tenemos impone esos prejuicios sobre este tipo de prendas. Cultural y socialmente, está mal visto que el hombre use sunga acá. Nuestra cultura hace que esté mal que el hombre exhiba las nalgas. Por ejemplo, la tangaless (una prenda mucho más reveladora, como su nombre lo indica) jamás va a llegar acá. Y en el mundo se usa mucho".

Sin embargo, la psique colectiva sí cambió lo suficiente como para aceptar el regreso de la moda "ochentosa" en las prendas de baño. Según Pablo Giménez, director de la escuela de Diseño y Comunicación que lleva su nombre, hoy los hombres se preocupan más por el cuidado personal, algo que lleva a que la exposición de sus cuerpos sea mayor. Incluso, que la intención sea, deliberadamente, mostrarlo en su mejor forma.

23te17 short 2col.jpg

undefined


"El hombre tiene otra voz a la hora de vestirse. Influye muchísimo el cuidado físico, eso es notorio. Hoy hay un culto a la imagen muy fuerte. Los varones ahora no quieren esconder nada", dijo Giménez.
En ese sentido, la cultura del no género o la ambigüedad a la hora de vestirse son impulsores que, según el diseñador, colaboran para que hoy la moda masculina veraniega enarbole el short corto como bandera. "La convivencia, la expresión y aceptar los cuerpos que tenemos es lo que llevó a que se vean estos tipo de trajes de baño en Uruguay".

Según Giménez, que los shorts cortos se impongan será, además, una tendencia que se prolongará varios años. La moda masculina funciona de manera diferente a la femenina, sus ciclos son más longevos y las tendencias demoran más en irse, por lo que es difícil que la bermuda vuelva a predominar en las playas locales. De todas formas, nadie espera que se vayan del todo. A fin de cuentas, cada uno usa lo que quiere y todos los que se dedican al rubro del diseño lo tienen claro. Las bermudas, en menor medida, seguirán conviviendo con los shorts cortos; los avistamientos de sungas en playas uruguayas seguirá siendo mínimos y todos seguirán disfrutando del verano se rompa el pantalón jugando al fútbol o no.

Nuevas tecnologías

Además de marcar que la longitud de los trajes de baño masculinos es cada vez menor, la tendencia establece que su manufactura se cruza cada vez más con las nuevas tecnologías. Desde hace un tiempo los diseñadores prueban diferentes tipos de telas con propiedades especiales (repelentes al agua, flexibles ante el movimiento intenso) que permitan que la experiencia no sea meramente estética.

23te17 tecnología 2col.jpg

undefined


"Este año lanzamos un short nuevo que le llamamos 'híbrido'. Se pueden comparar a los shorts deportivos que se usan para correr o jugar al fútbol, pero son también ideales para el baño. La tela, por ejemplo, tiene un tratamiento repelente al agua", explicó Lucía Saúl de Polonio. Según ella, a pesar de que son prendas más caras, este tipo se vendió incluso más que el short más clásico.

Algunos datos cortos

Economía. Que la tendencia marque los shorts de baño sean cada vez más cortos es también más barato para las marcas. Menor cantidad tela utilizada, menor el costo de producción.

23te16 flexibilidad 1col.jpg

undefined


Una barrera. El consumidor uruguayo aún no ha incorporado el uso de sungas y por eso es muy raro verlas. De todos modos, hay marcas que las diseñan en el país.

Flexibilidad. Una de las principales ventajas para el consumidor es la flexibilidad que permiten los cortos. Ya no hay que jugar al fútbol en la playa con miedo a rajar el short.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...