Nacional > elecciones departamentales

Silencio y garúa: la noche de la derrota de Daniel Martínez

Tras conocer los resultados saludó a los militantes con la intendenta electa y Villar, y se retiró afirmando: "Hay orden de no aflojar"

Tiempo de lectura: -'

28 de septiembre de 2020 a las 05:01

Afuera del comando de Daniel Martínez de la calle Soriano, detrás de la sede que supo encabezar, cae la garúa y está fresco. Adentro también. A las 20:30 horas se conocen las primeras proyecciones de voto. Aunque con resultados distintos, tanto Cifra como La Diaria hacen sus proyecciones y no dejan lugar a dudas: el exintendente no volverá al sillón comunal el 26 de noviembre.

Pero no solo eso. Los resultados lo ubican en tercer lugar con entre 11% y 13%. En una sala de acceso restringido a la prensa, quien fuera aspirante a la Presidencia en 2019, dirigentes de su confianza y sus suplentes –Pablo Ferreri, Laura Tabárez y Analice Berón– miran TV Ciudad que transmite las proyecciones de La Diaria.

Reina el silencio. Los primeros sonidos surgen media hora después, antes de que el exintendente se dirija, junto a su esposa Laura Motta, rumbo a la Huella de Seregni, a unas cinco cuadras de distancia. El candidato camina repitiendo a cada consulta de la prensa y a cada saludo de los militantes: "Vamo' arriba" y "Viva el Frente Amplio". Martínez saldrá del comando ovacionado por sus allegados, que corean con aplausos: "Pelado, Pelado".

Su jornada había arrancado a media mañana, con una visita a la familia del difunto dirigente socialista, Guillermo Chifflet. A lo largo del día tendría encuentros con los candidatos frenteamplistas en las alcaldías a los que él había manifestado su apoyo. Comenzó con Ivonne Passada, aspirante única por el municipio CH, que desde 2015 gobierna la oposición departamental, con la gestión del nacionalista Andrés Abt. Horas más tarde se encontraría con Diana Spatakis, la otra candidata frentista por una alcaldía retenida por la Concertación, en este caso, la del Municipio E, a cargo de Agustín Lescano.

Por la tarde cruzaría Montevideo para visitar primero a Nicolás Acuña, aspirante a la alcaldía por el Municipio F, cerca del barrio Bella Italia; y más tarde se encontraría con Jorge Meroni, candidato por el municipio A, en un comité de base del MPP, junto a la Terminal del Cerro.

Antes había visitado al exministro y vicepresidente Danilo Astori, en su casa del barrio Malvín. Tras celebrar el estado de salud del dirigente frentista, Martínez saludó a una vecina que llevó en su auto a su madre de 86 años para conocerlo. Los dos, vecina y exintendente, derramaron alguna lágrima tras darse un abrazo.

Como de costumbre, el "Pelado" dedicó buena parte de su jornada a estar con su familia. Primero votó junto a su esposa Laura Motta –como lo hace siempre– en la escuela 206 de Pocitos, donde tuvo que hacer más de media hora de fila bajo la llovizna y pidiendo a la prensa que "dejen pasar" a los votantes. "Parece una fiesta esto", dijo una mujer ante la aglomeración de ciudadanos y periodistas. Luego compartió el almuerzo con su familia en su casa del Buceo. El menú fue un "buen" guiso de lentejas.

Allegados al candidato habían mostrado optimismo a lo largo del día. Los dirigentes consultados señalaron a El Observador que Martínez se hace fuerte en la periferia de la capital, en especial en la zona oeste de Montevideo. "Yo hace 20 años que estoy yendo a esos barrios, entonces: ¡si hay amistad!", dijo el exintendente este domingo. "La política no me sirve si no la disfruto", comentó.

En 2015 el "Pelado" recogió unos 270 mil votos para hacerse del sillón comunal. Con un 30% de las adhesiones, venció a la interna a Lucía Topolansky con una diferencia de 14 puntos porcentuales. Una gestión al frente de Montevideo de cuatro años con una aprobación oscilante entre un 50% y 60% –de acuerdo a distintos relevamientos– lo convirtió en aspirante al gobierno nacional. A fines de junio de 2019, Martínez se hizo de la interna del Frente Amplio con un 42% de los votos. A 17 puntos porcentuales de distancia, lo siguió Carolina Cosse.

Este domingo, la ingeniera fue la triunfadora, y Martínez quedó tercero, a siete puntos porcentuales de distancia, según las proyecciones de este domingo.

Cerca de las 10 de la noche del domingo 27, Martínez aparece en el balcón de la Huella de Seregni junto a la intendenta electa y a Álvaro Villar. Al cabo de una media hora, el ingeniero se retira de la sede frentista. "¡Vamo arriba! ¡Vamo arriba!", exclama ante saludos y consultas por igual. Tras despedirse de un militante con un abrazo, le dirá resignado: "¿Qué le vamo' a hacer? Hay orden de no aflojar".

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...