Agro > IMPORTACIÓN DE GENÉTICA

Siete carneros neozelandeses llegaron para potenciar la genética nacional

Catorce cabañas uruguayas importaron reproductores de cuatro razas ovinas 

La presentación de los reproductores importados se realizó en la Rural del Prado.

Tiempo de lectura: -'

16 de enero de 2020 a las 21:39

Fruto del esfuerzo conjunto de 14 cabañas uruguayas, el país recibió siete reproductores ovinos –tres Corriedale, dos Hampshire Down, un Southdown y un Border Leicester–, provenientes de Nueva Zelanda, que permitirán seguir mejorando la genética de la majada nacional.

Los animales arribaron a Uruguay después de 60 días en cuarentena –entre el tiempo requerido en Nueva Zelanda y lo correspondiente a Uruguay– y de 18 horas de vuelo, con una escala en Santiago de Chile.

La asistencia de Arthur Blakely fue fundamental para este envío. Blakely es un neozelandés que se ocupó de elegir a los animales. Buscó ejemplares que cumplieran con los requisitos de los criadores uruguayos, quienes le dieron el visto bueno a través de la información obtenida, por ejemplo las imágenes de los ejemplares.

“Importar ovinos no es fácil, sobre todo por los costos”, expresó a El Observador Jorge Rodríguez, director de la cabaña La Estela y coordinador de este envío. Hizo referencia a que los animales puestos en Uruguay “cuestan el doble” de lo que salen en el exterior. “Si el animal sale $ 100, a Uruguay le sale $ 200”, aseguró. Las cabañas invirtieron US$ 56.000, cuando el valor de los carneros fue US$ 25.500 aproximadamente; solamente el flete demandó US$ 16.000.
Desde su punto de vista, fue “una buena importación”.

 

US$ 56.000 fue la inversión de las cabañas, lo que incluye el precio de los animales y costos como flete, cuarentena y otros.

 

Con base en su experiencia, Rodríguez indicó que en este tipo de negocios siempre hay que contemplar situaciones y arreglarlas de acuerdo a las posibilidades.

“Los criadores buscamos la mejora del rubro. Creo que es constructivo que los cabañeros nos unamos para hacer una importación en conjunto. Es fundamental para seguir avanzando. Es muy importante y coherente creer en la producción”, afirmó.

En ese sentido, explicó que si bien Uruguay tiene la vara alta en lo que refiere a la genética ovina, estos siete reproductores “van a aportar lo suyo”.

“Los exponentes de cada raza son realmente buenos. Considero que van a hacer una buena mejora en el rodeo nacional”, reflexionó el criador.

Para futuras importaciones, opinó que sería necesario bajar los costos, porque “es increíble” que los animales cuesten menos o lo mismo que los gastos. “Así, cualquier posible negocio se frustra. En este caso, apostamos y nos arriesgamos. Ahora hay que esperar que produzcan bien”, afirmó.

 

 
Corriedale

Fueron nueve las cabañas que importaron tres reproductores Corriedale: Rancho Blanco, de Marcelo Boero; Monzón Chico, de Sáenz Gallinal; La Estela, de Rodríguez Britos; Piedra Mora, de Guillermina Algorta; Cuñatai Pora, de Caorsi; El Aguará, de Capurro; Don Alfredo, de Tedesco; El Puesto, de Irazabal; y Santa Luisa, de Méndez.

Jorge Rodríguez, de La Estela, hizo referencia a que estos tres animales son “bien representativos de la raza” o al menos de lo que estas nueve cabañas buscan en ella: lanas medianamente finas, de 26 o 27 micras, y con una res carnicera importante. También destacó los aplomos, la pureza racial y el tamaño de los animales. 

“Los criadores hicimos lo que tenemos que hacer o lo que  tendríamos que hacer: trabajar asociados por el bien del país. Estos tres carneros son fieles representantes de una producción ovina que llegue a dar rentabilidad a este querido Uruguay”, señaló.

 

 

Santiago Sáenz, de la cabaña Monzón Chico, comentó que esta importación es “otro aporte” para la la raza. Respecto a Lenobis 417 (un Corriedale adulto), destacó que es un carnero importante, con líneas de tronco “muy interesantes”, largo, carnicero, destapado y fino. “Esto es un grano más de arena que estas cabañas aportan a la genética nacional”, señaló.

Por su parte, Rodrigo Granja, presidente de la Sociedad de Criadores de Corriedale del Uruguay (SCCU), expresó que siempre es importante que llegue genética de otros países. “En el fondo Uruguay es eso: una gran mezcla de genética”, señaló.

 

El costo directo de los animales es la mitad del total de la inversión 

 

Uruguay, específicamente en esta raza, ha recibido carneros “muy importantes” que han aportado mucho a la genética local. Un ejemplo de ello fue el histórico Quamby Plains, un carnero que “marcó una época en el país”. También, entre otros, Clifton 728 “dejó su huella”.

“Hoy con una evaluación global muy importante, con mucho dato de las cabañas nuestras, esto es lo que llamamos una aventura genética. Y, de vez en cuando, esas aventuras dejan algo importante al país”, señaló.

Desde su punto de vista, lo positivo es que “en Uruguay la genética se dispersa rápidamente”, dado que después de que las cabañas importadoras lo utilicen y evalúen los resultados de sus hijos, el resto de los criadores observarán el aporte genético e “inmediatamente después” comenzarán a utilizar a los hijos de esos carneros.

 

 
Hampshire Down

La Estela –de Rodríguez Britos– y Las Brujas –de Jorge Holtz– fueron responsables de la importación de los dos reproductores Hampshire Down. 
Rodríguez indicó que se trata de una raza netamente carnicera, que también produce corderos precoces. Hizo referencia a que es “una buena alternativa” para hacer cruzas terminales con las ovejas más viejas, dado que se obtendrá un cordero “muy importante” y con “mucha calidad” de carne.  Si bien no hay alternativa con la lana, opinó que los dos esqueletos importados son “los fieles representantes de la raza” y van hacer “una mejora importante en el rodeo Hampshire”, porque son de pedigrí.

Border Leicester

Juan Martín Olivera, de Santa Teresita del Ceibal; Rafael Castiglioni, de Cañadón de La Palma; y Federico Larrosa, de San Carlos, importaron un reproductor Border Leicester.

Larrosa sostuvo que es una raza maternal, rústica y “gran señaladora” de corderos. Esa es su principal característica y lo que fueron a buscar a Nueva Zelanda los socios. El reproductor proviene de West Mere, una estancia neozelandesa que produce con un alto nivel de señalada.

“El ejemplar, que no lo elegimos puntualmente nosotros, sino que Arthur Blakely nos dio una mano grande con la importación, cumple con todas las condiciones que le pedimos: una pureza racial imponente y un vellón característico de la raza, grueso pero con mucha lana y  con un tiro de mecha perfecto, muy largo. La cabeza es bien arqueada. Son todas las características que buscamos para darle pureza a nuestros planteles que están arrancando en Uruguay”, dijo.

 

 
Southdown

Finalmente, La Lucila, de la familia Castells, trajo un Southdown. Daniel Castells hizo referencia a que se buscó un animal de “la línea antigua”, es decir, un producto “no demasiado grande”, con buenos cuartos y buen lomo. También se fijaron en que sea “típico” de la raza, dado que uno de sus objetivos es “el manteamiento de la pureza racial”.

“Lo primero que dijo Horacito (Horacio Castells, otro integrante de la cabaña), quien lo iba a cuidar y es el dueño del carnero, fue que le gustó, pero me dijo que lo iba a poner al lado del borrego que vino al Prado. Hay que tener un poquito de amor propio, porque la primera competencia es la interna”, contó entre risas Castells.

El criador informó que se trata de una raza inglesa muy antigua –y de las más añejas en Uruguay–, cuyo objetivo es “la producción de corderos bien precoces”. 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...