Cargando...
La Universidad de California presenta el tema como el balance entre el medioambiente, la igualdad y la economía

Opinión > Tribuna

Sostenibilidad: De los compromisos a la aplicación

Los esfuerzos realizados por Uruguay son valiosos y reconocidos a nivel internacional, sin embargo la sociedad local quizás no es aun tan consciente de la temática que se aborda y sus múltiples consecuencias. Por ejemplo, Uruguay tiene sobre la mesa dos planteos de enorme importancia social como son la reforma jubilatoria y de la educación.

Tiempo de lectura: -'

10 de noviembre de 2022 a las 05:01

Por Margarita Roldós

El tema de la sostenibilidad comienza a instalarse con mayor énfasis en diversos ámbitos, aunque todavía reducidos, de nuestra sociedad. ¿Porqué esta preocupación que va en aumento en el mundo, no se concreta a la velocidad requerida?

En forma indiscutida el Reporte Brundtland[1] establece que “El desarrollo sostenible es aquel desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades”. La Universidad de California, por su parte, presenta el tema como el balance entre el medioambiente, la igualdad y la economía.

Sostenibilidad implica mantener un equilibrio entre el consumo y la tasa de reemplazo de los recursos económicos. La preocupación global al día de hoy es el claro desequilibrio entre ambas variables, que entre otros se manifiesta en fenómenos climáticos anómalos y extremos, con repercusiones más graves en las poblaciones menos favorecidas.

Es claro que la actividad del hombre sobre el planeta está alcanzando límites intolerables[2]. La crítica a la ausencia de estos límites en el modelo neoclásico comienza a generar adeptos, incluso sosteniendo que el proceso de intermediación financiera que ignore estos límites fallaría en su rol de proveer a la sociedad de signos precisos de escasez o abundancia, lo que constituiría una falla brutal en una de sus funciones claves.

Sostenibilidad supone identificar fuentes repetibles de rendimiento derivadas de una concepción holística de capital que incluye el producido, humano, y natural. Estos últimos se integran al análisis económico y financiero e implican una reducción de riesgos y una visión de largo plazo, presentando una conexión entre generaciones actuales y futuras.

Los Principios de Inversión Responsable (PRI)[3], sostienen que “un sistema financiero global, económicamente eficiente y sostenible requiere creación de valor a largo plazo”, integrando las consideraciones ESG[4] en la toma de decisiones financieras. El concepto de sostenibilidad aparece como una oportunidad y una necesidad para la creación de valor de largo plazo, y el cumplimiento del deber fiduciario de estas instituciones.

Esta integración resulta beneficiosa para stakeholders con los más diversos objetivos. Contempla a los propios inversores que buscan rendimientos ajustados a riesgo de largo plazo, e incluye un vasto grupo de interesados que procuran asegurarse que los objetivos de las finanzas se alinean con amplios intereses de la sociedad.

En paralelo con las iniciativas privadas, la ONU formula los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)[5] a alcanzar hacia el 2030, que abarcan una amplia gama de categorías de desempeño, y alientan a gobiernos, actores privados y a la sociedad toda, a esforzarse en lograr crecimiento económico que balancee el desarrollo social y económico con la sostenibilidad medioambiental.

La crisis financiera internacional de 2007/08, replantea esfuerzos en usar e influenciar el sistema financiero para movilizar el capital hacia el logro de un desarrollo sostenible.

El sistema financiero adquiere importancia fundamental en el cumplimiento de sus funciones de asignación de recursos, distribución de riesgos y revelación de información. El incumplimiento eficiente de estos roles determina menor crecimiento, innovación y bienestar económico. Al introducir la sostenibilidad como prioridad global esta importancia se revaloriza, por lo que resulta fundamental preguntarnos en que etapa estamos, y la necesidad de grandes esfuerzos en lograr mayor impacto social y ambiental.

Uruguay ha empezado a incorporar este tema en los últimos dos años. Formular políticas públicas, impulsar el sistema financiero e introducir cambios a nivel del empresariado no es fácil. Requiere que la sociedad se apropie del tema, lo que por cierto no ocurre de un día para otro, pero puede ser impulsado desde las generaciones más jóvenes a través de la capacitación, la generación de datos, el apoyo al sector privado en la generación de nuevos modelos de negocios de impacto, la divulgación de vehículos financieros que se adapten a las características de estos negocios y un fuerte impulso a la transformación de nuestro sistema financiero.

Los esfuerzos realizados por Uruguay son valiosos y reconocidos a nivel internacional, sin embargo la sociedad local quizás no es aun tan consciente de la temática que se aborda y sus múltiples consecuencias. Por ejemplo, Uruguay tiene sobre la mesa dos planteos de enorme importancia social como son la reforma jubilatoria y de la educación. No se ha oído la preocupación respecto a la recapacitación de los recursos humanos para llevar adelante emprendimientos en los que Uruguay tiene formidables ventajas, como la generación de hidrógeno verde. Sería por ejemplo, una oportunidad para el país ofrecer nuevas capacitaciones y experiencias a las generaciones jóvenes, creando mejores posibilidades de trabajo futuro y de esta forma contribuyendo a difundir y avanzar más rápidamente en la sostenibilidad en Uruguay.

 

[1] Brundtland, G. H. (1987). Brundtland report. Our common future. Comissão Mundial4(1), 17-25.

[2] Rockström, J., W. Steffen, K. Noone, Å. Persson, F. S. Chapin, III, E. Lambin, T. M. Lenton, M. Scheffer, C. Folke, H. Schellnhuber, B. Nykvist, C. A. De Wit, T. Hughes, S. van der Leeuw, H. Rodhe, S. Sörlin, P. K. Snyder, R. Costanza, U. Svedin, M. Falkenmark, L. Karlberg, R. W. Corell, V. J. Fabry, J. Hansen, B. Walker, D. Liverman, K. Richardson, P. Crutzen, and J. Foley. 2009. Planetary boundaries:exploring the safe operating space for humanity. Ecology and Society 14(2): 32. [online] URL: http://www.ecologyandsociety.org/vol14/iss2/art32/

[3] Principios para la Inversión Responsable. (2005). Sitio web: https://www.unpri.org/ 

[4] Environmental, Social, Governance

[5] SDGs por sus siglas en inglés

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...