19 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
7 de noviembre 2022 - 5:00hs

El sindicato de Pilsen rechaza la medida por los efectos negativos que se considera tiene sobre la producción nacional y el empleo. La semana pasada, en una reunión entre FNC y el sindicato, se resolvió que la elaboración nacional de cerveza Norteña en lata continuará hasta agotar la materia prima que está en Minas.

Asimismo, el sindicato presentó un conjunto de propuestas que tienen por objetivo mantener las fuentes de trabajo de unas 20 personas que se desempeñan en la línea de producción. La empresa comenzará a responder esas propuestas en el transcurso de esta semana.

Más noticias

Si bien en el centro de distribución de FNC ya hay stock de cerveza Norteña en lata elaborada en argentina, el sindicato decidió que no se cargará esa mercadería a los camiones para su distribución mientras continué el proceso de negociación bipartita, informó a El Observador el presidente de la FOEB, Fernando Ferreira. La bebida de esa marca que hoy está a la venta en los comercios es de fabricación local.

Para el caso de las latas de cerveza Pilsen, hay una parte de lo que se comercializa en el mercado local que ya se importa desde hace varios años. Ahora se pasará a importar en su totalidad.

El sindicato también se reunió con el subsecretario de Trabajo, Mario Arizti, para exponer su preocupación sobre el tema. La importación de las latas desde Argentina sustituye un año de producción nacional, explicaron. Además, hubo reuniones con el intendente de Lavalleja, Herman Vergara, y los diputados departamentales.

Los motivos de la empresa

Entre los motivos manejados por FNC para importar está la diferencia de costos que tiene producir en Uruguay respecto a la región. Eso “ha ido en constante aumento”, al punto que hoy cuesta dos veces y media más elaborar un litro de cerveza en Uruguay que en Argentina o Brasil, habían señalado desde la empresa a El Observador.

Además, explicaron que esta situación ha resultado en un fuerte aumento de la presencia de cervezas importadas de bajo precio en el mercado uruguayo, que “llegan al consumidor un 30% más baratas que las cervezas retornables de industria nacional”.

Asimismo, la empresa advirtió que a ello “se suma un efecto negativo” generado por el precio ficto sobre el que se paga Imesi, que está “muy por encima” del precio de venta real de las cervezas nacionales. “Si bien la tasa es del 22%, las cervezas nacionales cuyo precio está por debajo del ficto están pagando un 33% de tasa efectiva”, indicaron. 

En cuanto al impacto que la decisión puede tener en el empleo, desde FNC se indicó días atrás que se está entrando en temporada alta y durante este período “se estarán asignando otras tareas a los colaboradores”. “Luego del verano, en función de la demanda y los volúmenes de producción, evaluaremos la situación”, precisaron. 

El sindicato de Pilsen  —integra la Federación de Obreros y Empleados de la Bebida (FOEB)— se declaró en estado de alerta, y facultó a su mesa directiva nacional a tomar las decisiones que considere pertinentes para “defender los puestos de trabajo y la industria nacional”. La negociación ocurre en las puertas de una nueva zafra para el sector de la bebida.

Temas:

Cerveza norteña FNC Cerveza

Seguí leyendo

Te Puede Interesar